Frank Cuesta se ha visto envuelto en un conflicto con los vecinos de su casa. El expresentador del programa de animales Frank de la Jungla vive en Bangkok, donde está construyendo un refugio para los seres no humanos que tanto ama y con los que convive.

Uno de estos animales, una cacatúa, ha tenido un accidente al quedarse atrapada en la red de los vecinos. El herpetólogo cree que estos humanos pusieron dicha red para "coger pájaros", con la mala suerte de que Kaka, como se llama el ave, se quedó atrapado ahí.

Al día siguiente, Frank Cuesta se encontró a Kaka atrapada: "Tenía una pata muy mal, ella misma había intentado cortársela y esta deshecha por completo y tuve que tomar la decisión rápida de dormirla y amputarle la pata. Espero que sobreviva, porque los animales se estresan mucho y mueren", ha dicho en su canal de YouTube, mostrando al pobre animal.

Frank Cuesta, denunciado por agredir a sus vecinos y mandarlos al hospital

Tras operar a Kaka, Frank Cuesta fue a pedir explicaciones a sus vecinos. No lo dice claramente, pero da a entender que les dio una buena tunda. "Ahora tengo denuncia por agresión. No me arrepiento de nada", ha confesado.

El animalista no cree que tenga que pagar nada de la denuncia, ya que, según ha dicho, tiene grabados a esos vecinos mientras confiesan que han disparado a su pavo para matarle y que han matado a más animales suyos con veneno. El 'youtuber' ha dicho también que los vecinos le dijeron que se fuera "a su país", algo que, como no puede ser de otra forma, le sentó mal.

La visita de Frank a estos seres humanos los llevó al hospital, así que no debió de ser poca cosa: "Pagaré lo que cueste el hospital de estos y ya está", ha matizado al respecto.

El que fuera presentador de Mediaset está ultimando la construcción de su nuevo santuario de animales, ubicado a las afueras de Bangkok: "Estamos a punto de abrir el santuario, solo queda el portón, la electricidad... Hemos estado allí cinco años y no ha habido problemas hasta que han llegado los humanos".