Aumenta la presión sobre el Gobierno de Pedro Sánchez por su disposición a indultar a los líderes del 'procés' condenados por el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 en Cataluña. Mientras la oposición aumenta su ofensiva de cara a la manifestación del próximo 13 de junio en la plaza de Colón, este domingo el propio presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha querido poner fecha al reinicio de la mesa de diálogo con el Gobierno central.

En una entrevista publicada por el diario Ara, Aragonès ha afirmado que la mesa de negociación con Pedro Sánchez se debe poner en marcha "antes de las vacaciones de verano", al tiempo que ha insistido en que el independentismo exigirá la amnistía para los presos del 1-O y ha pedido al Gobierno "no especular con los indultos y tomar una decisión justa y que sea rápida".

En este sentido, el Gobierno ha respondido a través del ministro de Transportes y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien ha admitido que el Ejecutivo de Sánchez ya está asumiendo "el coste de los indultos" y ha pedido por ello a Aragonès "liderazgo" en las dos partes.

"Un liderazgo claro, que se arriesgue y asuma el coste de decirle a la ciudadanía las cosas realmente como son, no como le gustaría que fueran. Hace falta que alguien ejerza ese liderazgo en Cataluña. Aragonès tiene ahora ese desafío", ha señalado Ábalos en una entrevista en La Vanguardia.

El ministro de Transportes le pide al nuevo Govern de coalición (ERC y JxCat) que "ahora" le toca "ofrecer una hoja de ruta que dé un cauce, y no proponer lo mismo que ya nos llevó al colapso", y en la que defiende que con los indultos el Estado puede demostrar "su grandeza" aplicando la clemencia "por el bien común y el interés general".

Ofensiva del PP y críticas de Ciudadanos

En tanto, desde la oposición continúan las críticas y movilizaciones contra la intención de Sánchez de conceder los indultos a los líderes del 'procés' condenados, pese a que estos no han mostrado arrepentimiento ni intención de renunciar a sus pretensiones separatistas.

En este sentido, el PP ha anunciado que iniciará una campaña en toda España para recoger firmas contra los indultos y el portavoz nacional de los populares y alcalde de Madrid, José Luis-Martínez Almeida, ha  ha anunciado que participará en la manifestación en la plaza madrileña de Colón, convocada el próximo 13 de junio por la plataforma Unión 78, liderada por Rosa Díez, Fernando Savater y María San Gil.

Almeida ha considerado "una burla" el "indulto reversible" que se estaría planteando aprobar el Gobierno para los condenados del 'procés'. "Si vuelven a violar la ley no se preocupe que vendrá un juez que sentenciará y condenará a la cárcel", ha contrapuesto Martínez-Almeida en declaraciones a los periodistas en Pamplona antes de participar este domingo en un foro sobre municipalismo organizado por el PP de Navarra.

Por parte de Ciudadanos, su líder en Cataluña, Carlos Carrizosa, ha considerado este domingo que es "incomprensible y muy censurable" que Pedro Sánchez pretenda avalar el indulto a los líderes independentistas encarcelados por el 1-O.

En declaraciones a los periodistas ante el cuartel del Bruc de Barcelona el día después del Día de las Fuerzas Armadas, ha dicho que esta decisión supone "volver a vender a los catalanes, que ya fueron vendidos por el PP en 2017" cuando se permitió la celebración del referéndum del 1-O.

"Y ahora resulta que por su parte, el PSOE, cuando todo eso ha ocurrido, no se le ocurre otra cosa que perdonar a aquellos que no han pedido perdón", ha añadido.