La Administración de Alimentos y Medicamentos y los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos ha recomendado paralizar la vacunación con Janssen instando, de este modo, a los estados a hacerlo también mientras investigan los problemas de seguridad.

Lo pide así tras seis receptores de la vacuna que han desarrollado "un trastorno poco común que involucraba coágulos de sangre dentro de las dos semanas posteriores a la vacunación". En concreto ha sido en seis mujeres de entre 18 y 48 años, de las que una de ellas ha muerto y otra se encuentra grave.

"Hoy la FDA y @CDCgov emitieron una declaración sobre la vacuna (desarrollada por) Johnson & Johnson # COVID19. Recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución", asegura la agencia en su cuenta de Twitter.

La FDA agrega que "la seguridad de la vacunanación # COVID19 es una prioridad para el gobierno federal (de EEUU), y nos tomamos muy en serio todos los informes de problemas de salud posteriores a la inmunización" contra la pandemia.

El anuncio de la FDA y los CDC significa que todos los canales de salud federales (lugares de vacunación masiva, centros de salud comunitarios y similares) que administraban anteriormente la vacuna de Johnson & Johnson tendrán que detener el proceso por el momento, según un funcionario federal de salud, informa la cadena CNN.

Las agencias recomiendan que los estados hagan lo mismo, pero dependerá de cada uno de ellos tomar esa decisión.

La pausa en la administración de la vacuna se produjo tras detectarse un tipo de coágulos en sangre que no figuran en la lista de posibles efectos secundarios adversos que formaban parte de la autorización de uso de emergencia para J&J por Estados Unidos, aseguran medios locales.

No obstante, los expertos subrayan que estos casos son raros y quieren que los proveedores de atención médica tengan tiempo para comprender cuáles son los posibles efectos secundarios y cuál es la mejor forma de tratarlos.

En Estados Unidos, uno de los países con mayores niveles de vacunación contra la covid-19 del mundo, además de la vacuna de J&J se administran los sueros creados por Pfizer y Moderna.

El país norteamericano ha inoculado, hasta la fecha, siete millones de dosis de la vacuna de Janssen.