España

Los expertos creen que el salto a una república abocaría a hacer otra Constitución

La presencia del monarca es constante a lo largo del actual texto constitucional y no sería suficiente con cambiar el Título II, que regula la Corona

La sede del Tribunal Constitucional.
La sede del Tribunal Constitucional. EFE

Las últimas informaciones acerca de las finanzas del rey emérito y su salida precipitada de España han servido al vicepresidente del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, para poner una vez más sobre la mesa el debate del modelo de Estado. Aunque los socialistas cierran filas con la institución monárquica y el pacto constitucional, el líder morado se muestra convencido de que, "tarde o temprano, los jóvenes impulsarán una república en España". Cree que el cambio, eso sí, debe darse "respetando la legalidad". 

¿Pero cuál es el mecanismo legal que permite a la monarquía parlamentaria transformarse de la noche a la mañana en una república? A diferencia de otros textos constitucionales de nuestro entorno más próximo, que fijan aspectos irreformables, el Tribunal Constitucional mantiene el criterio de que la Carta Magna de 1978 es revisable desde el primer artículo hasta el último. Un sector de la doctrina no comparte esta visión. 

Los constituyentes previeron un mecanismo mucho más rígido de revisión para partes como el Título II, donde se regula la Corona. Así que tocar cualquier aspecto relativo a la monarquía, como la preferencia del varón en el orden sucesorio, requiere recurrir al procedimiento agravado que fija el artículo 168;una especie de candado de siete llaves para el que se necesita un amplísimo consenso entre las fuerzas políticas (233 diputados), la disolución de Cortes, elecciones generales y un posterior referéndum

Sin embargo, los expertos señalan que el proceso puede ser más complejo de lo que aparentemente parece y mantienen posturas diferentes sobre si todos los cambios necesarios se podrían acometer por el procedimiento agravado o de forma combinada con el ordinario. "Bastaría cambiar el artículo 1.3. que habla de la monarquía parlamentaria y sustituir el Título II, de la Corona, por otro sobre la jefatura del Estado. Pero luego habría que repasar toda la Constitución, porque el rey aparece por mucho sitios", avisa Antonio Torres del Moral, catedrático emérito de Derecho Constitucional en la UNED.

En concreto, el monarca aparece en más de cuarenta ocasiones a lo largo del texto, que le atribuye la capacidad -bajo refrendo- de sancionar y promulgar leyes, la convocatoria y disolución de las Cortes o la convocatoria de elecciones y referéndum. También se encarga de proponer al candidato a la Presidencia del Gobierno y ostenta el mando supremo de las Fuerzas Armadas

Para Miguel Presno Linera, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo, "una reforma total es un nuevo texto aunque conserve elementos del anterior". En su opinión, los artículos fuera del Título II que se refieren al monarca podrían ser modificados por el procedimiento ordinario del artículo 167. Para Torres del Moral, "habría que cambiarlo todo al mismo tiempo, salvo que en una primera reforma se añada una última disposición que diga que, en tanto se reforma el resto de la Constitución, todas las alusiones relativas al rey, habrán de entenderse relativas al Gobierno".

En cualquier caso, sostiene, "una reforma de la Constitución así sería hacer una Constitución nueva. Haría falta una convocatoria de elecciones como las del año 1977 para la reforma de la Constitución y hacer ex novo. Lo otro es un poco chapucero", reflexiona. 

"Tiene unas señas de identidad"

Expertos como Javier Tajadura, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad del País Vasco (UPV), sostienen que la reforma total no es viable, porque dejaría la Carta Magna irreconocible."Algunos decimos que no se pueden cambiar todos los artículos porque toda Constitución tiene unas señas de identidad. Y nuestra Constitución es la Constitución de la monarquía parlamentaria", enfatiza. 

Si se quisiera pasar a un modelo republicano, "lo que hay que hacer es otra Constitución distinta, porque parece fraudulento utilizar el mecanismo de reforma no para mejorarla o perfeccionarla (orden sucesorio) sino para destruirla". "Lo que no se puede hacer es legalizar la revolución. Así que sería una operación constituyente, una nueva Constitución y no una reforma" concluye.

El modelo autonómico

No en vano, Iglesias siempre ha hablado de impulsar "una república plurinacional", donde las fuerzas independentistas pretenderían ver satisfechas sus demandas. Así que, una vez abierto el melón de la reforma constitucional para cambiar el modelo de jefatura del Estado, el actual estado autonómico inicialmente regulado en el Título VIII debería ser objeto de una revisión casi total, sin olvidar los estatutos de autonomía, con rango legal equivalente al del texto constitucional. 

De momento, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que dirige el exmiembro de la ejecutiva socialista José Félix Tezanos, preguntará en septiembre el parecer de los españoles sobre posibles cambios constitucionales. En el cuestionario de septiembre de 2018, el instituto demoscópico preguntó: "¿Cree usted que en estos momentos sería necesario reformar la Constitución de 1978?". Siete de cada diez encuestados respondieron afirmativamente y un 13% se pronunció a favor de cambiar la opción de la sucesión de la Corona.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba