Política

Moncloa y La Liga, de acuerdo en frenar el Barça-Madrid por la violencia en Cataluña

"La imagen internacional de España puede quedar seriamente dañada", aseguran desde La Liga. La patronal defiende que el partido se juegue el 26-O en Madrid; el equipo merengue apuesta por aplazar el partido. El Barça no quiere el cambio de sede. Moncloa advierte de la falta de seguridad. El comité de competición de la RFEF tomará la decisión final el lunes 21 o incluso antes

El jugador Lionel Messi, con el balón en un partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona.
El jugador Lionel Messi, con el balón en un partido entre el Real Madrid y el FC Barcelona. Europa Press.

La Liga de Fútbol Profesional ha solicitado a la Real Federación Española de Fútbol que el clásico Barcelona-Real Madrid que se tiene que jugar en el Camp Nou el 26 de octubre se juegue en Madrid porque "no se puede garantizar la seguridad" debido a los incidentes que están ocurriendo en Cataluña tras la sentencia del 'procés'. La decisión final se tomaría el lunes o podría incluso adelantarse dada la urgencia de la situación, según han apuntado fuentes de la Federación a Vozpópuli.

"La imagen internacional de España puede quedar seriamente dañada", aseguran fuentes de la entidad presidida por Javier Tebas a este periódico. Ahora la pelota queda en manos del órgano que encabeza Luis Rubiales, enfrentado en el último tiempo al propio Tebas y también al empresario cercano al Barça Jaume Roures, ya que la decisión de cambiar o no la sede del partido es competencia de la Real Federación Española de Fútbol, que ha trasladado el asunto al Comité de Competición. El propio Gobierno, además, también es partidario de evitar que el partido se juegue en el Camp Nou como estaba previsto al no estar garantizada la seguridad.

Los clubes tienen hasta el lunes para presentar sus alegaciones. Ese mismo día se tomará la decisión, según han confirmado fuentes de la Federación a este medio.

Las mismas fuentes han reconocido que "es de sentido común que no es una situación fácil ni sería un evento sencillo" por las movilizaciones que hay previstas para ese día en Barcelona. Aún así, han recalcado que "todas las opciones están abiertas", incluido un aplazamiento a diciembre o un partido a puertas cerradas, y que el Comité de Competición es "un órgano independiente" de la RFEF. Ello, frente a las publicaciones de algunos medios que han dado cuenta de una ya decidida negativa del órgano de Rubiales a que se dispute el partido como estaba previsto en el Camp Nou, en sintonía con La Liga y la propia Moncloa.

El Madrid preferiría aplazarlo

Así las cosas, fuentes de LaLiga han insistido en que la solicitud de invertir el orden de campo por la falta de seguridad obedece a una razón de "causa mayor". Paralelamente, han evitado precisar si de esta petición se avisó previamente a los clubes involucrados. 

Según distintas fuentes, el club merengue rechaza jugarlo en el Santiago Bernabéu porque eso "adulteraría" la competición pero, de existir un problema de seguridad, ve con buenos ojos aplazarlo

Este periódico se ha puesto en contacto con el Fútbol Club Barcelona para recabar su versión respecto al Clásico pero, de momento, no ha recibido respuesta oficial, aunque distintas fuentes dan cuenta de francas "reticencias" en el equipo culé frente a la propuesta de Tebas.

Desde el equipo blaugrana recuerdan que el 1-O de 2017 solicitaron ellos el aplazamiento del duelo ante Las Palmas, y la RFEF y La Liga acordaron finalmente que el partido se juegue en la fecha prevista a puerta cerrada, una solución que podría variar ahora.

"La prisión no es la solución", afirmó el club en su momento en un comunicado de prensa de respuesta a la sentencia del Supremo contra los involucrados en el procés.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba