La pandemia del coronavirus mantiene al mundo entero en una situación crítica y el tremendo impacto de la covid-19 en España ha obligado a las autoridades a imponer algunas de las medidas más duras de todo el planeta. La ciudadanía española está sometida a restricciones sanitarias que han cambiado las vidas de personas que ya no pueden disfrutar de la presencia de familiares, viajar libremente o simplemente salir a pasear. Sin embargo, incluso los mismos políticos que establecen esas restricciones han dado muestras de permanecer ajenos a las limitaciones que han decidido imponer por un bien común que parece no ir con ellos.

Uno de los casos más sonados fue el del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, que este pasado verano disfrutó de sus vacaciones en Portugal, donde fue visto sin mascarilla, como publicó ABC. También el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, optó por saltarse la cuarentena para acudir a un Consejo de Ministros después de que trascendiera que su pareja, la ministra Irene Montero, había dado positivo en una prueba de coronavirus.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, protagonizó su propia polémica al viajar a su casa en Getxo el mismo día que el Gobierno decretó nuevamente el estado de alarma en la Comunidad de Madrid por su situación epidemiológica. El decreto incluía medidas de restricción de la movilidad que, sin embargo, no fueron tenidas en consideración por parte de Celaá, que optó por regresar a su domicilio en el País Vasco, tras lo que su vivienda fue atacada con una pintada vandálica.

Pese a la polémica suscitada por el viaje de Celaá, otros miembros del Gobierno han programado en su agenda actos en sus ciudades natales, en pleno estado de alarma. Es el caso de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes. Aunque después de que trascendiera esta información Calvo ha decidido posponer su acto en Córdoba, Uribes mantiene su pretensión de viajar a Valencia para participar en un homenaje a Miguel Hernández y realizar una visita al Instituto Valenciano de Arte Moderno. 

Sánchez, sin mascarilla

Incluso el máximo responsable de las restricciones acordadas en España, el presidente Pedro Sánchez, ha eludido las medidas sanitarias que su Gobierno ha defendido e impuesto. La pasada semana, en una audiencia con el Papa, las imágenes del encuentro con pontífice mostraban al presidente sin mascarilla y sin guardar la distancia de seguridad.

El presidente Pedro Sánchez, ha eludido las medidas sanitarias que su Gobierno ha defendido durante una audiencia con el PP sin mascarilla y obviando la distancia de seguridad

Otro caso reciente ha sido el de la presidenta de Baleares, Francina Armengol, que fue pillada en un bar que incumplía las limitaciones horarias que el propio Gobierno balear había adoptado para tratar de frenar la pandemia del coronavirus. Armengol no tuvo que pedir disculpas por la “imagen de relajación social” que trasladó: “No es adecuada”, reconoció. Hasta ahí la autocrítica, pues la presidenta de Baleares calificó de “involuntaria” su presencia en el local, un hecho por lo que no se planteó dimitir.

La fiesta de Illa y los demás

Tampoco ha barajado su marcha el ministro de Sanidad, Salvador Illa, cabeza visible del elenco de autoridades que hace unos días participaron en una fiesta organizada por ‘El Español’ en un espacio cerrado, superando el límite de seis personas para reuniones que impera en toda España por orden del Gobierno. Illa no fue el único miembro del Ejecutivo que acudió a este evento, que contó con un total de 80 invitados, casi el doble contando a los profesionales que hicieron falta para poder llevarlo a cabo.

Los líderes del PP y Ciudadanos, Pablo Casado e Inés Arrimadas, respectivamente, también acudieron al acto. A la cita también acudieron el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que, según pudo saber Vozpópuli, estuvo en el photocall, saludó y se fue; el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page; la fiscal general del Estado, Dolores Delgado; el secretario general del PP, Teodoro García Egea; la portavoz del PP Cuca Gamarra, o la diputada Ana Pastor.