La velocidad con la que se han desarrollado las vacunas contra la covid y los buenos resultados que vienen mostrando han dejado en segundo plano la carrera por conseguir un tratamiento que funcione para esta enfermedad. Ahora mismo, el único aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) es Remdesivir, de Gilead, un medicamento cuyo precio en España se acaba de conocer.

La Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM), el órgano encargado de fijar el precio de los fármacos en España y del que forman parte los Ministerio de Sanidad, Hacienda, Asuntos Económicos y representantes de las comunidades autónomas, ha fijado en 460 euros el vial de Verklury -Remdesivir-.

Este precio no es, según señalan fuentes de la farmacéutica Gilead a Vozpópuli, el definitivo, pues la compañía se comprometió a fijar un precio único de venta para todos los países desarrollados de 390 dólares, unos 347 euros. Roger Paredes, jefe de Sección del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Germans Trias, explica que "cada tratamiento de cinco días de Remdesivir son seis viales por persona".

Esto equivale a 2.080 euros por cada persona que lo necesite, un precio muy superior al que cuesta vacunar. La única vacuna cuyo precio se conoce de manera oficial es la de AstraZeneca, ya que fue desvelado hace meses por el exministro de Sanidad Salvador Illa. El precio por dosis es de 2,9 euros, por lo que la inmunización completa tiene un coste de 5,8 euros. Es decir, con un presupuesto de 2.080 euros se podría inmunizar contra la covid a 358 personas, una inversión mucho más coste-eficiente que el fármaco.

Utilidad de Remdesivir

Hay que recordar que Remdesivir está indicado para el tratamiento de la enfermedad por coronavirus en adultos y adolescentes (de 12 años de edad y mayores con un peso corporal de al menos 40 kg) con neumonía que requieren oxígeno suplementario.

Su principal efecto en los pacientes es reducir la estancia hospitalaria en cuatro días, pero sus resultados terapéuticos no han estado exentos de polémica. El pasado noviembre, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseveraba que no recomienda el uso del medicamento para tratar a los pacientes hospitalizados de la covid-19, ya que no hay pruebas suficientes de que mejore su condición o reduzca la necesidad de asistencia de ventilación artificial.

El informe final publicado por The New England Journal of Medicine del ensayo doble ciego y aleatorizado de Gilead muestran que reducía la probabilidad de que los pacientes evolucionaran a etapas más graves de la enfermedad en las que necesitarían oxígeno nuevo o adicional.

Polémica por el precio

También ha suscitado polémica su precio. Médicos sin fronteras declaró que este medicamento podía producirse por 7,5 euros, a pesar de estar vendiéndose por 460 el vial.

El CEO de Gilead, Daniel O’Day, trató de justificar el precio del medicamento a través de un comunicado en el que indica que "se trata de un precio de venta por debajo de su valor con el fin de asegurar un acceso rápido a quienes lo necesiten".

En el mismo comunicado Gilead destaca "el coste-beneficio de Remdesivir a partir de los primeros resultados del estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas NIAID en pacientes hospitalizados con covid-19, que mostraron que el fármaco acortaba el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días".

Gilead toma "el ejemplo de Estados Unidos, donde un alta hospitalaria más temprana daría como resultado un ahorro hospitalario de aproximadamente 12.000 dólares por paciente (cerca de 10.670 euros). Si consideramos estos ahorros inmediatos para el sistema de salud, se aprecia el valor potencial que Remdesivir proporciona".

Hay que tener en cuenta que el coste de hospitalización en Estados Unidos es muy superior al de España -el triple de caro-, por lo que tampoco queda claro por qué se ha de aplicar el mismo precio en ambos países. Parece claro que lo más coste-eficiente es, en primer lugar, la prevención, para evitar tener que estar un solo día ingresado, y, a continuación, las vacunas, que están demostrando su eficiencia contra el virus.