José Manuel Franco es uno de los seis aspirantes a liderar el PSOE de Madrid, en las primarias más concurridas de todo el partido, y el que lleva la etiqueta de 'favorito', pero, aunque coordinó la campaña del secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, y ahora quiere llevar su proyecto a su comunidad, no se identifica como el "candidato de Ferraz". Su objetivo es ganarse el apoyo de los militantes, "pacificar" la federación y llevar al partido a ganar elecciones, aunque él no será el candidato ni para el Gobierno autonómico ni para el ayuntamiento.

Faltan pocas horas para que termine el plazo de presentación de candidaturas a la Secretaría General del PSOE-M y se esperan seis ¿Por qué es la federación con más aspirantes a sus primarias? ¿Es la más dividida?

El PSOE de Madrid siempre se ha caracterizado porque en su seno ha habido siempre un debate muy intenso, muy enriquecedor. Yo creo que eso no es malo, es bueno que haya compañeros y compañeras con ganas de participar en este proceso. Además, estamos fomentando la participación, precisamente. Yo he sido partidario de reducir el número de avales necesarios para poder concurrir, con lo cual tengo que ser consecuente con lo que he dicho hace unos meses y defender que haya una amplia participación. No sé si hay seis proyectos sólidos, eso ya habrá que verlo y lo decidirán los militantes, pero, en principio, que haya participación siempre va a ser bueno.

¿Caben tantos proyectos diferentes en el seno del PSOE?

Sinceramente, no. Habrá matices, pero, claro, hay valores, planteamientos de izquierdas, que tiene que defender cualquier socialista que se presente a primarias. Con lo cual, a veces, las diferencias son de matiz.
Nuestro proyecto, que es un proyecto compartido, y no es un proyecto personal, ni mucho menos, pretende trasladar a la Comunidad de Madrid lo que ha sido la experiencia de las primarias nacionales, el espíritu de lo que ha sido la elección de Pedro Sánchez como secretario general.

Y digo esto porque, a mi modo de ver, ha sido un ejemplo de participación, de democracia interna y eso queremos que suceda en Madrid. Queremos que los votantes, y no sólo los votantes, los afiliados y las afiliadas del partido, tengan siempre la última palabra y sean partícipes de todo lo importante que tenga que hacer el partido en Madrid.

Habla de diferencias de matiz en los proyectos, pero también se puede hablar de diferencias de familias, que vienen de lejos. 

Yo parto siempre del máximo respeto para todos los compañeros que deciden presentarse, porque es un acto de valentía política, concurrir a unas primarias. Y desde el máximo respeto y desde, incluso, el aprecio personal con muchos de ellos, considero que, el tema de las familias deberemos, entre todos, y en esto quiero insistir, entre todos deberemos hacer que desaparezca. Sé que es una idea, una voluntad de todos los compañeros que han accedido en los último años a la Secretaría General y que pocas veces se ha conseguido. Pero si somos capaces de sumar, sumar de verdad, sumar con lealtad, sumar con generosidad, seremos capaces de que desaparezcan las famosas familias socialistas del PSOE en Madrid y que haya una sola familia, la del PSOE de Madrid.

Entre todos deberemos hacer que desaparezcan las familias socialistas en el PSOE de Madrid y que haya una sola

También se ha hecho la lectura de que dirigentes que en las últimas primarias federales estuvieron con Patxi López o con Susana Díaz le apoyan ahora. ¿Puede ser un cierre en falso?

No, yo estoy convencido de que no va a ser un cierre en falso. Digo esto porque estos compañeros, a los que agradezco mucho el apoyo que me están prestando, se suman a un proyecto, no se suman a un proyecto personal, no se suman a una persona porque les caiga más o menos simpática. Se suman porque comparten un proyecto que tenemos para Madrid y eso es lo importante

¿Hasta qué punto se puede trasladar la lógica de las primarias federales a estas primarias? ¿Pervive de alguna manera todavía esa lógica?

Yo creo que no. Es verdad que a día de hoy todavía persiste lo del 'ista, isto', que a mí me desagrada profundamente. Yo creo que son dos procesos claramente diferenciados. El proceso federal ha pasado, Pedro Sánchez ha ganado con una mayoría muy clara, muy rotunda y ahora en el proceso regional, lógicamente, cambian los actores y cambia también la situación. No es la misma, pero lo que sí pretendemos desde nuestra candidatura es trasladar el modelo federal a Madrid y para ello queremos contar con todos los compañeros que coincidan con estos planteamientos. Si no al cien por cien, al menos en un porcentaje amplio.

Usted anunció su intención de presentarse hace más de mes y medio, en este tiempo, ¿ha intentado convencer a alguno de los otros aspirantes para que se sume a su candidatura? ¿Cree que puede hacerlo en el tiempo que queda hasta la votación?

No creo para nada en lo que se llamaba hasta ahora la mesa camilla, que entre unos cuantos decidían el futuro del partido. Yo quiero que el futuro del partido en Madrid lo decida el conjunto de militantes del mismo. Dicho esto, es evidente que yo tengo una relación personal con muchos posibles precandidatos y tengo aprecio y respeto, político y personal, hacia muchos de ellos, y es verdad que se intercambian opiniones. Pero una negociación formal no ha habido todavía. Yo creo que no es el momento porque para ello es necesario que los precandidatos consigan los avales necesarios y luego sería, seguramente, el momento de hablar. Pero nuestro proyecto siempre ha estado abierto, y sigue abierto a día de hoy, a todos aquellos que quieran sumarse, que compartan nuestro proyecto. Estamos abiertos, serán bien recibidos y trabajaremos juntos, sin ningún problema.

Si gana, ¿está dispuesto integrar a los candidatos en su Ejecutiva? En la federal no ha habido mucha integración.

Primero veamos los que reúnen los avales, luego veamos el resultado de la elección del día 30 y luego hablaremos.

José Manuel Franco, candidato a las primarias del PSOE-M

¿Ha analizado los proyectos de sus compañeros? ¿Hay alguno en el que usted detecte que puede haber mayor cercanía?

He leído algunas cosas de compañeros precandidatos y efectivamente en muchos aspectos coincidimos. Hasta el punto, y dicho con toda la humildad con la que me gusta comportarme siempre, que algunos proyectos que he visto se parecen demasiado al nuestro, que ha sido el primero. Y no es por nada, no es que quiera arrimar el ascua a mi sardina, pero tienen coincidencias considerables. No quiero decir que nos hayan copiado, pero hay muchas coincidencias, con lo que considero que la base troncal es común y a partir de ahí los matices, iremos viéndolos y solucionándolos poco a poco.

Después de anunciar un proceso de reflexión, Antonio Miguel Carmona ha anunciado que no se presentará, pero sostiene que le apoya un 30% de la federación. ¿Quiere incorporarlo a su proyecto?

Lo de los números es siempre relativo. Uno puede decir que tiene apoyo de un X por ciento y luego la realidad, los militantes cuando votan o cuando avalan, demuestra que no es así, a veces por exceso y a veces por defecto. De porcentajes no me gusta hablar, me gusta hablar más de proyectos que de porcentajes.

Yo no sé, Antonio Miguel Carmona los apoyos que podría tener, me parece una persona respetable, con la que he tenido siempre una buena relación personal y si ha decidido no presentarse, por supuesto, respeto su decisión, como por supuesto hubiese respetado la decisión de presentarse. No hay ningún problema.

¿Usted está dispuesto a integrarle en su proyecto?

Nosotros, me gusta hablar en plural, estamos dispuestos a sumar a todos aquellos compañeros que compartan nuestras grandes líneas.

¿De quien más lejos está es de la candidatura que integra el entorno de Tomás Gómez?

Yo quiero mirar al futuro y no quiero detenerme en cosas que han sucedido en el pasado. En el PSOE de Madrid han pasado cosas malas y cosas buenas, pero yo quiero quedarme con lo bueno del partido y a partir de ahí construir un proyecto nuevo, con todo el mundo, que no se pare en la importancia de las personas, que anteponga los intereses generales del partido a los personales. Y ahí estaremos todos juntos.

Usted dirigió la campaña de Pedro Sánchez en la Comunidad de Madrid y dice claramente que su objetivo es llevar ese proyecto ahora a la Comunidad de Madrid. Le será difícil negar ahora que es el candidato de Ferraz.

Es que no me gusta hablar de candidato de Ferraz, candidato oficial, candidato del aparato. Yo pretendo ser el candidato de las bases, de los militantes. Ésa es nuestra pretensión y en esa dirección estamos trabajando. Estamos recorriendo todas las agrupaciones, todos los festejos, donde están compañeros trabajando y a ellos nos dirigimos mi equipo y yo permanentemente.

En este recorrido que está haciendo por las agrupaciones, cree que permanece vivo el apoyo y la movilización que surgió a Pedro Sánchez de las últimas primarias?

Yo creo que sigue vivo. No sé si con la misma intensidad, pero yo, de verdad, noto un grado de entusiasmo que hace tiempo que no veía en mi partido y eso es enormemente positivo. Y esa inercia tenemos que aprovecharla para colocar al partido en una situación óptima para tener opciones de gobernar la Comunidad de Madrid y la mayor parte de ayuntamientos de nuestra comunidad.

El hecho de que usted ya se esté descartando como candidato a la Comunidad, ¿no mina de alguna manera su proyecto? ¿Cómo enganchar a los militantes si el objetivo último no son las elecciones en las que confrontar su proyecto con otros candidatos?

El objetivo último sigue siendo ganar las elecciones, pero ganarlas para gobernar desde los valores de la izquierda, no ganar por ganar. Ese sigue siendo el objetivo. ¿El candidato? Cuando tenemos, a mi modo de ver, el mejor de los candidatos, sería ridículo por mi parte, y sería incluso pretencioso, intentar ponerme en el lugar del que consideramos que es un magnífico candidato, que es Ángel Gabilondo. Para nosotros sería un honor que Ángel Gabilondo encabezase la lista de la Comunidad de Madrid, por eso yo me he autodescartado. Mi objetivo es trabajar para el partido y para que el partido sea realmente la referencia de la izquierda de Madrid.

Tenemos al mejor de los candidatos a la Asamblea de Madrid y sería ridículo, e incluso pretencioso, intentar ponerme en el lugar de Ángel Gabilondo

¿Ya han hablado con Gabilondo? ¿Está dispuesto a presentarse otra vez a las elecciones?

Cada cosa a su tiempo. Primero, hagamos el proceso interno dentro del partido, resolvamos nuestro tema orgánico y luego será el momento de hablar de candidatos. A mí me encantaría que Ángel Gabilondo fuera candidato.

"Me gustaría pacificar la federación"

Pero, ¿no puede llevar a pensar que usted va a ser una especie de "gestor" para poner orden en esta federación? En todo caso, ¿cree que va a lograr pacificar la federación?

Lo de poner orden suena un poco fuerte. Me gustaría pacificar y me gustaría, efectivamente, que pudiésemos trabajar todos juntos por un proyecto común, un proyecto que ilusionase, no sólo a los militantes, sino también a la sociedad, un proyecto serio, creíble, y ser realmente la izquierda que puede gobernar en la comunidad de Madrid. Para eso trabajaré y me dejaré hasta la última gota de sudor.

Aunque su apoyo a Gabilondo garantizaría una bicefalia cómoda en Madrid, en Cantabria ya ha provocado una crisis de gobierno. ¿Comparte que las nuevas direcciones tengan el poder de decidir los cambios, no sólo en los grupos parlamentarios, sino también en los Ejecutivos? Después de Cantabria puede venir Aragón o Asturias.

Estoy convencido de que en Madrid no se plantearía ningún problema de ese tipo. Conociendo el talante de Ángel Gabilondo y conociendo, lógicamente, la relación que tengo con él, su forma de actuar, no habría ni el más mínimo problema. Yo soy muy respetuoso con las instituciones, pero muchísimo. No soy partidario en absoluto de alterar la vida de las instituciones, siempre que estas funcionen de una manera sensata, coherente, y de acuerdo con los principios del partido. Para mí las instituciones son sagradas.

Entiendo, entonces, que no comparte el criterio del nuevo secretario general del PSOE en Cantabria, que ha pedido el cese de un consejero.

Yo quiero centrarme en Madrid, que bastante tenemos, para lo bueno. En Madrid hay un nivel político impresionante, con lo cual el debate siempre es muy rico y yo me centro en Madrid y es mi gran afán ahora mismo.

Pues hablemos de Madrid. Hace unas semanas, en una entrevista en El Español, usted definió a Madrid como una nación dentro del Estado plurinacional, pero parece que su propuesta no ha tenido mucho éxito. Pedro Sánchez sólo cita a Galicia, Cataluña y País Vasco. ¿Se ha replanteado usted su propuesta?

Fue una frase sacada de contexto que no tiene la más mínima importancia. Luego en algún medio salió esa frase ya con todo su contenido íntegro y el tema quedó prácticamente zanjado. Una frase que se sacó de contexto y que, por supuesto, si me preguntan si ¿tiene Madrid las condiciones para ser considerada nación? Le diré, no.

¿Ha tenido tiempo de debatir esta cuestión con los militantes en las agrupaciones? ¿Cómo se recibió su afirmación?

No he hablado con ellos, porque estoy más pendiente y preocupado por defender los derechos de los madrileños, los derechos sociales, la igualdad, por superar esta brecha social en la Comunidad de Madrid, en la que cada vez los ricos son más ricos y los pobres más pobres. Estoy más preocupado por defender los derechos sociales de los madrileños que por hablar de nacionalismos que ahora mismo, creo que lo que más preocupa a los madrileños no es eso.

Pero ahora mismo la crisis en Cataluña está en el centro de todos los debates y la propuesta del PSOE es revisar el modelo territorial.

En el tema de Cataluña nosotros queremos compatibilizar nuestro apoyo a la ley, a la Constitución, sin fisuras, con una negociación que no se ha producido. La situación actual en Cataluña sólo beneficia a los independentistas y a Rajoy. Ese inmovilismo del Gobierno de España es lo que queremos combatir y hacerle cambiar. Dicho todo esto, también pretendemos reformar la Constitución para que cualquier comunidad autónoma, cualquier pueblo se sienta cómodo en el nuevo esquema y que haya igualdad de derechos para todos los españoles. Es nuestro objetivo fundamental y la base de nuestra propuesta.

¿No cree usted entonces, como dijo en la citada entrevista, que habrá tantas naciones como comunidades autónomas hay ahora?

El término nación tiene dos aspectos, el objetivo y el subjetivo. El objetivo es que puede considerarse nación un grupo humano, social, que comparte determinadas costumbres, que comparte idioma, que comparte una cultura. Y luego está el aspecto subjetivo y es que los habitantes de esa comunidad autónoma o de ese ente territorial tengan el sentimiento nacional.

Hay comunidades autónomas donde, eso sí, se ha dado históricamente y hay otras que no, pero no hay ni que asustarse hablando de nación. Además, en la Constitución española ya aparece recogido el término nacionalidad y no ha pasado absolutamente nada. Algún estatuto de autonomía también lo recoge, por cierto, no aprobados con mayoría socialista, y habla de nación y no pasa absolutamente nada. Yo quiero que todos los españoles y, en concreto, los madrileños, no tengan ni un derecho menos que cualquier región, cualquier comunidad autónoma o cualquier nacionalidad que componen el Estado español. Y con eso me quedo.

Ahí defiende la misma postura que la presidenta de la Junta de Andalucía, que en este debate pone por encima de todo la igualdad.

No, yo defiendo el proyecto federal y las resoluciones del 39 Congreso. Es lo que defiendo y estoy al cien por cien con ello.

El socialista José Manuel Franco, entrevistado por Vozpópuli

El secretario general ha garantizado un apoyo sin fisuras al Gobierno ante el desafío independentista y ahora quiere ir de la mano del PP en la apertura del debate en el Congreso de una comisión de estudio sobre el modelo territorial. Después de una campaña para sus primarias centrada en el 'no es no' a Rajoy, ¿cree que la militancia apoya este acercamiento?

Yo creo que un partido como el nuestro, serio, de gobierno, que ha garantizado la convivencia de los españoles durante muchísimo tiempo tiene que pactar los grandes temas (seguridad, defensa, política exterior) con el resto de partidos que tengan la misma vocación. No podemos alejarnos, vivir al margen de esos acuerdos porque son necesarios para el país. Y si hay que pactar temas concretos relativos a estos asuntos, no debemos tener ningún tipo de complejo.

¿Cambiaría en algo la labor de oposición que está haciendo ahora el PSOE de Madrid?

Estamos haciendo una oposición muy seria, constructiva, tenaz y yo creo que muy útil para los ciudadanos madrileños. Estamos siendo los portavoces de todos los ciudadanos que realmente necesitan a las instituciones, es decir, básicamente a los más desfavorecidos. Estamos haciendo una oposición muy seria

¿En que se diferenciaría entonces su liderazgo del que está ahora al frente de la federación

Nuestro proyecto pretende solamente consolidar al partido, que exista una mayor democracia interna, que la hay ya, pero todo es perfeccionable, y sobre todo hacer partícipes a los militantes de las grandes decisiones que adopte el partido. Es lo que pretendemos, que la soberanía del partido en Madrid resida en los militantes.

Los grandes retos del PSOE, y así se ha visto en las últimas elecciones, son las grandes ciudades y los jóvenes. ¿Cómo piensa usted conectar con el electorado?

Nosotros tenemos que articular desde el partido planes concretos para mejorar la vida de los jóvenes y de los ciudadanos. Estamos pensando ya en una cantidad de medidas importantes, que en el momento en el que la nueva Ejecutiva tome posesión las pondremos en marcha.

¿Cómo puede el PSOE recuperar a los votantes que se le han ido a Podemos? ¿Es volver al PSOE de siempre o entrar a competir con Podemos?

Es verdad que ha habido una cierta desafección, no sólo hacia el PSOE, sino hacia la política en general. Hay que recuperar la dignidad de la política y ya lo que, en lo que se refiere al PSOE de Madrid, si somos capaces de presentar propuestas creíbles y serias, si somos capaces de ser el vehículo de los ciudadanos para que puedan llegar a las instituciones sus inquietudes y sus problemas, recuperaremos seguro la confianza de muchos ciudadanos que nos han abandonado en los últimos años.

En las encuestas, aunque tienen el valor que tiene, siempre relativo, estamos comprobando que desde que Pedro Sánchez es secretario general del partido estamos recuperando a muchos votantes, que algunos han ido a otras fuerzas políticas y otras a la abstención. Si seguimos este camino, vamos a ser capaces de recuperar votantes de la abstención y votantes de otras fuerzas políticas. Estoy completamente seguro.

¿No tienen miedo de alejarse del centro?

El PSOE es socialdemócrata. Esto parece una obviedad, pero no lo es. Con lo cual, nuestro hipotético electorado tiene que ir desde el centro izquierda hasta la izquierda, pero para ello tenemos que presentar propuestas concretas, creíbles y realizables y luego cumplir la palabra dada, ganar credibilidad.

¿Qué balance hace de la gestión de Carmena en el Ayuntamiento de Madrid?

Tiene luces y sombras. Yo creo que Carmena ha llegado al Ayuntamiento de Madrid con muy buenas intenciones, pero ha habido algún déficit que otro en su gestión, que no es el momento de valorar, para eso está nuestra portavoz en el Ayuntamiento. Yo creo que tiene más luces que sombras la gestión de Carmena.

La gestión de Carmena tiene más luces que sombras"

¿Se plantea usted cambios a la hora de hacer oposición o en el apoyo al Ayuntamiento? ¿Cambios en el grupo?

Yo soy muy respetuoso con las instituciones y creo que en ningún ayuntamiento donde tenemos representación veo grandes problemas. Estudiaríamos caso a caso, si lo hubiera. Pero, en principio, repito, máximo respeto a los portavoces y por supuesto a los alcaldes y alcaldesas.

Para las próximas municipales, ¿tiene en mente algún candidato al Ayuntamiento?

Que decidan los militantes. No sé todavía qué militantes o qué simpatizantes o qué independientes pudiera haber dispuestos a dar el paso y presentarse a unas hipotéticas primarias al Ayuntamiento de Madrid y en su momento decidirán los militantes.

El expresidente Zapatero estuvo ayer en el desayuno de Pedro Sánchez, del que estuvo muy alejado. ¿Cree importante recuperar esos referentes del partido? ¿Cree que siguen siendo referentes?

Por supuesto. Yo en el proceso de primarias de Pedro Sánchez siempre he dicho que respetaba a los dirigentes y admiraba a los dirigentes que hemos tenido. No olvidemos que las personas a las que se refiere y alguna mas, que no ha mencionado, han colocado a España en una magnífica situación, no sólo en Europa, sino en cuanto a los derechos sociales, civiles, han hecho muchísimo por mejorar la vida de los españoles. Con lo cual, máximo respeto a Zapatero, Felipe González, a todos los presidentes autonómicos que hemos tenido, a los alcaldes, porque de todos podemos sacar conclusiones positivas

Después de este acercamiento con Zapatero, se debería intentar el acercamiento con Felipe González?

Por supuesto, estamos hablando de palabras mayores.