Política

Dirigentes de Cs sospechan que Toni Roldán quiere volver tras el 10-N si el partido sufre una debacle

El exjefe de la oficina económica afirma que ha abandonado la vida política tras fichar por la escuela de negocios de ESADE, pero mantiene el carné naranja de afiliado. Una situación que le permitiría aspirar a una hipotética sucesión de Albert Rivera

Toni Roldán y Albert Rivera.
Toni Roldán y Albert Rivera. Clara Rodríguez

Toni Roldán sigue poniendo de los nervios a Ciudadanos. Su inesperada dimisión el 24 de junio, al ver que la formación naranja no aprovechaba sus 57 escaños para abrirse a un pacto de gobierno con el PSOE de Pedro Sánchez, llevó al partido de Albert Rivera a su peor crisis interna desde que salió de Cataluña para convertirse en un actor político de ámbito nacional. Y aquellos rescoldos aún no se han apagado.

En medio de la sangría de votos que apuntan la mayoría de las encuestas, en Ciudadanos hay algunos dirigentes que sospechan que el que fuera jefe de la oficina económica pretende regresar a la primera línea política tras el 10-N si el partido sufre una debacle y Rivera decide echarse a un lado.

Roldán abandonó en junio sus cargos dentro del partido así como su acta de diputado en el Congreso, y acaba de poner en marcha un 'think tank' en la escuela de negocios de ESADE, la misma en la que está Javier Solana. En la presentación de este proyecto a caballo entre lo político y lo económico, quiso dejar claro que pasaba la página de lo primero. "Me aparto de la política, absolutamente", enfatizó en la rueda de prensa. 

Sin embargo, Roldán mantiene su condición de militante naranja y paga religiosamente sus cuotas de afiliado, según reconoce él mismo a Vozpópuli. Esa situación provoca que en la dirección de Cs no se crean del todo sus palabras, más aún cuando el propio 'think tank' busca influir en los partidos desde la barrera y pretende formar un consejo asesor "con personas de diferentes familias políticas", en palabras del primero, que en la práctica se asemejará mucho a una gran coalición.

El hecho de que Roldán mantenga su condición de afiliado dentro de Ciudadanos le permitiría, por ejemplo, aspirar a una hipotética sucesión de Albert Rivera tras el 10-N. Si hubiese unas primarias, se exigiría a los candidatos el estar al corriente de sus obligaciones como afiliado y contar una antigüedad mínima de seis meses como afiliado, según los estatutos del partido. Ambas condiciones las cumple el exjefe de la oficina económica en la actualidad.

Los dos acuerdos de gobierno

Roldán exhibió este mes de octubre con orgullo los dos acuerdos de gobierno que ayudó a cerrar con el PSOE -en febrero de 2016, aunque no le sirvió a Sánchez- y luego con el PP de Mariano Rajoy -en agosto de ese mismo año y que sí superó la investidura-. Y su nuevo think tank pretende seguir ese mismo camino, "representar una pluralidad política con el objetivo deliberado de tender puentes y escenarios de consenso".

Para ello ha diseñado cuatro áreas de trabajo: futuro del empleo, educación, instituciones y sostenibilidad. En su opinión, son "los pilares de crecimiento a largo plazo para las naciones", a los que se añade un objetivo, "romper la distancia entre los expertos y la sociedad civil". En el apartado de instituciones incluirá para su estudio algunas de las propuestas de regeneración democrática que llevó Cs en su último programa.

Toni Roldán en la presentación de su 'think tank' en ESADE.
Toni Roldán en la presentación de su 'think tank' en ESADE. VP

En una crítica velada a Rivera, Roldán consideró en el estreno de su 'think tank' que se ha producido un "fracaso generacional" con las figuras de la nueva política, que venían "a construir consensos, a centrarse en políticas públicas" y ha sido todo lo contrario. "Llevamos cuatro elecciones seguidas y esos consensos no han sido posibles. Son los mismos vicios que vinimos a criticar cuando entramos en política". En su caso, de la mano de Luis Garicano.

La situación de bloqueo político ha provocado, por ejemplo, que no salgan reformas estructurales que amortigüen la crisis económica que se avecina. "Avanzamos rápidamente a una desaceleración de la economía. Sin crecimiento y sin productividad que te aportan las reformas, es muy poco probable que crezcamos a los ritmos del pasado o que podamos cumplir con los objetivos de déficit", avisó de antemano el pasado 5 de octubre.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba