Rioja es la denominación de origen más antigua de España y sus vinos tienen una larga historia a sus espaldas. Una tradición secular que llega hasta la época de la colonización romana de la península, según restos de lagares y bodegas encontrados y datados. Ya en 1787 se fundó la Real Junta de Cosecheros, un antecedente de su actual Consejo Regulador.

Modernidad y tradición

Rioja, que llevó el cetro del vino durante muchos años en nuestro país, no se ha quedado atrás después de la eclosíón del sector en los años 80. Una jugada que remató al obtener la “Denominación de Origen Calificada” en 1991, la más alta categoría en cuanto a vinos que exige poseer prestigio histórico ante todo.

 

Arado con caballos en Bodegas Murúa.

Una D.O. Ca. vertebrada en torno a su uva protagonista, la variedad tempranillo, un nombre que viene de su maduración “temprana” y de superlativa nobleza que, junto al graciano y el mazuelo solían ser el coupage tradicional de la comarca. No obstante, actualmente hay otras uvas tintas permitidas como la garnacha y maturana tintas.

Vinos seleccionados y catados

Hemos escogido cinco vinos diferentes para una cata monográfica de Rioja, en la que se podrán observar las diferencias entre las distintas etiquetas. Una comarca que sigue fiel a su idiosincrasia pero que sin embargo muestra muchas y muy distintas facetas. Eso sí, si hace mucho calor, para degustarlos recomendamos dar cierto frescor antes por las altas temperaturas; de esta manera se disfrutarán mucho mejor. “Agradezco en Rioja vinos tan diferentes”: la gran experta Jancis Robinson dixit.

1) Finca La Reñana 2015

Bodegas Finca La Reñana/ D.O.Ca. Rioja

PVP recomendado: 26,75 euros

Un nuevo proyecto, dedicado únicamente a vinos premium, que viene de la mano del enólogo Alejandro Simó. Conocido como “el alquimista de la madera” tras su fase de ocho años como tonelero, sus conocimientos le han permitido crear la “crianza de precisión” que aplica en sus creaciones. Un vino nacido de viñedos históricos con más de 70 y 90 años, hecho con uvas tempranillo (95%) y resto de graciano y mazuelo.

Vino Finca La Reñana.

Con una elaboración respetuosa con el medio ambiente (aunque sin certificar de momento), se ha criado 16 meses en barricas nuevas de roble francés y 20 más en botella. Un vino complejo en el que, efectivamente, la presencia de la madera está perfectamente integrada, pero sin robar la esencia a fruta ni balsámicos. Y está muy vivo para su añada, ¡quién lo diría! Elegante y equilibrado, también sacan el vino en formato Magnum (55 euros).

2) Aistear 2016

Bodegas 202/ D.O. Ca. Rioja

PVP recomendado: 19,50 euros

Elaborado con tempranillo 100%, procedente de las “cabezadas” o partes más altas de las laderas, seleccionadas minuciosamente entre cinco parcelas y vinificadas por separado. Por esto, su creador Luis Güemes, lo denomina con la acertada expresión de “vino mosaico”. Una bodega de Rioja Alavesa que envejece este vino durante 12 meses en barrica (nueva y semi-nueva de segundo vino).

Vino Aistear.

Para su añada resulta al primer contacto un vino sumamente fresco en nariz, diríamos que hasta perfumado con su mejor esencia: la uva. En boca aparece repentinamente la carga de madera, con astringencia, por lo que es necesario oxigenarlo bien previamente antes de degustarlo. Un tinto de categoría, untuoso y expresivo, perfecto para tomar ahora pero con potencial para aguantar más años en botella.

3) Las Cenizas 2018

B. Hermanos Hernáiz/ D.O.Ca. Rioja

PVP recomendado: 23,50 euros

Otro Rioja Alta, pero en este caso muy pintoresco. Con él los hermanos Hernáiz pretenden recuperar el carácter original de los afamados vinos del municipio riojano de Cenicero y lo logran plenamente. Elaborado con tempranillo y un 14% de mazuelo, el vino permaneció en barricas de roble francés (40%) y americano (60%) durante 16 meses.

Vino Las Cenizas.

Un tinto de capa media, aromático (mucha fruta) y de tonos minerales que ya salen en nariz. En boca resulta ligero y de taninos pulidos, con la acidez perfecta. Sumamente equilibrado y un vino muy diferente al modelo de Rioja en la actualidad. Por su poca carga tánica es perfecto para un tapeo de altura, aunque también resultaría ideal para un asado, ya que aligeraría la comida. Lo tiene todo- estructura, equilibrio…-, pero este vino es otra historia muy distinta.

4) Murua 2018

Bodegas Murua/ D.O.Ca. Rioja

PVP recomendado: 16 euros

La bodega está realizando un gran esfuerzo para reconvertirse en ecológica, lo que le ha llevado incluso a labrar antiguos viñedos de pasillos estrechos con caballos. En la misma línea, se trata de un cultivo sin químicos y favorable a la biodiversidad buscando la calidad de los suelos. Un compromiso con la sostenibilidad (aún sin certificar) en sus tierras de Rioja Alavesa, que se refleja en este vino, elaborado con tempranillo y mazuelo (10%), criado durante 16 meses en barrica de roble francés (30%) y americano el resto.

Vino Murua.

Con capa media- alta, posee una nariz frutal y muy fina. En boca sigue dando mucha fruta, en un vino fresco, en el que el tempranillo es sumamente reconocible. Al probarlo, surge la fuerte presencia de la madera, sabroso, goloso… con volumen y de paso medio en boca. Es un rioja “de libro”, perfecto para conocer, o reconocer, el patrón clásico de los riojas actuales.

5) Selvanevada 2018

Bodegas Villota/ D.O.Ca. Rioja

PVP recomendado: 10 euros

Tras cuatro generaciones como viticultores, la familia Pérez- Villota ha decidido lanzar sus propios vinos y, en esta ocasión, lo ha hecho mediante un coupage de las uvas tintas riojanas tempranillo, graciano, mazuelo y garnacha, todas crecidas en un meandro a orillas del río Ebro. Se ha criado durante 6 meses en barrica francesa.

Vino Selvanevada.

Capa media de un bonito color cereza, sabroso, con tonos ahumados. Persistente en boca, vivo y con una frescura muy presente debido a la gran proporción de uva graciano. Es el vino más de ‘andar por casa’ de la bodega- aunque se hace vendimia manual-, pero está muy conseguido y destaca su excelente relación calidad- precio. De esta añada han salido al mercado 15.000 botellas.

Cinco referencias riojanas muy distintas que aportan cada una un matiz distinto, desde los patrones clásicos de la comarca a vinos más expresivos y de tendencia o que destacan por su excelente precio. Pero siempre con la calidad como estandarte.

Nota: Ninguno de los vinos mencionados se han seleccionado por motivos comerciales, su elección es una decisión únicamente de calidad y periodística. Los precios son meramente orientativos.