Carlos Herrera ha empezado el año con la peor de las noticias: el reconocido periodista ha perdido a su madre, Blanca Crusset, a los 91 años de edad. El pasado 2 de enero, la mujer sufrió una caída por la que se fracturó una cadera y desde entonces su salud fue a peor.

Este fin de semana, el locutor ha tenido ocasión de dar su último adiós al que se puede considerar uno de los pilares más importantes de su vida en un funeral celebrado en el tanatorio SE30 de Sevilla, ciudad en la que residía su progenitora.

Hasta allí se acercaron sus más allegados y también rostros conocidos como los políticos, Juan Ignacio Zoido y Beltrán Pérez García, o el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, y su mujer, Manuela Villena.

El político Juan Ignacio Zoido durante el entierro de Blanca Crusset en Sevilla

Beltrán Pérez García durante el entierro de Blanca Crusset en Sevilla

Mariló Montero y su hijo, al lado de Carlos Herrera en su día más triste

Como era de esperar, se ha tratado de una cita a la que tampoco ha podido faltar el hijo del periodista, Alberto Herrera, y su exmujer, Mariló Montero. Madre e hijo no quisieron perder la oportunidad de despedir a doña Blanca, una mujer entrañable y muy querida por todos aquellos que la conocían.

Vestidos de riguroso negro, la presentadora y su primogénito se dejaron ver llegando al funeral dados de la mano, visiblemente apenados y echando mucho en falta la presencia de Rocío Crusset, hija de Carlos y Mariló, que no pudo despedirse de su abuela debido a la imposibilidad de coger un vuelo procedente de Nueva York que la permitiese llegar a tiempo. La joven vive en la ciudad de los rascacielos debido a su trabajo como modelo.

Aun así, tanto su madre como su hermano pudieron acompañar al locutor en una fecha tan señalada, mostrar sus condolencias al resto de la familia y velar a la fallecida.

Mariló Montero y su hijo, al lado de Carlos Herrera en su día más triste

Mariló Montero y su hijo en el funeral de Blanca Crusset

Una familia unida

Aunque Mariló y Carlos estén separados desde 2011, siguen muy unidos, y no es para menos después de dos hijos y una relación de 20 años: "Una de las cosas que hicieron bien mis padres a la hora de separarse es llevar una vida normal. Pasamos Navidades juntos, pasamos Reyes juntos… Yo muchas veces les digo que no somos pequeños, que si quieren pueden ir por su lado, pero qué va. Están encantados de hacerlo y eso hace que veamos la familia como un conjunto, es gracias a mi madre y a mi padre", dijo Alberto en una ocasión.

Carlos Herrera y Mariló Montero en 2010

Aunque ambos se llevan bien, cada uno ha decidido seguir su camino sentimental por separado. Mariló presume de su deseada soltería y está encantada de hacer y deshacer a su antojo.

Desde que se separó, a ella no se le conoce pareja estable. De hecho, ha dicho en anteriores ocasiones que está feliz así: "Yo lo de la pareja estable lo tengo superadísimo. Tengo mis amistades y así es como vivo. Soy libre. Hago lo que quiero, cuando quiero y como quiero".

Carlos Herrera, al contrario, ha tenido varias parejas. Meses después de romper con la presentadora, fue fotografiado con la empresaria granadina Rosa Carmona. Después se le vio con Yolanda González, hermana de Nuria González, y con la política Cristina Díaz.  En la actualidad, Carlos parece haber encontrado de nuevo la estabilidad, ya que desde hace meses mantiene una relación con Pepa Gea, periodista de Onda Cero, separada y con dos hijos. Ambos viven a caballo entre Sevilla y Madrid, donde trabaja ella.