Política

Defensa silenciará la llegada de Sánchez al desfile del 12-O para evitar los pitidos

El departamento de Robles no anunciará por megafonía la llegada del presidente del Gobierno en funciones a la tribuna de autoridades. La ministra emplaza a los críticos a que voten en los comicios del 10-N en vez de abuchearle

Pedro Sánchez en el desfile del 12-O del año pasado.
Pedro Sánchez en el desfile del 12-O del año pasado. EFE

A menos de un mes de las elecciones del 10-N y con el país sumido en el bloqueo político, el tradicional desfile militar del 12 de octubre se puede convertir en un mal trago para Pedro Sánchez, aunque el Ministerio de Defensa intentará que ello no ocurra.

El departamento de Margarita Robles ha elaborado un programa del desfile en el que, a diferencia de los Reyes y la citada ministra, no se anunciará por megafonía la llegada del presidente del Gobierno en funciones a la tribuna de autoridades, según supo Vozpópuli de fuentes militares. Con ello se busca reducir los previsibles abucheos que Sánchez pueda reciba cuando salga del vehículo oficial.

Esta triquiñuela ya se utilizó el año pasado por primera vez y tuvo algo de éxito: hubo inevitables pitidos ya que el público más cercano a las tribunas de la Familia Real y altas autoridades pudo abroncar a Sánchez cuando vieron su silueta en el Paseo de la Castellana, pero no fueron los chaparrones de silbidos y peticiones de dimisión que se dieron en tiempos de José Luis Rodríguez Zapatero. Con Mariano Rajoy nunca hubo problemas de este tipo.

Asimismo, en los últimos días se especuló con una modificación de las gradas de autoridades, invitados y prensa para alejar al público y dificultar los posibles silbidos, pero la colocación de las tribunas y las vallas junto al estadio Santiago Bernabéu es la misma que la del año pasado, según pudo comprobar este medio.

El propio Sánchez restó importancia el año pasado a los abucheos que recibió en el desfile militar: "No voy a ser menos que González y Zapatero"

El propio Sánchez restó importancia el año pasado a los abucheos que recibió en el desfile militar: "No voy a ser menos que González y Zapatero", comentó en una conversación informal con periodistas en la posterior recepción oficial en el Palacio Real.

La advertencia de Robles

Al hilo de los posibles silbidos contra Sánchez, Robles sugirió esta mañana a los asistentes críticos que expresen su rechazo en las urnas en la cita del 10 de noviembre, en lugar de abuchearle en el acto con motivo de la fiesta nacional.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, la ministra socialista recordó que el próximo 10 de noviembre habrá elecciones y quien "no esté de acuerdo con el Gobierno" lo podrá expresar en las urnas. "Es donde se expresan las discrepancias", subrayó antes de hacer hincapié en que los pitos a Sánchez son una "falta de educación".

Robles atribuyó los abucheos del año pasado al jefe del Ejecutivo a una minoría que "no acepta las reglas". "No fueron muchos, sino que fueron unos pocos que hacen mucho ruido. Cuando hacen eso silbidos faltan a todos los españoles, mañana celebramos la fiesta nacional, siempre hay una minoría que no acepta las reglas democráticas", hizo hincapié.

La ministra también dejo claro que "para nada" la fiesta nacional se va a ver alterada por el momento político que se vive, con la crisis catalana y la inminente sentencia del procés. "Es el día en el que España se siente orgulloso como país moderno que es líder en Europa. Nos tenemos que sentir orgullosos de lo que representamos en los ámbitos internacionales y celebrar que España es un gran país", concluyó.

Desfile aéreo y terrestre

Un paracaidista del Ejército del Aire será el encargado de realizar un salto con la enseña nacional hasta la Plaza de Lima, donde posteriormente se procederá al izado de la bandera española que da paso a los honores a los que dieron su vida por España. El homenaje a los fallecidos terminará con la pasada de la Patrulla Águila.

A continuación, el público vislumbrará el vuelo de las 76 aeronaves -cazas, aviones de transporte y helicópteros- que sobrevolarán todo el Paseo de la Castellana de Madrid en dirección sur-norte. Junto a ellos, participarán aeronaves del Salvamento marítimo, de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria.

En cuanto a la parte terrestre de la parada, participarán 4.200 efectivos y comenzará con la exhibición un componente mecanizado integrado por 150 vehículos en el que figurarán representaciones de veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, personal discapacitado y reservistas voluntarios.

A continuación, una patrulla temática con vehículos de apoyo similar a los que han desplegado en zonas de operaciones, como Afganistán o Iraq, realizará el mismo recorrido. Le seguirá el paso de vehículos especiales del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, UME, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Salvamento Marítimo y Protección Civil.

También acudirán Pablo Casado, Albert Rivera y, por primera vez, Santiago Abascal. No acudirá, sin embargo, Pablo Iglesias

Finalizado el desfile de vehículos, se dará paso al desfile de a pie de las cuatro agrupaciones de las diferentes unidades del los Ejércitos, la Armada y la Guardia Civil. Como novedad este año, las tropas del Líbano, Senegal, Mauritania y Malí desfilarán en un lugar preferente como países invitados.

También este año desfilará la bandera del buque escuela 'Juan Sebastián de Elcano' con motivo del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, además de la bandera del 'Tercio Viejo de Sicilia' que cumple 300 años. Por otro lado, también participará en el desfile una representación de los guiones de las unidades que han colaborado en misiones internacionales, a modo de homenaje por el 30 aniversario de la presencia de las Fuerzas Armadas en el exterior.

Igualmente, habrá una representación de militares que recientemente han sido condecorados por sus intervenciones en misiones internacionales, sus méritos, servicios, acciones distinguidas o intervenciones en misiones internacionales.

Abascal y Chivite

Junto a los Reyes, sus hijas y los miembros del Gobierno, está prevista la asistencia al desfile de todos los presidentes de comunidades autónomas excepto los de Cataluña, Quim Torra; y de Euskadi, Íñigo Urkullu, cuya ausencia cada año ya es habitual. Muchos de los presidentes autonómicos se 'estrenan' este año en el desfile después de acceder al cargo en las elecciones del pasado mes de mayo.

Con ello volverá a estar presente el Gobierno de Navarra por la llegada a la Presidencia de la socialista María Chivite, en sustitución de la nacionalista Uxue Barkos. Barkos no participó en ningún 12 de octubre en los cuatro años que permaneció en el cargo.

Albert Rivera y Pablo Casado en el desfile del 12 de octubre de 2018
Albert Rivera y Pablo Casado en el desfile del 12 de octubre de 2018 EFE

También acudirán los presidentes del PP, Pablo Casado; de Ciudadanos, Albert Rivera -acompañado de los diputados Ignacio Prendes y Patricia Reyes-; y, por primera vez, el de Vox, Santiago Abascal. No asistirá sin embargo como en anteriores ocasiones el líder de Podemos, Pablo Iglesias, quien ha delegado la representación de su partido en la vicepresidenta primera del Congreso, Gloria Elizo, y el secretario general de Podemos en la Cámara Baja, Txema Guijarro. Estos sin embargo solo acudirán al desfile y no a la posterior recepción en el Palacio Real.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba