Política

El PNV cambia de criterio para impedir que Vox tenga sillones en la Mesa del Congreso

Los nacionalistas vascos no presentaron candidato al órgano rector la pasada legislatura. Su composición recaía, en palabras de Aitor Esteban, sobre "la voluntad de los grupos con mayor número de diputados"

Aitor Esteban (2-i) junto al presidente del PNV Andoni Ortuzar, (d) y el lehendakari Iñigo Urkullu.
Aitor Esteban (2-i) junto al presidente del PNV Andoni Ortuzar, (d) y el lehendakari Iñigo Urkullu. EFE

Solo han pasado seis meses desde que los partidos negociasen la composición de la anterior Mesa del Congreso de los Diputados tras las elecciones el 28 de abril, pero para algunas formaciones es un periodo suficiente para dar un giro de 180 grados en sus planteamientos sobre el funcionamiento de las Cortes.

Es el caso del PNV. En mayo, los nacionalistas vascos defendieron que la estructura del órgano rector que rige la Cámara Baja recaía sobre "la voluntad de los grupos con mayor número de diputados" y ahora, con Vox como tercera fuerza en el Parlamento español gracias a los 52 escaños logrados el pasado 10 de noviembre, han cambiado de criterio con el fin de adherirse a la 'treta parlamentaria' de PSOE y Podemos para expulsar a Vox de la Mesa.

El PNV descartó formar parte de este órgano en la pasada legislatura. No llegó a presentar candidato.

El PNV descartó formar parte de este órgano en la pasada legislatura. No llegó a presentar candidato, porque, en palabras de Aitor Esteban, "supongo que es lo más limpio". El día que fue a recoger sus credenciales, Esteban explicó ante los medios que no había "necesidad" de apoyar las candidaturas del PSOE, que tendría tres puestos -entre ellos la presidencia-, ni las de Unidas Podemos, PP y Cs, que iban a contar con dos representantes cada uno.

La composición depende, señalaba el entonces diputado electo, de "la voluntad de los grupos con mayor número de diputados". "Con los votos de cada uno salen las cuentas de tres, dos y dos (representantes). Supongo que es lo más limpio y así sale la Mesa", defendía entonces.

Esta vez, en medio de las negociaciones para componer la nueva Mesa, el criterio a seguir es distinto y responde a dejar sin sillones a la formación liderada por Santiago Abascal, la tercera con mayor número de escaños. 

Apoyan la maniobra socialista para dejarles fuera. Tras la experiencia de la legislatura fallida con 24 diputados de Vox declarándoles la 'guerra' en el Congreso, los peneuvistas no están dispuestos a dar alas a los nuevos 52 parlamentarios de Vox. Aunque por número de votos le corresponda, al menos, un puesto en el citado órgano.

Ortuzar: "Que no pinte nada"

"Que Vox no pinte nada ni condicione nada en la vida de las instituciones, más allá, lógicamente, de sus derechos como electos", dice Ortuzar, que cuenta con seis escaños después de perder el séptimo en favor del PP. En un acto político celebrado en Sukarrieta con motivo del 116 aniversario de la muerte del fundador de su partido, Sabino Arana, el presidente del PNV se explayó sobre la estrategia que iban a seguir contra los de Vox, que a su vez han pedido "ilegalizar" al partido vasco.

Incluso lanzó una propuesta estatal: "Aislar en las instituciones a la ultraderecha fascista y casposa que encarna Vox". Tras reivindicar el legado de Sabino Arana, objeto de continuos ataques por parte de Vox, el líder del PNV animó a establecer "un cordón democrático en torno al neofranquismo y al autoritarismo que es Vox".

"¿Cómo se consigue esto? No dándoles ningún puesto ejecutivo en las instituciones y anulando su capacidad de condicionar las políticas públicas y la acción de gobiernos o ayuntamientos", defiende Ortuzar. Y llama a las fuerzas políticas de la oposición en los ayuntamientos y comunidades gobernadas por el PP a establecer con los populares mecanismos para garantizar la gobernabilidad de esas instituciones sin Vox.

"Al PP le pediríamos que renuncie a apoyarse en la ultraderecha bien para gobernar, bien para hacer oposición. Debemos sacar a Vox de la ecuación política democrática. Si no lo hacemos, terminará instalándose en el sistema democrático con el único objetivo de cargárselo. Primero serán las autonomías, luego las lenguas nacionales, luego los derechos civiles de mujeres y hombres… hasta volver a llevarnos al franquismo. Y no puede ser. Y en Euskadi no va a ser. Ahí queda nuestra propuesta al resto de partidos", zanjó.

De "recogenueces de ETA" a "ultraderecha casposa'"

La tensión entre ambas fuerzas es notoria. Los de Abascal han bautizado a PNV como "recogenueces de ETA", mientras que los nacionalistas vascos no cesan en tachar a Vox de partido "franquista" y "ultraderecha casposa". Pese a la brevedad de la pasada legislatura, las trifulcas entre los dos partidos no fueron pocas.

Después se trasladaron a la campaña electoral. Incluso llegaron a protagonizar algunas de las anécdotas más destacadas de los debates, cuando Esteban se negó a dar la mano a Espinosa de los Monteros

Si hoy miráramos con la lupa de 2019 la obra de cualquier gran pensador del siglo XIX, ninguno pasaría el cedazo", dice Ortuzar

El nacionalista vasco dijo que Vox era un "partido de fascistas. Es el franquismo puero" y el de Vox le contestó que el PNV es "racista", como lo fue, según Espinosa de los Monteros, el fundador, Sabino Arana. Empezó a 'desempolvar' frases de Arana como: "El vizcaíno es andar apuesto" o "el español no sabe andar" y "la mujer es vana, superficial y egoísta". "Fascista, xenófobo y homófobo, ese es el fundador del PNV", sentenció el represente de Vox.

Hoy, en plenas negociaciones para formar Gobierno, la polémica continúa. Ortuzar defiende, a escasos metros de la tumba donde yacen los restos de Sabino Arana, que "si hoy miráramos con la lupa de 2019 la obra de cualquier gran pensador del siglo XIX, ninguno pasaría el cedazo. Ni Marx, ni Mazzini, ni Giner de los Ríos o Rosa de Luxemburgo, ni Unamuno y, ¡claro!, tampoco Sabino".

'Vendetta' en la Mesa del Congreso

Y asegura que aprovechará cada foro para defender la capacidad de País Vasco para decidir libremente su futuro. La 'vendetta' podría servirse en la Mesa del Congreso,a la que Ciudadanos también pretende acceder y no ha dicho si lo hará vetando la entrada de Vox.

Hay nueve puestos a distribuir y PSOE y Podemos plantean asegurarse la mayoría de izquierda, dejando cuatro para repartir entre PP y la formación naranja, pero tampoco se descarta la entrada de ERC o PNV. La condición es aislar a los de Abascal y el sí de los nacionalistas vascos ya lo tienen.

El dirigente de Vox contraataca desde Twitter. "El 'inmaculado' PNV, -mientras homenajea otra vez al racista Sabino Arana-, pretende salvar al PP de los pactos con Vox. Sería de risa si no fuese porque estos peneuvistas son los que siempre han pactado con los terroristas de ETA y con sus herederos", responde.

"Los recogenueces de la ETA diciendo que los de Vox sobran en esta sociedad. Parece que los separatistas del PNV están muy nerviosos porque saben que los 52 de Vox les plantarán cara en el Congreso como nunca antes otros diputados lo habían hecho", se vanaglorian los de Abascal.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba