La salida de De Guindos rumbo al Eurogrupo no altera los planes de Moncloa

Rajoy persiste en su idea de no remodelar su Gobierno antes de las generales

Mariano Rajoy no se plantea mover una pieza de su equipo de Gobierno. La salida de De Guindos a la presidencia del Eurogrupo, bendecida por Merkel, no implicará remodelación alguna en el Ejecutivo.

Wert, Morenés y Gallardón en el Congreso
Wert, Morenés y Gallardón en el Congreso EFE

Mariano Rajoy entra en el nuevo curso con la moral muy alta. La caminata jacobea con Angela Merkel ha resultado un rotundo éxito. Francia está sumida en una crisis de dimensiones impredecibles. Italia no acierta con la fórmula para escapar del marasmo socioeconómico. España aparece ahora como el socio más fiel y estrecho de Alemania, el país que sigue ejerciendo como motor de una Europa afectada de una particular artrosis.

Las conversaciones con la canciller alemana y su equipo funcionaron muy bien, comentan fuentes de Moncloa. Merkel se mostró particularmente sensible a los esfuerzos realizados por el Gobierno español en los últimos años. De ahí su respaldo sin condiciones ni matices a la candidatura de De Guindos como presidente del Eurogrupo. Y también sus promesas en privado de respaldar la semana próxima a Arias Cañete para una comisaría europea. Un asunto ríspido, aunque Junkers ya ha dado también su beneplácito. El principal problema estriba en que los socialistas españoles mantienen su agitación en Bruselas contra el exministro de Agricultura, a cuenta de aquella metedura de pata tan estrambótica durante la campaña electoral.

Nombre de mujer

No ha pensado Rajoy en una alternativa con nombre de mujer. Junker sugirió en su día que sería bueno que hubiera más presencia femenina en la Comisión. Esta mención ha sido tomada como un mandato por parte de Pedro Sánchez para reclamarle a Pujol que proponga a Bruselas un nombre de mujer. Asunto que no entra en los planes del presidente del Gobierno aunque hay ya quien da por hecho que será finalmente Pilar del Castillo, exministra de Educación y número dos del PP en el Parlamento Europeo, quien asuma ese puesto en el caso de que Cañete no consiga su objetivo.

Mucho más clara es la voluntad de Mariano Rajoy de no abordar la modificación de su equipo de Gobierno. Lo ha mencionado públicamente, y con insistencia, en cuantas oportunidades ha sido necesario. De nuevo estos días, al ponerse en danza el nombre de De Guindos, algunas versiones han rescatado el manoseado rumor. En Moncloa dan por hecho que Rajoy piensa terminar la legislatura sin mover ni una pieza más en su equipo de Gobierno. De Guindos puede asumir el Eurogrupo el verano próximo sin dejar la cartera de Economía, una circunstancia que frustraría los planes de algunos de los hombres más próximos la vicepresidenta Sáenz de Santamaría.

Candidatos y listas

El presidente del Gobierno ha rumiado este verano, en sus retiros de Galicia y Andalucía, los nombres y las listas para las elecciones municipales y autonómicas. No hay prisas. No parece que se trate de un asunto a despejar con celeridad. En el entorno presidencial dan por hecho que hasta navidades no habrá ninguna novedad en este asunto. En Madrid y Valencia hay muchos nervios entre los aspirantes. Pero de momento la prioridad de Rajoy es sacar adelante la negociación sobre un posible cambio en la designación de alcaldes para que pueda gobernar la lista más votada.

Y no hay más. Ni cambios en el Gobierno ni movimiento de fichas. Rajoy y su entorno están felices con las conclusiones de la excursión compostelana de Angela Merkel. "Al fin y al cabo, es la canciller alemana y no el presidente de la Comisión quien tiene la sartén por el mango en Europa", comentaba ayer un miembro del equipo de Moncloa. Quien manda, manda. Y la tarta de Santiago logra efectos balsámicos y casi milagrosos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba