El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha asegurado este martes que la Secretaría de Estado de Migraciones “está trabajando” en la posibilidad de regularizar la situación de dos varones de nacionalidad senegalesa que intermediaron en la agresión que finalmente acabó con la vida de Samuel Luiz en A Coruña.

“Esperamos que se pueda regularizar en breve su situación porque se conoce, a raíz de la investigación de los hechos, que fueron dos de las personas que intermediaron con un papel activo”, ha indicado Miñones en declaraciones a los periodistas.

Así, ha sostenido que “es un acto de reconocimiento” y ha apuntado que el secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, “se interesó personalmente en el caso”.

Clave en la investigación

“Son personas que no tienen papeles y es ahí donde queremos actuar, para darles esa posibilidad, que puedan tener permiso de trabajo”, ha detallado el delegado, que ha puesto en valor esa actuación “de valentía y ejemplo”.

También ha apuntado que el testimonio de estas dos personas “ha sido clave” en la investigación policial que busca esclarecer las circunstancias del crimen.

Así, José Miñones ha explicado que “los principales supuestos autores han sido detenidos, puestos ante la justicia”, aunque “las investigaciones siguen abiertas”, por lo que no ha descartado la posibilidad de que se produzcan más detenciones.

Ahora, ha dicho, los agentes se centran especialmente en las pruebas testificales que se siguen tomando y que pueden dirimir el “grado de implicación” de cada uno de los partícipes. Sobre el móvil del crimen, ha dicho que todas las líneas permanecen abiertas