Si te falta una excusa para adelgazar (que seguro que sí) y otra para practicar más sexo (que imaginamos que no), este artículo te va a gustar, pues puedes perder peso solo debes cenar poco e intimar en horizontal.

Si eliges correctamente los alimentos que tomas y a qué hora los consumes, y le sumas una ración de relaciones sexuales a tu rutina, adelgazarás más pronto que tarde. ¿No te lo crees? Sigue leyendo.

El sexo quema muchas calorías

Según un estudio de la Universidad de Montréal, en Canadá, unos 25 minutos de sexo (calculamos 10 minutos de preliminares + 15 minutos de coito) queman 88 calorías si eres una mujer de unos 68 kilos. Si eres hombre, quemarás 106 calorías si pesas unos 80 kilos. 

Ojo, solo en 25 minutos. No sabemos cómo vas del tema y no queremos exigirte de más y que te agobies, pero si duplicas la sesión de 'sextrenamiento' podrás quemar hasta 200 calorías, ahí es nada.

Para compararlo con una actividad física normal, 30 minutos de running equivalen a 200-250 calorías quemadas. Tú eliges, ¿sexo o correr? ¿O la fusión?

[Ver: Ejercicios que queman muchas calorías]

Sexo

El sexo frena los antojos de hidratos

El sexo regular además puede ayudar a mantener bajo control los niveles de cortisol, la hormona relacionada con la ansiedad. Un exceso de esta hormona aumenta el apetito por los dulces o alimentos con alto contenido de grasa y carbohidratos, y el estrés adicional le 'dice' a tu cuerpo que almacene todas esas calorías, porque la ansiedad pone a tu cuerpo en estado de alerta.

El sexo regular puede ayudar a mantener bajo control los niveles de cortisol, la hormona que aumenta la ansiedad

Resulta que el sexo amortigua la respuesta de "lucha o huida" de tu cuerpo ante los eventos que provocan tensión. El coito, específicamente, también reduce la presión arterial, incluso cuando toda tu vida alrededor se tambalea. 

¿Resultado? A más relajación, menos ansiedad, menos picoteo, más delgadez.

De tres en tres adelgaza más

Duplicarás tu pérdida de grasa

El sexo te ayuda a dormir como un bebé. Si no disfrutas de las suficientes horas de sueño al día, ya sea por motivos de trabajo o porque el estrés no te deja dormir, debes tener sexo antes de meterte a la cama (o cuando te metas, vaya).

Hacer el amor antes de irte a dormir libera oxitocina, una de las hormonas de la felicidad y la calma. Si un día no puedes tener sexo y necesitas dormir bien, siempre puedes pedirte a tu humano favorito que te dé un fuerte abrazo, pues libera también esta hormona.

Recuerda que dormir lo suficiente es particularmente importante si quieres adelgazar. De acuerdo con una investigación publicada en el American Journal of Epidemiology, disfrutar de pocas horas de sueño está estrechamente relacionado con el aumento de peso y con la probabilidad de tener obesidad.

Deja de comer comida basura y come más bajos

Te mantendrás en tu peso

Si ya has perdido peso o tu objetivo no es adelgazar sino mantenerte, estás de enhorabuena. ¿Por qué? Porque 'acostumbrarte' a tener sexo de forma regular, aumentará tus ganas de hacer el amor y, por tanto, seguirás quemando calorías.

Acostumbrarte a tener sexo de forma regular, aumentará tus ganas de hacer el amor y, por tanto, seguirás quemando calorías

Además, es la pescadilla que se muerde la cola, porque una pequeña pérdida de peso ya puede aumentar los niveles de testosterona de los hombres e, incluso, revertir la disfunción eréctil. En las mujeres, adelgazar puede mejorar la excitación, los orgasmos y la satisfacción sexual general. 

Ñam ñam

Vamos, amigo, que todo son ventajas. Ya sabes: come bien (alimentos) y practica sexo de forma regular. Adelgazarás y estarás de mucho mejor humor. 

¿Vas a ponerlo en práctica, lector?