CIS El auge de Ciudadanos permite a Rivera resucitar el pacto de Gobierno con el PSOE

A diferencia del acuerdo que firmaron en 2015, Rivera sería presidente y Sánchez vicepresidente. Fuentes del partido naranja admiten que tener dos opciones para pactar es siempre mejor que una

Sánchez y Rivera firman su fallido acuerdo de investidura en febrero de 2016.
Sánchez y Rivera firman su fallido acuerdo de investidura en febrero de 2016. Efe

La encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) ha resucitado una vía alternativa a los bloques de izquierda y derecha para la formación de Gobierno en España. El auge de Ciudadanos abre la puerta a un acuerdo con el PSOE que permitiría al partido naranja liderar el Ejecutivo y desbancar al PP de la Moncloa. Sería una nueva versión del pacto que Albert Rivera y Pedro Sánchez suscribieron después de las elecciones del 2015. Pero en esta ocasión, los dos partidos tendrían la mayoría de la Cámara. Y el candidato a la investidura sería Rivera y no el secretario general del PSOE.

El barómetro electoral del CIS ha caído bien en Ciudadanos. Es cierto que el entorno de Rivera esperaba situarse como primera fuerza política en intención de voto. Lo son en intención directa -más de un 16% y cuatro puntos sobre el PP-, pero la cocina les penaliza en el porcentaje final. Ciudadanos encabeza casi todas las encuestas nacionales desde hace cuatro meses, pero el CIS se le sigue resistiendo. El PP ganaría las elecciones con el 24%. Rivera obtendría el 22,4% y ya le pisa los talones a Rajoy. El PSOE bajaría al 22% y Unidos Podemos se mantendría en el 19,6%. 

"Estamos contentos"

La dirección naranja ha dado más importancia a la consolidación de su tendencia que a la primera plaza. El partido ha crecido dos puntos desde la anterior oleada de enero, cuando se vio beneficiado por el triunfo de Inés Arrimadas en Cataluña. No había otro factor coyuntural de la magnitud de la victoria de Arrimadas en este sondeo, realizado en los albores del caso Cifuentes entre los días 1 y 10 de abril. El partido mantiene el ritmo de crecimiento. "Estamos contentos. Subir dos puntos y medio en dos meses... Confirma las mejores tendencias", dicen fuentes de la Ejecutiva de Ciudadanos.

Las costuras del CIS son objeto de múltiples interpretaciones. Hay una lectura que no se le ha escapado a Ciudadanos. Desde el fracaso del eje nueva contra vieja política por la incompatibilidad total de Rivera y Pablo Iglesias, el arco parlamentario se ha dividido en dos bloques electoralmente antagónicos que compiten entre sí y no el uno contra el otro. PP y Ciudadanos se disputan la hegemonía del centro derecha. PSOE y Podemos, el centro izquierda. 

La novedad de este CIS es que por primera vez en muchos meses hay una suma transversal con la capacidad de superar la dinámica de bloques. Es cierto que PP y Ciudadanos obtendrían el 46,4%, muy por delante del 41,6% de Sánchez e Iglesias. Pero Ciudadanos y el PSOE alcanzarían el 44,4%, a sólo dos puntos de la suma Rajoy-Rivera. Son casi 10 puntos más que el 35,9% de los votos que obtuvieron PSOE y Ciudadanos en las elecciones del 2015 y que les valieron para su primer acuerdo.

"Es mejor tener dos opciones que una para pactar. Pero es muy pronto. Nosotros pensamos en seguir creciendo, luego ya veremos qué opciones hay para gobernar"

PSOE+Cs: del 35,9% en 2015 al 44,4% ahora

De puertas para fuera, ninguno de los dos partidos habla demasiado de repetir la fórmula. Hay una diferencia sustancial con respecto al pacto que se firmó bajo El abrazo, de Juan Genovés. Rivera sería ahora el teórico candidato a la presidencia. Y Sánchez, su número dos. El secretario general del PSOE no puede considerar públicamente una opción que no lidere él mismo, y menos basándose en los datos de una encuesta. Ciudadanos, que parte ahora con ventaja, prioriza seguir creciendo pero admite que siempre es mejor tener dos opciones que una para pactar. Queda un año para las elecciones europeas, autonómicas y municipales de mayo del 2019. 

"Nosotros pensamos en seguir creciendo, luego ya veremos qué opciones hay para gobernar", dice el entorno de Rivera. "Es mejor tener dos opciones que una. Pero es muy pronto. Ahora toca seguir trabajando".

A pesar de las evidentes tiranteces entre Rivera y Sánchez, la relación de Ciudadanos con el PSOE no es tan mala como parece. Su pacto de gobierno en Andalucía ha funcionado bastante mejor que los que el partido naranja tiene con el PP en comunidades como Madrid y Murcia. Esta misma semana, el presidente socialista de Aragón, Javier Lambán, acordó con Ciudadanos una bonificación sustancial del impuesto de sucesiones en esta comunidad. Lambán gobierna con el apoyo parlamentario de Podemos.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba