Elecciones generales 2019 Vox esconde a Abascal y apura los plazos de la 'criba' de candidatos para las generales

El líder de Vox visitará las Fallas sin actos públicos. El partido implanta un sistema digital para estudiar el currículo de los candidatos antes de presentarlos el 25 de marzo ante la Junta Electoral Central

Santiago Abascal en la manifestación
Santiago Abascal en la manifestación

Vox mantiene alejado de los focos en plena precampaña a su presidente, Santiago Abascal, que este fin de semanavisitará las Fallas en Valencia, aunque lo hará a título personal y sin protagonizar ningún acto público. Y mientras el resto de formaciones anuncia sus fichajes y nombra a los candidatos, el partido guarda silencio absoluto sobre quiénes aspirarán a ocupar sus listas para las próximas elecciones generales del 28 de abril. El plazo máximo para presentar las candidaturas ante la Junta Electoral Central (JEC) concluye el 25 de mayo.

Si hace unos meses pedían esperar a celebrar las primarias antes de decir quiénes se perfilaban para las autonómicas y municipales de mayo, el adelanto de las generales motivó la eliminación del proceso interno que recogían los estatutos. La dirección argumentó la necesidad de evitar que 'arribistas' e 'infiltrados' pudieran poner en peligro las buenas perspectivas del proyecto que señalan todos los sondeos

El partido, sin cuadros ni estructura territorial asentada, trabaja a contrarreloj para encontrar rostros que no den al traste con la estrategia de comunicación del partido y que no tengan causas pendientes que puedan cuestionar los principios de los que hace gala la formación.

Sistema de selección

Para ello, ha desarrollado un sistema en el que las direcciones provinciales deben colgar el historial de los candidatos que proponga para que la dirección nacional pueda dar el visto bueno definitivo. Según ha podido saber Vozpópuli, esta es una herramienta tecnológica creada ad hoc para este proceso de selección con dos capas, en la que participa un equipo de profesionales de recursos humanos de "primer nivel", según fuentes conocedoras del proceso. Y, otra, con miembros de la secretaría general del partido. 

Al margen de esto, las expectativas mediáticas que el juicio del procés prometía para Vox no han sido las esperadas. Sobre todo a raíz de la estrategia de los líderes independentistas que se sientan en el banquillo y el papel adoptado por el magistrado Manuel Marchena. La figura del secretario general, Javier Ortega-Smith, no ha cobrado fuerza ni con el interrogatorio al expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Y este jueves pasó por alto una de las preguntas clave al major de los Mossos, Josep Lluis Trapero

Nada de esto parece penalizar, en cambio, la tendencia ascendente de los de Abascal en las encuestas. Aunque el crecimiento fulgurante conseguido tras las andaluzas parece haberse estabilizado. Aunque no tanto como para que el PP reconozca en público que los votos de Vox pueden laminar sus aspiraciones en las provincias donde menos escaños están en juego. 

Intervención en Venezuela

De momento, las tres letras de la marca se encuentran en un momento dulce y los rostros parece algo secundario. "Que se quemen los demás", dicen en la formación. Aunque a falta de apariciones de su líder que no interviene en un medio de comunicación desde el acto de La Razón de hace un mes, quienes más se prodigan en público son la futura candidata a la presidencia de la Comunidad de Madrid o al Ayuntamiento -Rocío Monasterio- y su marido, Iván Espinosa de los Monteros. La arquitecta tomó las riendas del discurso contra la movilización feminista del 8-M. Él, con un marcado perfil internacional que le podría llevar a la Eurocámara, también se baraja para ocupar un escaño en el Congreso.

Este jueves justificó en un acto en el hotel Intercontinental de Madrid una intervención militar extranjera en Venezuela. "Se están cometiendo algo muy parecido a crímenes de lesa humanidad", alegó en referencia al régimen de Nicolás Maduro. "Si después de mucho tiempo de haber dado sucesivas oportunidades a estos regímenes para que cesen en su opresión a sus pueblos; si ni siquiera con el apoyo interior y exterior a la oposición; si no hay otro remedio, si todo se ha intentado y se ha dado suficiente tiempo; si se demuestra como creo yo que se está demostrando que estos regímenes totalitarios están oprimiendo a su pueblo... en este caso la intervención internacional deja de ser acto de intromisión en la soberanía ajena y pasa a ser un acto de apoyo a la soberanía del pueblo venezolano", remató.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba