Sanitatem

El empuje de la segunda ola del coronavirus enciende las alarmas en las residencias

Se suceden los contagios y preocupan los nuevos brotes; desde las patronales insisten en que son lugares seguros y piden un mapa epidemiológico de los centros

Imagen de Médicos sin Fronteras en el apoyo a una residencia
Imagen de Médicos sin Fronteras en el apoyo a una residencia

La segunda ola del coronavirus está poniendo nuevamente en alerta a las residencias de mayores. Están más preparadas que en la primera oleada pandémica, dotadas con suficiente material de protección -"tenemos EPIs en abundancia", apuntan desde Galicia- y la intervención por parte de las autoridades sanitarias es inmediata en cuanto se detecta un brote. Sin embargo, los contagios se suceden en varias comunidades y preocupa. Desde las patronales aseguran, sin embargo, que los mayores contagios entre mayores se dan en domicilios y, siguen pidiendo coordinación y un mapa epidemiológico para conocer el grado de inmunidad de los residentes.

Los contagios en residencias se han disparado en la última semana en varias comunidades. Es el caso de Galicia, explica a VozpópuliAlfonso García Blanco desde CCOO Sanidad, tanto entre usuarios como entre trabajadores. Eso sí, con un matiz importante, indica, y es la rápida respuesta de las autoridades sanitarias en cuanto se detecta un brote en uno de los centros. La Xunta ha intervenido seis residencias desde que comenzó la segunda ola según información aportada por García Blanco. En la práctica supone que el personal del Servicio Gallego de Salud (Sergas), del área sanitaria correspondiente, acude al centro y toma el control de la propia residencia. 

Alfonso García Blanco contabiliza los datos de contagios en residencias día a día en una región que, a fecha de martes, registraba un número de casos activos de 9.292. En residencias, añade García Blanco, el pico más alto se produjo el 18 de abril de este año con 895 usuarios y 346 trabajadores contagiados en centros públicos y privados (casi un 80 % de esos centros son de titularidad privada en la comunidad). "Estamos llegando casi al 50% por ciento de niveles de contagio del pico de la primera ola", indica el representante sindical.

Los facilitados el lunes por la Consellería de Sanidade a este digital indican que hay 415 usuarios y 255 trabajadores contagiados en las residencias de mayores gallegas. Entre las más afectadas la Residencia Nosa Señora dos Milagres (Barbadás, Orense), con 85 positivos entre los mayores y 46 entre los trabajadores. También, hay 32 usuarios y 26 trabajadores positivos en centros para personas con discapacidad. En este último apartado, entre los brotes con más contagios el registrado en el centro DomusVi, en Bóveda (Lugo), con 24 usuarios y 17 trabajadores afectados. 

Seis residencias intervenidas en Galicia

En previsión de que la situación empeore, en Santiago ya se ha abierto un centro integral a donde se están derivando mayores positivos en covid, una iniciativa que ya se tomó en la primera oleada. Se trata del Centro Galego de Desenvolvemento Integral (Cegadi) -con unas 60 plazas- que está medicalizado y a donde llegan pacientes de otras residencias. Una iniciativa que ya se tomó en la primera oleada. 

El pasado 25 de octubre este centro compostelano recibió los primeros usuarios procedentes de la residencia Santa Olalla de Boqueixón (A Coruña) afectada por un brote con siete mayores y dos trabajadores contagiados, la mayoría asintomáticos. 

Desde finales de agosto, como se ha dicho, la Xunta ha intervenido seis residencias: la primera, un día 20 de ese mes en (O Incio, Lugo); el pasado 8 de septiembre, la DomusVi (Outeiro de Rei, en la misma provincia), el 21 de septiembre, la residencia El Pinar de Culleredo (A Coruña); el 9 de octubre, la Residencia de Mayores 'Os Gozos', en el municipio ourensano de Pereiro de Aguiar; y ya el pasado 27 de octubre, se intervinieron las residencias de Salvatierra de Miño y la DomusVi Ribadumia (Pontevedra). 

Cribados cada 14 días en Galicia

El avance del virus es imparable en los últimos días dentro de los centros de mayores, continúan desde CCOO. Se están detectando numerosos brotes y más casos, en parte porque el Sergas está haciendo cribados cada 14 días. Una situación que preocupa, porque el verano, desde junio, dio una tregua en la comunidad, sin apenas contagios y ningún fallecimiento. El 30 junio había 274 fallecidos en residencias gallegas. A día de ayer, ya ascendían a 396 los fallecidos: 176 lo han hecho en centros de mayores y 220 en hospitales y residencias integradas.

El representante sindical muestra preocupación por los datos. Eso sí, establece una diferencia con respecto a la primera oleada. La situación está más controlada, asegura, primero porque existe más experiencia y, segundo, porque los centros están más y mejor preparados y también, dotados. "Por el momento hay abundancia", señala desde Vigo, Iria Estévez, miembro del Comité de Empresa de DomusVi y delegada de CCOO.  

García Blanco habla de una diferencia fundamental respecto a la primera oleada y es la respuesta de las autoridades sanitarias: "Mucho más rápida, lo que da más tranquilidad, porque la administración está mucho más encima", asegura. Se quejan, eso sí, de que las empresas no facilitan información a los trabajadores sobre sus planes de contingencia, argumentando que esa documentación solo debe enviarse a las autoridades sanitarias.

Durante la pandemia falleció una media del 5,5% de los usuarios de las residencias españolas, según un estudio presentado a comienzos de octubre por la Mesa de la Profesión Enfermera, integrada por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato SATSE. Uno de cada diez  centros sociosanitarios sigue sin disponer de un plan de respuesta frente a la covid-19.

Nuevos brotes en residencias andaluzas

En Andalucía, con 2.763 pacientes ingresados por covid en sus hospitales, los brotes en las residencias de mayores también se suceden. Respecto a los centros sociosanitarios, el lunes se habían notificado cuatro nuevos en Nuestra Señora de la Sierra de Cabra (Córdoba) con 12 casos confirmados (8 residentes y 4 trabajadores); en la Residencia Fray Leopoldo de Granada con 38 casos (31 residentes y 7 trabajadores); en la Residencia San Gregorio de Torreperogil (Jaén) se registran 13 casos (10 residentes y 3 trabajadores) y en la Residencia Condes Corbull, en la misma provincia, hay 30 casos (26 residentes y 4 trabajadores).

Además, siempre con datos del lunes, se mantienen casos confirmados en residencias como Vitalia San Fernando (Cádiz), con 109 y un fallecimiento en las últimas 24 horas (4 en total); en la Residencia DomusVi Puente Genil (Córdoba) hay 108 casos (85 residentes y 23 trabajadores); en la Residencia Caridad y Consolación de Jaén se mantienen 161 casos y se han notificado seis fallecimientos en las últimas 24 horas (23 en total)o en la Residencia Ballesol Teatino, de Málaga, se registraban 40 casos (28 residentes y 12 trabajadores).

En Cataluña, la Consellería de Salut firmó el pasado domingo la resolución por la que se declara la intervención de la residencia Ítaca Fortuny de Reus (Tarragona) donde, el pasado 22 de octubre se detectó un brote, con 54 de los 69 residentes contagiados.

Las patronales insisten en que son lugares seguros

"Lo que se está dando sobre todo contacto de mayores en domicilios, mucho más que en residencias. Nos la trasladan los propios centros hospitalarios y eso viene dado evidentemente por contacto familiar, sobre todo de los jóvenes, que ese está dando sobremanera", indica a VozpópuliIgnacio Fernández-Cid, presidente de la Federación Empresarial de la Dependencia (FED) cuando se le exponen los datos. 

Justo hace ahora un mes, la FED presentaba una radiografía de un sector que genera una actividad económica de 4.500 millones de euros al año, con cerca de 5.600 residencias y 381.000 plazas. La patronal aportaba sus propios datos para defender que el número de contagios no fue mayor en los centros privados. Un tanteo entre sus residencias asociadas, apuntaba entonces, señala que un 75% de las residencias estuvieron libres de covid en la primera oleada. 

En total habrían muerto por coronavirus o síntomas compatibles, casi 21.500 personas en las residencias de toda España. Desde FED se quejan de que no tienen los datos porque finalmente el Ministerio de Sanidad no los ha facilitado argumentando que algunas comunidades no los habían entregado. "Un desastre", critica Fernández-Cid. 

Detectar y aislar el virus

Fernández -Cid insiste en que la segunda vuelta está "bastante controlada", pero añade hay que esperar a "cuando llegue el frío de verdad porque tenemos la suerte de que estamos teniendo un clima muy suave. A ver qué respuesta hay entonces". En cualquier caso, indica que las residencias no son ajenas a la situación que atraviesa España. "Al final nuestro personal entra y sale todos los días. Lo importante es que una vez que el virus entre, seamos capaces de detectarlo, acotarlo y aislarlo", apunta.

El representante de la patronal habla de "casos aislados, que se están acotando bastante bien" y añade que, en un alto porcentaje, se están dando en mayores asintomáticos que se envían al hospital por otras patologías y que, cuando se les hace una PCR por protocolo, dan positivo.  Subraya, también, en la importancia de una cuestión que llevan tiempo reclamando: un mapa epidemiológico para ver qué residentes tienen inmunidad al virus y cuáles no. Pide, también, que, cada vez que se detecte un brote, Salud Pública actúe con celeridad, lo que no siempre está sucediendo, afirma. La coordinación con los servicios de salud y el dibujo de ese mapa, asegura que son vitales.

Inmunidad en las residencias de Madrid

En Madrid, según el último informe serológico realizado en estos centros por el Gobierno regional al que ha tenido acceso Europa Pressun total de 124 residencias de ancianos, discapacidad y dependencia de la Comunidad tiene de media entre el 70 y el 100 % de sus usuarios con anticuerpos de coronavirus, es decir, una cuarta parte del total de los 456 centros tiene inmunidad alta. Por otro lado, 196 geriátricos, el 43% del total, cuenta con inmunidad baja, ya que la media de sus usuarios tienen entre el 0 y el 50 % de anticuerpos, es decir, la mayoría no ha pasado aún la enfermedad.

El resto de residencias ( 136), según los mismos datos, tiene inmunidad mediana, es decir, con media de entre el 50 y el 70 %. Un total de 49 centros no tiene a ningún residente que haya pasado esta enfermedad. En solo dos, todos sus usuarios tienen anticuerpos de coronavirus.

Los últimos datos sobre la incidencia de la covid-19 en las residencias de la Comunidad fueron facilitados el pasado viernes por Javier Luengo, nuevo consejero  de Políticas Sociales. Luengo cifró en 419 los casos positivos y afirmó que aunque "con cautela" la situación está "controlada".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba