Sanitatem

El colapso de la Atención Primaria dificulta la llegada de pacientes a los servicios de salud mental

Los psicólogos clínicos advierten de que la segunda ola está deteriorando la capacidad para sobrellevar una situación que se prolonga en el tiempo; piden más plazas de residentes para aumentar los recursos en la sanidad pública

Depresión o ansiedad, las consecuencias psicológicas tras el confinamiento
Depresión o ansiedad, las consecuencias psicológicas tras el confinamiento Gtres

El colapso de la Atención Primaria impide a los psicólogos clínicos cuantificar el volumen de personas atendidas por problemas de salud mental en la segunda ola de la pandemia. Sí perciben que cada vez cuesta más sobrellevar una situación que se prolonga en el tiempo y hay más sanitarios que desarrollan cuadros de ansiedad, depresión o estrés postraumático. Vuelven a pedir mayor sensibilidad con la salud mental, más recursos en la sanidad pública y aumentar las plazas PIR (Psicólogo Interno Residente) en la oferta de Formación Sanitaria Especializada anunciada por el Gobierno para 2021.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba la semana pasada el total de plazas que compondrán este año la oferta de Formación Sanitaria Especializada. Según ha detallado el Ministerio de Sanidad, el examen de acceso a la formación sanitaria especializada se realizará el próximo 27 de marzo y contará con un 3,2% más de plazas ofertadas que el año pasado, alcanzando un total de 10.001. Un incremento que el Gobierno ha tachado de "histórico" .

El anuncio ha provocado una reacción inmediata por parte de los psicólogos clínicos que, a la espera de tener datos oficiales de la distribución definitiva de esas plazas, piden que esa ampliación incluya más plazas PIR (Psicólogo Interno Residente), explica a Vozpópuli Javier Prado, vocal de la Asociación Nacional de Psicólogos Clínicos y Residentes(ANPIR).

189 plazas para 4.500 aspirantes

La principal sociedad científica de la especialidad, que representa a más de 1.300 profesionales, recuerda que el junio se asignaron únicamente 189 plazas para más de 4.500 aspirantes. Una cifra que supone la mitad de lo que asociación considera ratios adecuadas, sobre todo con la pandemia del coronavirus y las secuelas psicológicas que padece parte de la población.

"El principal problema ahora es el colapso que existe en Atención Primaria. Hablamos de comunidades con una cuota de 80/90 pacientes por médico, por tanto no podemos cuantificar el volumen de pacientes. Si tienes un problema de ansiedad pero no puedes hablar con tu médico, no se produce una derivación al psicólogo", señala Prado. 

Lo que sí han percibido los psicólogos es lo que pronosticaban desde comienzos de verano. Un creciente volumen de pacientes con problemas de ansiedad, depresión, insomnio e, incluso, de trastornos mentales más serios como agorafobia o trastorno límite de la personalidad, cita Prado. "Estamos viendo muchos casos nuevos, también de sanitarios que ya están desarrollando cuados de ansiedad, depresivos o de estrés postraumático. Lo que vamos notando es que se va deteriorando la capacidad y los recursos que tenía la gente para ir sobrellevando esta situación que se está haciendo excesivamente prolongada", señala el vocal de ANPIR.

Sin información oficial sobre las plazas

Sobre el aumento de plazas PIR que piden los opositores, Javier Prado indica que no disponen de "ninguna información oficial de cuántas plazas va a haber". Les consta, explica, que van a subir y, esperan poder pasar de las 200. El techo, explica, son 212. "No puede haber más porque son las que están acreditadas pero no siempre se ofrecen todas, que es una reclamación que siempre hemos hecho desde ANPIR. Tiene que haber un interés de los gobiernos autonómicos en incrementarlas y una sensibilidad en salud mental", añade.

Según cifras de ANPIR, solo un 30% de los psicólogos clínicos que ejercen en España (unos 9.000) trabajan en la sanidad pública. La lista de espera rondaba los tres meses antes de la crisis sanitaria y gran parte de esa atención especializada se concentra en la sanidad privada. Entre el 40% y el 60% de los motivos de consulta atendidos por los profesionales de Atención Primaria, antes de la covid-19, ya estaban relacionados con patologías mentales. Ahora, el porcentaje, calculaban el pasado verano los psicólogos, podría aumentar un 20%. 

Malestar por la invisibilidad de otras formaciones

Javier Abril dice que, entre opositores y aspirantes, siempre existe malestar porque son pocas las plazas que se ofertan para la creciente demanda en un sistema sanitario público. Admite que, además, no les gustó que el presidente Sánchez aludiera sólo a una ampliación en plazas de residentes en medicina, farmacia y enfermería (en un 3.2%) porque "invisibiliza a las otras formaciones sanitarias especializadas". Cita a los propios PIR, pero también a los QIR (Química), BIR (Biología) o RFIR (Radiofísica).  

"La previsión de crecimiento de la plantilla de psicólogos clínicos es muy limitada por lo que hay que hacer otro tipo de planes para que la situación sea distinta. Lo deseable es una estrategia coordinada desde el Consejo Interterritorial con las comunidades autónomas porque es el Ministerio quien tiene las herramientas", añade.

La oferta definitiva de plazas así como su distribución por especialidades se fijará el próximo 30 de noviembre, en el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos del Sistema Nacional de Salud (SNS). El objetivo es que los nuevos profesionales sanitarios en formación se incorporen antes de lo establecido en la convocatoria vigente, afectada por la epidemia del coronavirus, según Sanidad.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba