El Ministerio de Sanidad no ha hecho una sola propuesta de acción coordinada a las comunidades autónomas para hacer frente al crecimiento exponencial de la incidencia acumulada, especialmente entre los más jóvenes. Así lo confirman a Vozpópuli fuentes autonómicas presentes en el Consejo Interterritorial que lamentan que Sanidad solo proponga medidas colectivas cuando la situación epidemiológica es buena y se desentienda cuando las cosas van mal.

La única aportación del Ministerio ha consistido en la puesta a disposición de las comunidades de militares para llevar a cabo labores de rastreo contagios. Sanidad ha señalado que las decisiones que tomen las Consejerías de Sanidad autonómicas serían apoyadas por el Ministerio.

Sin embargo, hay acciones que requieren de apoyo judicial y que, por tanto, no están solo en manos de las autonomías. Por ejemplo, el toque de queda que proponen desde Castilla y León.

En la reunión del Consejo Interterritorial de este miércoles se ha abordado la situación epidemiológica a nivel general del país. En el caso de Madrid, se reconoce un aumento de contagios, pero controlado, y sin consecuencias desde el punto de vista asistencial.

Madrid también ha apoyado la aprobación del Manual de Buenas Prácticas de Eutanasia, presentado por la ministra Carolina Darias pero impulsado por la exministra María Luisa Carcedo, que también ha tirado de su cartera de expertos.

El quinto punto del día de la reunión tenía que ver con el "acuerdo relativo a los criterios para la distribución de fondos a las Comunidades Autónomas para estrategias para la mejora de los Sistemas de Información del SNS en el año 2021". En este punto, Madrid también ha dado su visto bueno.