"Hoy, 16 de marzo de 2018, ha sido presentada la denuncia contra Marina Amores ante la Fiscalía. Solo queda contar los días hasta que salga la sentencia"

Así cuenta el usuario anónimo de Forocoches Rebus_ cómo ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de Barcelona por discriminación por razones de sexo a la organizadora del evento Gaming Ladies. Usuario con un perfil de participación, casi exclusiva, en debates antifeministas.

-------------

El evento de videojuegos, del que ya hemos hablado por aquí, es un espacio seguro y de igualdad en el que las mujeres pudieron expresarse libremente y con la garantía de ser escuchadas sin interferencias en un sector eminentemente machista. La idea era debatir y dar una voz segura a las opiniones normalmente eclipsadas por los de siempre. Un espacio de trabajo para analizar los problemas sexistas del sector. Ya van por la tercera edición.

Gaming-Ladies

La segunda edición (primera convocatoria de 2017) tuvo que ser cancelada precisamente por los ataques y amenazas que desde Forocoches se alentaron a los patrocinadores del evento. La empresa King Barcelona declinó el apoyo ante la marabunta de quejas, insultos y amenazas. Prefirieron huir ante las amenazas que afrontar el problema.

La existencia de todos estos ataques no hicieron más que confirmar la necesidad de un espacio no mixto para luchar contra ellos.

Finalmente desde el grupo Mediapro se cedió un local para que el evento tuviera lugar el 27 de Julio en Barcelona sin mayores problemas que los ataques infantiles que desde Forocoches se seguían lanzando para intentar boicotearlo con pésimos resultados:

Idea de Boicot

¿Por qué no tiene sentido alguno la denuncia desde Forocoches?

El recurso no es más que la pataleta del ofendido, el golpe en el pecho del simio ante su manada para ganarse un respeto en su cueva. No tiene ninguna posibilidad de prosperar en el ejercicio usual de aplicación de la ley. El único efecto positivo de la denuncia es el aplauso y fortalecimiento de la identidad de grupo y del foro, especializado en este tipo de acoso colectivo.

No existe una discriminación por cuestión de sexo desde un evento que se protege precisamente de eso. Amén de ser una organización privada con derecho de admisión. En este sentido, por ejemplo, el Club deportivo Santiago Apóstol de Madrid lleva más de 50 años segregando por sexo sus piscinas sin vulnerar la ley. Sí, si eres hombre tienes que ir a tu piscina y si eres mujer. Curiosamente hasta hace poco los hijos tenían que ir a la de mujeres. Pero esta es otra historia.

Todos los abogados consultados son de la misma opinión. Para David Maeztu, abogado en Abanlex:

"No tiene ninguna vía de prosperar, es como organizar un campeonato deportivo femenino.

La discriminación es respecto de colectivos que por sus características son excluidos de ámbitos que pueden ser comunes, pero no cuando ese colectivo que sufre una situación de rechazo organiza algo precisamente para poder explorar y plantear problemas comunes. En resumen, una minoría que sufre un problema no puede discriminar a una mayoría que no lo sufre o incluso lo provoca." 

Para Paloma LLaneza, abogada y socia en Razona Legaltech: "Los hombres no están incluidos entre los colectivos protegidos por los delitos de odio" por lo que no puede haber una discriminación como tal.

Y es que la mayoría de los argumentos sexistas que defienden esta absurda demandan se apoyan en generalidades constitucionalistas y en algunas normativas locales que regulan la segregación en eventos públicos. La segunda lectura y el sentido común brillan por su ausencia.

Pero Jacobo Dopico, Catedrático acreditado de Derecho Penal por la UC3M, tiene bastante de eso:

"Obviamente, pueden organizarse eventos con selección de destinatarios. Nadie en su sano juicio diría que hay discriminación inconstitucional por razón de edad porque no le dejen a un señor de 60 años sentarse en el regazo del Rey Melchor a entregarle su carta a los reyes. El Tribunal Constitucional, tomando el concepto de la jurisprudencia comparada, nos habla de que lo que contraviene la Constitución es la discriminación IRRAZONABLE. Así, no contraviene la Constitución prohibir la entrada de varones a los vestuarios de mujeres; pero sí la contravendría prohibir la entrada a personas de determinada raza."

Lo normal es que la denuncia se desestime e incluso no nos enteremos de ello, ni siquiera de la identidad del denunciante anónimo que, en este caso, sí ha publicado la de la denunciada. Solo cuando el proceso se tramita se hace público oficialmente en el BOE. Tampoco habrá ninguna condena a costas porque no se abrirá juicio alguno. 

Pero Forocoches tendrá su fiesta.