Los tres primeros detenidos como presuntos autores de la brutal paliza que causó la muerte a Samuel Luiz en La Coruña, dos varones y una mujer de entre 20 y 25 años, pasarán este viernes a disposición del juez en los juzgados de esa ciudad gallega.

Lo harán a lo largo de la mañana ante el Juzgado de Instrucción número uno, que está de guardia esta semana, y este remitirá lo actuado al órgano competente, el número ocho, de guardia cuando sucedieron los hechos.

Hay un cuarto arrestado, al que se le imputa un delito de homicidio, como a los otros tres, y además, en su caso, se le investiga por otro de apropiación indebida al haberse quedado supuestamente con el móvil de la víctima, un auxiliar de enfermería de 24 años.

A Samu, como le llamaban en su círculo íntimo, lo mataron a las tres de la madrugada del pasado sábado, en el segundo día de apertura del ocio nocturno en Galicia.

Cámaras de seguridad

La principal prueba de cargo contra los presuntos autores del crimen está en las grabaciones de las cámaras de seguridad