Nacional

Pablo Iglesias a Juncker: “Venga usted vestido de mujer, es lo más radical que podrá hacer”

El líder de Podemos ironiza en la Eurocámara por un comentario del nuevo presidente de la Comisión en la sesión de investidura del ejecutivo comunitario. El luxemburgués aseguró no poder “cambiar de sexo a corto plazo” ante la ausencia de mujeres. 

Pablo Igleasias en una sesión plenaria en el parlamento europeo.
Pablo Igleasias en una sesión plenaria en el parlamento europeo. Efe

La inyección de heterogeneidad que ha ganado el Parlamento Europeo con la entrada de actores más izquierdistas, euroescépticos, radicales o dirigentes directamente fachas puede que amenace la estabilidad de la Cámara, reunida este miércoles en sesión plenaria en Estrasburgo para investir a la nueva Comisión Juncker I; pero la inyección también dota al PE de más interés, a la luz de los ardorosos debates que últimamente tienen lugar.

Uno de los actores que innegablemente amenizan la hasta ahora aburridísima vida comunitaria es Pablo Iglesias. Populista para la gran coalición de socialistas y conservadores, el líder de Podemos, actor emergente en España, despertó la atención del siempre serio Jean-Claude Juncker. El demo-cristiano había calificado de “patética” la incapaz de los Estados Miembros por enviar a más de nueve mujeres (de un equipo de 28) a formar parte de su equipo de comisarios, y entonces señaló para desconcierto de todos: “Estoy un poco avergonzado de que Luxemburgo -su país- no nombrase una mujer. Pero en el corto plazo no me veo capaz de cambiar de sexo”.

El comentario arrancó cierto revuelo en el Pleno, hasta entonces inmerso en otros debates como el crecimiento, el paro, la democracia o los 300.000 millones de euros de inversión en infraestructuras que ha prometido el luxemburgués. Y al poco llegó el turno de Iglesias. “Podría usted aprender de los desafortunados comentarios que en España realizó sobre el género un miembro de su equipo”, espetó el de Podemos a Juncker con relación a Cañete. “Se nota que no ha leído usted a Simone de Beauvoir o a Judith Butler sobre la cuestión de género, una cuestión de performatividad”.

“Sin embargo, le propongo a usted, señor Juncker, y también al señor Schulz un reto: vengan a la próxima sesión vestidos de mujer. Es lo más radical que podrá hacer esta legislatura”, indicó Iglesias entroncando la crítica de género con su discurso político. El sustituto de José Manuel Durao Barroso arqueó los ojos con el comentario del profesor de Políticas, cuya formación este fin de semana celebró su asamblea fundacional.

Antes, al terminar Juncker su discurso, el polémico eurófobo inglés Nigel Farage soltó Rubbish!, exabrupto a caballo entre “basura” y “mentira”. Imperturbable y haciendo gala de ironía, Juncker se giró y le dirigió un: “Ah, ¿pero todavía usted sigue ahí?”, que motivó aplausos por parte de los eurodiputados. En cuanto a los portavoces españoles, Iratxe García (PSOE) se mostró más beligerante que sus colegas de la bancada socialista europea y González Pons (PP) abrazó a la nueva Comisión, criticando “a los que siempre estarán en contra de las ideas europeas”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba