Las imágenes del encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, siguen siendo un misterio. Los vídeos permanecen en manos de la Justicia. Y para evitar su posible destrucción, Vox ha solicitado al Tribunal Constitucional que preserve las grabaciones que permitirían aclarar los pormenores de aquel encuentro secreto que dio lugar al caso 'Delcygate', desvelado por Vozpópuli.

Vox ha remitido un escrito al Constitucional, pues es en este órgano donde se encuentra el recurso de amparo interpuesto por la formación tras desestimar el Tribunal Supremo la querella contra Ábalos por este caso. En la misiva, el área jurídica dle partido pide que se frene la destrucción de las grabaciones del aeropuerto de Madrid.

La Vicesecretaría Nacional Jurídica de Vox, dirigida por Marta Castro, se ha dirigido al Juzgado de Instrucción número 31 para solicitar como diligencia la conservación de estas grabaciones realizadas por las cámaras de seguridad del aeropuerto madrileño: unos vídeos que ni el Gobierno -por motivos de seguridad nacional- ni el Consejo de Transparencia han querido hacer públicos.

“En el caso de que exista una futura sentencia estimatoria del recurso de amparo, no podría continuarse el procedimiento penal que se sigue ante este Juzgado -de Instrucción número 31-, puesto que se destruiría una evidencia esencial en la investigación de los posibles delitos denunciados”, advierte la vicesecretaria Jurídica Nacional.

Castro recuerda, además, que ni siquiera se incorporaron las grabaciones al procedimiento, a pesar de las solicitudes de realizadas por los servicios jurídicos de Vox, según ha informado el partido en una nota de prensa. “En este momento no concurre circunstancia alguna por la que no puedan conservarse hasta la decisión del Tribunal Constitucional”, matiza.

Además, la Vicesecretaría Jurídica de esta formación explica al Tribunal Constitucional que es “indispensable que obren en las actuaciones las grabaciones”, puesto que aún está pendiente resolver el presente recurso de amparo, y avanza un recurso de amparo -para el que aún está en plazo VOX- al Juzgado de Instrucción frente a la decisión de destruir las grabaciones.