Zaragoza albergará la nueva planta de referencia en Europa de la mutinacional Becton Dickinson, que se ha distinguido por fabricar las jeringuillas más utilizadas para la vacunación contra el coronavirus en todo el mundo. La empresa invertirá unos 165 millones de euros en la construcción de la planta. El Ayuntamiento de la ciudad estima que se crearán más de 600 puestos de trabajo

El Ayuntamiento, gobernado por el alcalde del PP Jorge Azcón, ha iniciado el procedimiento para la enajenación de 100.000 metros cuadrados de suelo en un polígono empresarial de Zaragoza. Una vez se produzca la venta del suelo, las obras comenzarán de inmediato con el objetivo de la compañía empiece a producir en 2023. El consistorio espera que está primera fase suponga la creación de 150 empleos.

Zaragoza, referente en Europa

La multinacional quiere convertir su planta de Zaragoza en una referencia del grupo en Europa y del mundo. La producción se centrará en material médico-sanitario de última generación. Becton Dickinson ya se encuentra presente en Aragón, donde fabrica sus jeringuillas para la vacunación contra la covid-19 en su planta de la localidad de Fraga. También tiene otra planta en el municipio madrileño de San Agustín de Guadalix. La empresa está presente en 190 países y emplea a 65.000 trabajadores en todo el mundo.

"Zaragoza cuenta con las mejores condiciones de ubicación, comunicación y disponibilidad de suelo industrial para dar respuesta a este tipo de inversiones internacionales en nuestro país", ha dicho el Ayuntamiento.

Azcón ha recordado que la venta de suelo industrial para este planta supondrá unos ingresos para la ciudad superiores a los tres millones de euros. Zaragoza, según explica el ayuntamiento, ha conseguido atraer más de 260 millones de euros para los próximos años en un entorno económico muy complicado por el impacto de la pandemia.