Ni adjudicó contratos durante su época como presidente de la Comunidad Valenciana, ni conocía a Álvaro Pérez 'El Bigotes', ni sabía qué era Orange Market. Francisco Camps se ha desmarcado este viernes de la trama Gürtel. "Los medios decidieron de una frase de una conversación telefónica construir un relato", ha asegurado a las puertas de la Audiencia Nacional tras declarar ante el juez. 

Lo ha hecho en el marco de las investigaciones sobre la adjudicación de un contrato que la Generalitat Valenciana concedió a Orange Market, empresa vinculada al entramado del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa.

A su llegada a la Audiencia Nacional, Camps ha asegurado a los medios que afrontaba la comparecencia "con la tranquilidad con la que siempre" afronta estas citaciones "desde hace ya demasiados años". "Espero que algún día esta pesadilla se termine. Paciencia y tranquilidad, no se puede pedir otra cosa en esta vida", ha manifestado el exlíder del PP valenciano con los brazos extendidos en un gesto de resignación.

La última de las 15 declaraciones

Su declaración ha sido la última de las 15 que han tenido lugar esta semana en la Audiencia Nacional; ocho imputados y siete testigos. Se trata de la quinta investigación que se abre contra Camps asociada a la trama de corrupción. Esta vez, está imputado por prevaricación y fraude a la administración en la pieza número 5 del 'caso Gürtel' por un contrato otorgado 'a dedo' para montar un expositor de Fitur 2009.

El magistrado del Juzgado de Instrucción número 5, José de la Mata, ha citado al 'popular' después de que Ricardo Costa, Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez 'El Bigotes' tiraran de la manta el año pasado en el juicio por la financiación ilegal de las campañas del PP en la Comunidad Valenciana.

Álvaro Pérez Alonso 'El Bigotes', responsable de la empresa Orange Market; Pablo Crespo, número dos de la trama Gürtel, y Francisco Correa

Este jueves, 'El Bigotes' volvió a señalar a Camps como el responsable de la adjudicación. Afirmó ante el juez que el propio expresidente le dijo en noviembre de 2008 -durante un paseo que hicieron juntos- que daría el contrato de Fitur a Orange Market. Un mes después, dicho contrato fue otorgado a la compañía de la Gürtel. Sin embargo, aclaró en que no se hizo en contraprestación por la deuda que la empresa tenía con el PP valenciano por organizar actos para el partido.

Resto de casos

La primera causa en la que se le imputó fue en la de 'los trajes', de la que resultó absuelto. Y aún quedan otros casos pendientes: la investigación en el Juzgado de Instrucción número 5 de Valencia por las irregularidades en las contrataciones de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias para la visita del Papa Benedicto XVI; y la del Juzgado de Instrucción 17, que investiga presuntas irregularidades en las adjudicaciones para la construcción del circuito de la Fórmula 1 por parte del Ente Gestor de Transportes y Puertos (GTP) de la Generalitat.