Un terremoto de 3,5 grados de magnitud ha sacudido esta mañana Granada y su área metropolitana, donde hacía diez días que no se registraban temblores de más de 3 grados dentro de la serie sísmica que vive esta zona desde diciembre y que ha llegado a provocar cinco terremotos superiores a los 4 grados.

Según ha informado el Instituto Geográfico Nacional, el seísmo se ha registrado a las 11:09 horas con epicentro en Chauchina (Granada) y ha sido superficial, lo que ha contribuido a que haya sido ampliamente notado por la población del área metropolitana de Granada, incluida la capital.

Este es el segundo registrado desde esta madrugada, tras producirse uno, a las 2.46 horas, de 2,3 grados y epicentro en la cercana localidad de Santa Fe, donde se han localizado la mayoría de los temblores de este enjambre sísmico que se reactivó el pasado 23 de enero con el primero de los cinco terremotos de magnitudes superiores a los 4 grados que ha dejado desde entonces esta serie.

Santa y Fe y Atarfe

Han sido precisamente Santa y Fe y Atarfe los municipios más afectados por los terremotos, que han causado numerosos daños, aunque no estructurales, en viviendas o parte del mobiliario urbano como consecuencia de los temblores de mayor magnitud vividos en las últimas semanas.

Según el servicio de emergencias 112, se han atendido varios avisos de particulares que han sentido el temblor y que han llamado desde distintos puntos de la provincia como la capital, Vegas del Genil, Churriana de la Vega, Santa Fe y Atarfe, sin que consten ni heridos ni daños materiales.

Tanto la alcaldesa de Chauchina, Marina Martín, como el regidor de Santa Fe, Manuel Gil, han informado a Efe de que no tienen constancia de que este temblor haya causado nuevos daños en estos municipios vecinos, aunque ambos han coincidido en que sí han vuelto a intranquilizar a la población y generar revuelo.

"Llevábamos ya bastantes días más tranquilos y ahora volvemos a acordarnos de que seguimos con este enjambre de terremotos", ha dicho Martín, quien ha pedido calma y serenidad a la población y que ha recordado que existe un teléfono del 112 habilitado para ofrecer ayuda psicológica a las personas que la requieran.

Desde el pasado 5 de febrero, cuando se produjo un terremoto de 3,2 grados a las 20:17 horas y con epicentro en Santa Fe, el área metropolitana de Granada no sufría ningún seísmo por encima de magnitud 3, aunque la serie sísmica ha seguido activa con temblores menos frecuentes e intensidad inferior.

Estos terremotos forman parten del enjambre sísmico que se registra en esta zona de Granada desde principios del pasado mes de diciembre, que han superado desde el entonces el millar y que se reactivó especialmente entre los pasados 23 y 28 de enero con hasta cinco seísmos de magnitud superior a 4.