La farmacéutica norteamericana Johnson & Johnson ha paralizado el lanzamiento de su vacuna en Europa por los posibles casos de coágulos sanguíneos "raros y graves" detectados en seis de los siete millones de pacientes que habían recibido la dosis en Estados Unidos. De esta forma, las 300.000 monodosis de Janssen con las que iba a contar a España este miércoles no llegarán como en un principio estaba previsto.

Después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos y los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos haya detenido la vacunación con Janssen y haya instado a los estados a hacerlo también mientras investigan los posibles problemas de seguridad, la farmacéutica ha decidido tomar medidas de precaución y ha dejado en suspenso su uso.

"Hemos estado revisando estos casos con las autoridades sanitarias europeas. Hemos tomado la decisión de retrasar proactivamente el reparto de nuestra vacuna en Europa", dijo en un comunicado la firma, que también ha explicado que los seis casos se han registrado en mujeres entre 18 y 48 años. Una de ellas murió, mientras que otra fue hospitalizada en Nebraska en estado crítico, según han informado las autoridades sanitarias norteamericanas.

Por su parte, la Casa Blanca ha indicado en otro comunicado que "dicho anuncio no tendrá un impacto significativo en el plan de vacunación" y ha matizado que la inmunización con las dosis de Johnson & Johnson supone menos del cinco por ciento de las inyecciones puestas hasta el momento en todo Estados Unidos.

"En base a las acciones del presidente, Estados Unidos tiene garantizadas dosis suficientes de Pfizer y Moderna para 300 millones de estadounidenses", ha asegurado el Gobierno, que ha matizado que durante las últimas semanas se han puesto a disposición 25 millones de estos viales. Así, ha indicado que es "más que suficiente para seguir administrando tres millones de dosis al día", tal y como estaba previsto, para alcanzar el objetivo de los 200 millones de vacunados cuando el presidente, Joe Biden, cumpla sus 100 días en el cargo.

La EMA investiga la relación

También se ha pronunciado la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que ha subrayado este martes que está "investigando" todavía los casos de tromboembolismos detectados en Estados Unidos tras la vacunación con Janssen y advirtió de que "actualmente no está claro si existe una asociación causal" entre la vacuna y estas afecciones.

En declaraciones a Efe una portavoz de la agencia aseguró que el comité de seguridad (PRAC) de la EMA inició "una revisión de una señal de seguridad" en relación con estos casos, pero la investigación sigue en marcha y "decidirá si puede ser necesaria una acción reguladora" cuando llegue a sus conclusiones científicas sobre Janssen, filial de la multinacional estadounidense Johnson & Johnson (J&J).

“Se han reportado casos de coágulos sanguíneos inusuales con un bajo número de plaquetas en sangre después de la vacunación con la vacuna de la covid-19 de Janssen. Estos informes apuntan a una señal de seguridad (…). La EMA ofrecerá más detalles una vez haya concluido la evaluación”, añadió. La agencia recordó que los casos que investiga fueron detectados en Estados Unidos, donde esta vacuna se utilizó con una autorización de uso de emergencia.