Juan Luis Cebrián

Cebrián aplaca la ira de los buitres cambiando a su consejero delegado: Manuel Mirat sustituye a Sainz

Tres años después de ser nombrado consejero delegado de Prisa, José Luis Sainz ha sido relevado, en medio de la batalla accionarial que vive la compañía. Su sustituto es Manuel Mirat, un hombre de confianza de Juan Luis Cebrián.

El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián Emilio Naranjo

Juan Luis Cebrián ha vuelto a demostrar su habilidad para salir indemne de las crisis accionariales del Grupo Prisa. Después de varios meses de conflicto interno, planteado principalmente por el fondo buitre Amber Capital, la compañía ha decidido sustituir a su consejero delegado, José Luis Sainz, por Manuel Mirat, un hombre de plena confianza de su presidente que no se espera, en principio, que cuestione la línea oficial de la empresa.

Mirat tomará el timón el próximo septiembre, cuando Sainz abandonará la compañía. En el discurso que ha pronunciado este viernes en la Junta General de Accionistas, el hasta ahora CEO de Prisa ha destacado la estrategia de "digitalización" e "internacionalización" que ha llevado a cabo durante los últimos tres años y ha pedido un "consejo de administración sin fisuras" para efectuar el perseguido saneamiento del grupo.

El cambio es mínimo si se tiene en cuenta que el fin último de Amber Capital pasa por arrebatar el poder ejecutivo a Cebrián. En la hoja de ruta que sus responsables trazaron hace unos meses se especificaba que su intención es que el periodista deje el poder ejecutivo antes de que finalice 2017. bien provocando su salida de la compañía o bien manteniéndole en la presidencia, aunque sin capacidad de decisión. Como una especie de ‘Reina madre’ de Prisa.

Sainz accedió a su puesto en octubre de 2014, es decir, después de que el grupo completara el complicado proceso de refinanciación de su deuda, que implicó que algunos de sus deudores se convirtieran en accionistas. Anteriormente, había ejercido de adjunto al director general de Prisa, de director general de Unión Radio, de consejero delegado de Prisacom, de presidente ejecutivo de Prisa Noticias y de CEO de Prisa Radio.

Cebrián ha pedido "complicidad" a los acreedores, ante el -considera- historial de buen pagador que tiene la compañía.

Durante su mandato, se han producido varios hitos, como la venta de Digital Plus a Telefónica y de Ediciones Generales a Penguin Random House; o la desinversión en Telefónica. También se han completado algunas maniobras financieras como la que, en enero de 2016, implicó el canje de 100 millones de euros de deuda por acciones por parte de HSBC, Santander y Caixabank.

Los accionistas rebeldes le acusan de haber sido incapaz de solucionar el gran problema al que se enfrenta Prisa actualmente: el vencimiento de 965 millones de deuda que tendrá lugar en diciembre de 2018. Para conseguir atajarlo, se puso a la venta el pasado noviembre la editorial Santillana, aunque la acogida de los mercados ha sido muy fría.

Su sustituto inició su carrera en la firma Arhur Andersen y en 1997 se incorporó a Prisa, donde asumió el puesto de director financiero. En 2004, fue nombrado consejero delegado de Prisacom, en 2009, director general de operaciones de Sogecable y director general de Canal+; y en octubre de 2014, consejero delegado de El País y Prisa Noticias.

Discurso de Cebrián

En el discurso que ha pronunciado Juan Luis Cebrián ante sus accionistas, no ha pronunciado ni una palabra con respecto a los procesos de venta de Santillana y Media Capital, aunque ha incidido en que la voluntad de Prisa es "desinvertir" para afrontar sus compromisos con los bancos. A este respecto, ha pedido "complicidad" a los acreedores, ante el -considera- historial de buen pagador que tiene la compañía.

En su locución, ha expresado su voluntad de capitanear el proceso de consolidación del sector, que podría implicar fusiones en el corto y medio plazo. En este sentido, José Luis Sainz ha expresado la necesidad de llegar a acuerdos de "distribución" e "impresión" con otras compañías a fin de reducir costes.

Cebrián quiere una Prisa más pequeña -con el "perímetro" reducido- en el futuro, dado que actualmente es imposible mantener las estructuras de hace unas décadas, ante el radical cambio del modelo de negocio de los medios de comunicación y la crisis que ha sufrido el negocio del papel.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba