Política

Iglesias desconfía de la 'colaboración' de Sánchez con Ayuso y mantendrá su posición frentista

Los morados evitarán criticar públicamente a Sánchez pero atacarán a la Comunidad de Madrid ante las nuevas restricciones. Podemos incluye a Ciudadanos para debilitar su acercamiento en los presupuestos

Pablo Iglesias y Carmen Calvo en el Senado
Pablo Iglesias y Carmen Calvo en el Senado Europa Press

Podemos observa con incertidumbre los movimientos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El cuartel general del partido morado evitará manifestarse públicamente contra la colaboración de Sánchez con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Pero fuentes de Podemos aseguran en conversación con Vozpópuli que seguirán en su pulso contra el PP de Madrid y señalarán la gestión de Ayuso como deficitaria.

Todos los dardos de Podemos también se dirigen hacia Ciudadanos, que cogobierna con el PP en Madrid, en un contexto en que Pablo Iglesias está trabajando para evitar un acercamiento a los naranjas en el debate presupuestario.   

La sensación en Podemos es que Iglesias no respalda el encuentro de Sánchez con Ayuso. En el carrusel de críticas a Ayuso, el pasado martes se sumó Juan Carlos Monedero. El fundador del partido morado lanzó un dardo contra Sánchez preguntando "¿quién gana?" en el "teatro a cambio de dejar clara la ineptitud de Díaz Ayuso". El fundador de Podemos se refiere a la imagen del encuentro de Sánchez con Ayuso acompañados por varias banderas de la Comunidad y España.

Desconocimiento de Iglesias

Se desconoce si, una vez más, el presidente del Gobierno informó a Iglesias antes de anunciar el pasado viernes su intención de reunirse con la presidenta madrileña. Formalidades aparte, circula entre los miembros de Podemos la idea de que no es conveniente avanzar hacia una “tregua”, ni firmar un “armisticio” con el PP madrileño.

Es por ello que Iglesias se ha decantado por atacar explícitamente a Ayuso. Podemos insistirá en una estrategia de la tensión alimentada para intentar captar el malestar de los barrios del Sur de Madrid, que están sufriendo las primeras restricciones ordenadas por el equipo de gobierno regional, aseguran las fuentes consultadas.

En su entrevista en RTVE del pasado martes, Iglesias ha arremetido con fuerza contra Ayuso. Iglesias ha acusado a la lideresa del PP madrileño de “criminalizar la pobreza” y de generar una “segregación” de carácter económico y social en sus medidas de contención de la covid-19.

Incluir a Ciudadanos en la crítica

Iglesias y Podemos sostienen “no estar de acuerdo” con las medidas que está empleando el gobierno de Ayuso. Iglesias ha subrayado el trabajo de “los trabajadores públicos, los médicos, los rastreadores y los profesores” en la pandemia. Pero ha subrayado que su plan pasa por "tomar medidas que van en una dirección muy diferente a la del bloque de la derecha".

En su crítica al Gobierno de Madrid, Iglesias quiere incluir a Ciudadanos. El vicepresidente del Gobierno sigue trabajando para evitar que el Ejecutivo pacte con el partido de Inés Arrimadas los presupuestos de 2021.

La prioridad política de Podemos consiste en asociar la situación de Madrid con la negociación presupuestaria, para alejar a Sánchez y la Moncloa de su intención de buscar un acuerdo con los naranjas. En Podemos asumen la necesidad de acometer medidas de contención, pero acusan al gobierno de Ayuso y Aguado de no saber "convencer" a los ciudadanos.

Manifestación del domingo

En esa política, el papel de Podemos en la Comunidad de Madrid será central. Jesús Santos, líder madrileño de Podemos, ha anunciado que respalda la huelga educativa del 22 y 23 de septiembre. La sección madrileña de Podemos zanja así su crítica: "No compartimos las medidas del gobierno de Ayuso y Aguado. Es ineficaz e injusto mandar policías y levantar muros en los barrios más golpeados. Para frenar la pandemia hacen faltan más médicos, más rastreadores, más docentes y más transporte público".

Podemos respalda de hecho la manifestación del domingo. Una decisión que demuestra la intención de los morados de distanciarse del PSOE, puesto que los socialistas se ha retirado de la marcha contra las restricciones. El partido de Íñigo Errejón, también respalda la manifestación.  

La situación de Madrid, con las UCIs que paulatinamente se van llenando y los centros de atención primaria en dificultad, preocupa al Gobierno de Sánchez. Pero sobre todo angustia al Partido Popular. Incluso en el PP existen voces críticas con la gestión del Gobierno regional, aunque también hay dirigentes que defienden con fuerza al Ejecutivo de Ayuso.

Casado está intentando dirigir los focos de la polémica sobre Sánchez, quien tiene la obligación legal de gestionar la pandemia. Aunque en opinión de varias voces, la táctica de Sánchez de delegar a las Comunidades Autónomas las medidas de contención durante el verano ha acabado con señalar a la Comunidad de Madrid como la culpable de la crisis.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba