Estilo

El error de dormir maquillada

La pereza es uno de nuestros peores enemigos a la hora de mantener una rutina de limpieza facial antes de meternos en la cama. 

Los problemas que genera dormir maquillada
Los problemas que genera dormir maquillada

El dermatólogo Joel Schlessinger explica los inconvenientes de que esto se convierta en un hábito.

La rutina nocturna ideal  consiste en darse una ducha, tomarse una infusión calentita y disfrutar de un buen libro antes de irse a dormir. Sin embargo, dejando aparte lo idílico, la realidad en muchas ocasiones es quedarse dormida delante de la televisión para después ir arrastrándose hasta la cama dejando de lado la limpieza del cutis por agotamiento o pura pereza pero, ¿esto es realmente malo para la piel? Todo apunta a que sí…

“De hecho es una de las peores cosas que podemos hacer por nuestro rostro”, afirma el dermatólogo Joel Schlessinger. Y es que, el maquillaje recoge los radicales libres dañinos que hay en el ambiente. “Estas moléculas descomponen el colágeno de la piel y aceleran el proceso de envejecimiento”, continúa el especialista.

Por este motivo, se debe evitar a toda costa dormir sin desmaquillarse, especialmente si los cosméticos utilizados están formulados a base de aceite, ya que pueden conducir a la acumulación de bacterias y al bloqueo de los poros impidiendo que la piel respire.

En el caso del corrector de ojeras e imperfecciones, el doctor Schlessinger también alerta de que durmiendo puede causar el efecto contrario y agravar esas imperfecciones o incluso el acné; al igual que el lápiz labial, que agrieta los labios y los seca.

“En cuanto a la máscara de pestañas, la consecuencia es que estas se vuelven frágiles y se rompen con facilidad y la sombra de ojos provoca irritación e infecciones oculares como la conjuntivitis”, alarma el dermatólogo.

Eso sí, tampoco hay por qué ser alarmistas. La piel no se daña por dormirnos ocasionalmente con el maquillaje, pero sí se debe tener cuidado y que esto no se convierta en un hábito que acabe causando un envejecimiento prematuro en la piel.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

Para que esto no ocurra, el doctor Schlessinger recomienda acostumbrarse a seguir cuatro pautas fundamentales:

  1. Lavarse la cara con agua tibia dos veces en lugar de una.
  2. Aplicar una mascarilla para devolverle a la piel un poco de humedad.
  3. Lavar la funda de la almohada al menos una vez por semana para eliminar los restos de maquillaje y las bacterias acumuladas.
  4. Utilizar las toallitas desmaquillantes solo de forma ocasional.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba