¿Se imagina contemplar un antiguo barco pirata en las profundidades del Mar Rojo? En el Día Internacional de los Arrecifes, ofrecemos en este recorrido otra forma de disfrutar del lujo -esta vez natural- de paraísos como las Maldivas o el Caribe, y, sobre todo, una oportunidad única para conocer en profundidad (nunca mejor dicho) los secretos de los mares y océanos más allá de los documentales de televisión. Sumérjase y disfrute.

Maldivas

El archipiélago de las Maldivas ofrece lo mejor de sí mismo en las aguas de los thila y en los pass. Los thilas son bajíos coralinos en cuyas paredes se desarrolla una vida exuberante formada por corales, pero sobre todo, por peces. Los pass son canales oceánicos en los que hay grandes posibilidades de encontrar grupos de mantas, rayas o tiburones ballena que siguen las corrientes ricas en plancton.

Mar Rojo

Cercano y casa vez más solicitado, el Mar Rojo ofrece emociones especiales a lo largo de la costa de Egipto, Sudán y Arabia. Desde Port Sudan zarpan cruceros organizados por los submarinistas: la primera parada se hace sobre los restos del ‘Umbria’, barco de guerra italiano hundido por su comandante en 1940 para que su carga no cayese en poder del enemigo. La exploración continúa por el norte, hasta los arrecifes de Sha’ab Rumi que, con su especial configuración en anillo, es un lugar de observación privilegiado para contemplar a los tiburones.

Mediterráneo

Una de las reservas marinas más apreciadas es la de las Islas Medas, en la Costa Brava, de aguas bien iluminadas con muchísima variedad de fauna y flora. En sus fondos, abundan los meros en cuevas submarinas, como la de la Vaca y la del Dofí, donde se manifiestan muy confiados. En la pared sur de la Meda Pequeña se abre un laberinto con grutas con corvinas y sáragos. En el parque submarino de Ustica es fácil ver bancos de barracudas, peces luna y tortugas. Allí, el bajío de la Colombara se eleva desde una profundidad de 50 metros cuyas paredes alojan abundante fauna.

Gili Trawangan, Indonesia.

Indonesia

Cerca de la Isla de Sulawesi, entre las Célebes y las Molucas, se encuentra el parque marino de Bunaken, uno de los destinos indonesios preferidos por los submarinistas. Aquí, entre formaciones coralinas y una alfombra de arena volcánica, las profundidades y las corrientes dan lugar a la zona más variada que se conoce: más de 2.000 especies de peces, entre los que se encuentran los caballitos de mar, los peces mariposa, los dragoncillos…

Caribe

Entre las distintas posibilidades que ofrece el Mar Caribe, vale la pena probar la inmersión en las aguas de Gran Caimán; a menos de dos metros de profundidad se puede descubrir el esplendor de Ciudad de las Rayas, una magnífica bahía en la que se concentra un gran número de enormes rayas. Estos curiosos animales se dejan incluso acariciar, esperando conseguir a cambio algún bocado de regalo.