Miley Cyrus es una de las artistas más infravaloradas del panorama actual. A sus 28 años, la joven tiene más de dos décadas de experiencia a sus espaldas, pero quizá sus escándalos son más notorios que su buen hacer ante el escenario. Un talento que, no obstante, volvió a mostrar este domingo al comienzo de la Super Bowl.

Miley fue la encargada de dar el concierto previo al acontecimiento deportivo más importante de Estados Unidos, y lo hizo robándole todo el protagonismo a The Weekend, el artista que actuó en el descanso del partido, y a Rosalía, pues todos esperábamos que la catalana fuese una de las cantantes invitadas, y al final no fue así. Durante semanas, sonó el rumor de que la española iba a actuar en el evento, algo que ella no desmintió y que finalmente demostró ser falso.

Miley Cyrus, brillante ante la ausencia de Rosalía

Nos quedamos sin Rosalía pero tuvimos a Miley, quien brilló en el escenario con un look cheerleader de dos piezas de cuero negro y detalles en color fucsia y plata, confeccionado por Michael Schmidt, diseñador de vestuario. En el top se podían leer las letras FTW, For the win (hasta la victoria).

Al 'look' al más puro estilo animadora americana se sumaron unas rodilleras fucsias con detalles plateados y unos pompones, de Dior, y unas botas blancas de la misma firma.

Miley Cyrus en la Super Bowl

La artista hizo que no echáramos nada de menos a Rosalía, pues interpretó como ella sabe de bien temas como Head Like a Hole de NIN, Jolene de Dolly Parton o su maravilloso The Climb, uno de los temas más icónicos de su personaje juvenil.

Antes, muy Gucci

Antes del comienzo de su concierto, Miley se paseó con un 'look' muy de su estilo firmado por Gucci y compuesto por una camiseta corta oversize bordada con lentejuelas negras y fucsias, pantalones cortos con un Doraemon y unas botas negras cowboy.

Por cierto, en el descanso de la Super Bowl actuó The Weekend, y el partido, por si a alguien le interesa, lo ganaron los Tampa Bay Buccaneers.