Cataluña

Trudeau contra Sánchez: el conflicto catalán amenaza las relaciones entre España y Canadá

La victoria por la mínima del primer ministro canadiense le obliga a buscar acuerdos, entre otros, con el Bloque Quebequés, que exige a su Gobierno que pida la liberación de los líderes del 'procés'

Trudeau y Sánchez.
Trudeau y Sánchez. Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado públicamente el triunfo de su homólogo canadiense, Justin Trudeau, en las elecciones del pasado fin de semana. Pero la victoria por la mínima de Trudeau puede tener un efecto mariposa en las relaciones de España con Canadá a cuenta del proceso separatista catalán.

El Partido Liberal de Trudeau ha perdido la mayoría absoluta, así que necesitará pactos para formar Gobierno. Su socio principal será la izquierda de Nuevos Demócratas, pero también está obligado a cerrar acuerdos puntuales con el partido independentista Bloque Quebequés, uno de los triunfadores en las urnas al pasar de 10 a 32 escaños.

Exigen a Trudeau implicación en Cataluña

Este nuevo escenario político amenaza, por un lado, con crear problemas en las relaciones diplomáticas entre España y Canadá. Y, por otro, puede afectar a la sintonía que Sánchez siempre ha mostrado con Trudeau.

El líder del partido francófono, Yves François Blanchet, fue muy claro en su alocución tras las elecciones. Reclamó al primer ministro que "exija la libertad de los presos políticos catalanes". Blanchet dijo además que si el derecho de autodeterminación existe en Canadá, también debería existir para Cataluña.

El apoyo del Bloque Quebequés y su influencia en la nueva aritmética con la que debe lidiar Trudeau es todavía una incógnita. Blanchet ha pedido en otras ocasiones que Canadá permita la entrada a Carles Puigdemont, fugado en Bélgica desde hace dos años.

Puigdemont trató de viajar a Canadá hace un año, pero acabó sin poder hacerlo supuestamente por una estafa en el formulario legal que debía rellenar para entrar al país norteamericano. Aunque en ese momento se especuló con que el Gobierno de Trudeau le había prohibido la entrada.

Campaña internacional de Moncloa

Los líderes separatistas cuentan con pocos apoyos internacionales. Tampoco son relevantes, pero sí ruidosos. Así se ha visto en el caso canadiense o en una resolución impulsada por la Liga de Matteo Salvini, que ha simpatizado con la causa separatista catalana casi desde el principio.

El Gobierno de Sánchez ha redoblado los esfuerzos para defender la pulcritud democrática de la sentencia condenatoria a los dirigentes independentistas, pero los disturbios de la pasada semana en Cataluña, retransmitidos en directo en medio mundo, no han sido precisamente una postal agradable de nuestro país. Y varias embajadas han alertado a sus nacionales de los riesgos de visitar Barcelona estos días.

Moncloa distribuyó un vídeo sobre las bondades de la democracia española en varios idiomas, pero fue retirado por la Junta Electoral tras una denuncia de Junts per Catalunya.

España Global, por su parte, ha suspendido este miércoles un acto en Barcelona por las consecuencias en Cataluña de la DANA (o gota fría). La secretaria de Estado, Irene Lozano, tenía previsto reunirse con los cónsules extranjeros destinados en la capital catalana para explicarles la sentencia.

La ANC y Picnic per la República habían organizado una protesta frente al Archivo de la Corona de Aragón, lugar donde se iba a celebrar el evento. Decenas de personas se encontraban en las inmediaciones del edificio dispuestas a hacer un escrache a Lozano.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba