El presidente de Radiotelevisión Española, José Manuel Pérez Tornero, aseguró el pasado abril en el Senado que la corporación debe volver a destacar por la calidad de sus informaciones, tanto las que se emiten dentro como fuera del telediario. En este sentido, añadió que no es partidario de los programas que convierten la actualidad en un espectáculo, lo que se interpretó como la sentencia de muerte de Las cosas claras, el magacín que presenta Jesús Cintora en La 1 de lunes a viernes.

El programa fue contratado por la anterior dirección de RTVE para tratar de mejorar la audiencia de una franja en la que se emitían dos espacios de cocina y un concurso -anteriormente, otro de corazón, de Anne Igartuburu-.

Eso implicaba que Cintora y José Miguel Contreras -el productor de Las cosas claras- pasaran a ser competidores de Antonio García Ferreras tras haber compartido el plató de Al Rojo Vivo durante los últimos tiempos.

El movimiento generó suspicacias dentro de la corporación, pero también en Atresmedia y en la oposición parlamentaria, pues, por un lado, implicaba un evidente giro a la izquierda de La 1, pero también un ataque contra García Ferreras, quien, cabe recordar, defendió a Susana Díaz en las primarias del PSOE y siempre ha despertado recelos en Moncloa, según señalan fuentes políticas.

Audiencia de Jesús Cintora

La audiencia de Cintora no fue alta en los primeros meses, pero ha mejorado significativamente durante las últimas semanas, hasta el punto que se ha acercado a la de García Ferreras. Sin embargo, el presentador ya sabe que no continuará en la parrilla de La 1 a partir del próximo 22 de julio, que será cuando finalice el actual contrato del programa, tal y como explican fuentes del Consejo de RTVE.

Según ha adelantado Yotele, la intención del nuevo equipo directivo de RTVE es mantener el formato de magacín para esa franja horaria, si bien reduciendo la carga política de sus contenidos. Ahora bien, en Prado del Rey se estudia estos días la posibilidad de que Lacoproductora, de Contreras, se haga cargo del espacio. Sin Cintora, claro.

Y es que las fuentes consultadas por este diario señalan que Lacoproductora ya ha presentado a los responsables de la cadena una nueva propuesta de formato y está a la espera de recibir una respuesta definitiva. Esta propuesta sería elaborada por el mismo equipo con el que contaba hasta ahora.

Hay que tener en cuenta que Contreras es uno de los empresarios de medios de comunicación que más influencia ha tenido mientras el PSOE ha comandado el Gobierno. Quien fuera asesor de campaña de Felipe González y consejero delegado de La Sexta ha ganado peso en el panorama mediático español durante los últimos tiempos, tanto por la 'ventana' que tiene abierta en TVE a través de Las cosas claras como por su participación en Infolibre y en Eldiario.es.

Este artículo publicado por El País durante la 'guerra del fútbol' explica sus pasados vínculos profesionales con Miguel Barroso, quien fuera secretario de Estado de Comunicación con José Luis Rodríguez Zapatero en Moncloa; y quien actualmente ejerce de consejero dominical en Prisa. Fue designado para el puesto por Amber Capital, que es el fondo de inversión cuyo presidente, Joseph Oughourlian, lleva la batuta del grupo desde principios de 2021.

El Consejo de Administración de RTVE deberá aprobar el contrato del programa que encabezará el sustituto de Cintora a partir de septiembre, como también el del espacio que sustituirá a La mañana de La 1, de Mónica López.

Ambos magacines fueron ideados por Enric Hernández hace un año y ambos serán descabezados próximamente, tras haber conseguido una audiencia que ni siquiera se acerca a la de los principales competidores de La 1, como son Telecinco y Antena 3.