PSOE

El candidato 'pedrista' al PSOE de Madrid empieza a sumar a 'susanistas'

José Manuel Franco, portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, se presenta a las primarias como heredero de la "ilusión" que despertó entre los militantes Pedro Sánchez y asegura que integrará a todas las sensibilidades de una federación muy convulsa. Por lo pronto, además de destacados 'patxistas', ya cuenta entre sus apoyos a dirigentes madrileños que el pasado 21 de mayo estuvieron con la presidenta de la Junta de Andalucía

José Manuel Franco, candidato a las primarias del PSOE de Madrid
José Manuel Franco, candidato a las primarias del PSOE de Madrid EFE

El primer candidato que dio el paso al frente para plantar cara a la actual secretaria general del PSOE de Madrid, Sara Hernández, se presenta a estas primarias levantando la bandera del "entusiasmo que representó entre los militantes" Pedro Sánchez. José Manuel Franco asegura que Ferraz es neutral -aunque no hay ninguna duda de que es el aspirante favorito de la dirección federal- pero admite que aspira a ser el representante del 'pedrismo' en Madrid y a ganar con ese impulso las primarias. Y a ello contribuirán dirigentes que en la última contienda federal estuvieron con los dos contrincantes del ahora secretario general, Susana Díaz y Patxi López.

Eso sí, los apoyos que está recibiendo ya Franco, cuando el proceso no arrancará hasta septiembre, no están coartando las expectativas de otros. En los últimos días, también han anunciado su intención de concurrir a este proceso el alcalde de Soto del Real, Juan Lobato, y el crítico Enrique del Olmo. Y, como admiten muchos socialistas, no sería una sorpresa que hubiera más. 

A día de hoy, el candidato que aparece con más fuerza para afrontar el proceso es Franco, actualmente portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid y bendecido por Ferraz. En la presentación de su candidatura a los medios, este miércoles en la agrupación de Chamartín, negó haber recibido "alguna indicación" de Pedro Sánchez, pero ligó totalmente su candidatura al proyecto del secretario general y se puso como objetivo "trasladar a Madrid la ilusión" que las bases pusieron en el último proceso federal: "Ojalá pudiera ser un digno representante de esa candidatura".

Y, para ello, contará con uno de los instrumentos que más ayudaron a Sánchez en su victoria: las plataformas de militantes que se crearon en todo el país después de su dimisión y que movilizaron a las bases al ritmo del 'no' a la abstención con la que la Gestora decidió dejar gobernar a Rajoy. Ahora, estarán con Franco.

La victoria de Pedro Sánchez supuso el fin de los bloques 'patxista' y 'susanista'.

Pero no sólo del 'pedrismo' alimentará su candidatura: 'patxistas' y 'susanistas' ya se han sumado a su proyecto, con mayor o menor entusiasmo. En realidad, la victoria de Pedro Sánchez supuso el fin de esos bloques, que tampoco entonces fueron homogéneos, especialmente en el caso de quienes estuvieron en Madrid a favor de la candidatura de la presidenta de la Junta de Andalucía.

El giro fue más claro en el caso del 'patxismo', pese a que fue la opción del 'aparato' del PSOE de Madrid. Con el exlehendakari estuvieron la secretaria general de esta federación, Sara Hernández, el presidente, Manuel Robles, y un buen número de alcaldes. Pero, después del 21 de mayo, el bloque se ha disuelto como un azucarillo hasta tal punto de que la líder de la federación, y alcaldesa de Getafe, afronta sin gran respaldo orgánico la batalla de la reelección para la que desde su entorno aseguran que está dispuesta a llegar hasta el final. Llega "sola", aseguran muchos socialistas madrileños.

Según fuente socialistas, con Franco están ya alcaldes que apoyaron a Patxi López, como los de Arganda del Rey, Guillermo Hita, y Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, y también dan por hecho el acuerdo con Robles, alcalde de Fuenlabrada. También apoya su candidatura el diputado Rafael Simancas, que estuvo en el equipo de campaña del exlehendakari y que ha sido integrado por el 'nuevo PSOE' como número tres del Grupo Socialista.

A estos apoyos se suman también los de 'susanistas', aunque de la misma manera que ocurre con los que estuvieron con Patxi López, desde muchos sectores de la federación se apunta a que "el susanismo acabó el 22 de mayo". Por lo pronto, según fuentes socialistas, apoyan al candidato 'pedrista' los alcaldes de Leganés, Santiago Llorente, y San Sebastián de los Reyes, Narciso Romero. Además, algunas agrupaciones de la capital cuya dirección estuvo con la presidenta de la Junta de Andalucía el 21 de mayo, como la de Tetuán, se han decantado ya por Franco.

Y lo mismo ocurre con otros cuadros del partido, que no estuvieron con Pedro Sánchez en las primarias del 21 de mayo y que ahora quieren evitar un nuevo conflicto. Después de perder varias batallas -estuvieron con Eduardo Madina en 2014, con Juan Segovia frente a Sara Hernández en 2015 y con Susana Díaz el pasado 21 de mayo- no creen que sea el momento de otra guerra. Ahora, ese grupo, entre el que se encuentra el propio diputado autonómico Juan Segovia y otros jóvenes socialistas como Borja Cabezón o la alcaldesa de Aranjuez, Nina Moreno, no ve con malos ojos la candidatura de Franco.

Fuentes de este sector explican que confían en su labor para pacificar la federación y sostienen que ya demostró su talante conciliador a la hora de gestionar el congresillo en la federación para elegir delegados al 39 Congreso federal, cuando llevó las negociaciones en representación del sector de Pedro Sánchez. Ahora, esperan que su candidatura tenga la misma voluntad de integrar a todos los sectores del partido.

A este mismo grupo de socialistas pertenecía el alcalde de Soto del Real, que se ha convertido en el tercer candidato a las primarias. El joven Juan Lobato (32 años) ya barajó presentarse a la Secretaría General del PSOE y ahora ha decidido dar un paso al frente, aunque no lo hará acompañado por ese sector al que ha permanecido ligado en los últimos tiempos.

Juan Lobato ya barajó presentarse a la Secretaría General del PSOE y ahora ha decidido dar un paso al frente

Eso sí, fuentes próximas al regidor aseguran a este periódico que da el paso arropado por un grupo de jóvenes alcaldes y, sobre todo, con el convencimiento de que tendrá el apoyo de una parte importante del partido que quiere que haya una "auténtica renovación" que, consideran, no pasa por el veterano José Manuel Franco. 

La candidatura de Lobato cree que el PSOE de Madrid tiene "un problema de desconexión absoluta" con la sociedad madrileña y considera que la manera de conseguir que el mensaje sea atractivo es con un liderazgo "nuevo". El alcalde, que ya se distinguió de su grupo al apoyar a Patxi López en las pasadas primarias, comparte el proyecto de Pedro Sánchez, a quien ya ha comunicado personalmente su decisión, y pretende, así, arrebatar esa bandera a Franco.

Pero no es el único que cuestiona que sea el portavoz adjunto el que la sostenga. Algunos 'pedristas' convencidos desde el principio están "preocupados" por las formas en las que se ha gestionado esta candidatura y no descartan que pueda haber otra. Es el caso del diputado autonómico Daniel Viondi quien, según explican fuentes de su entorno, está "en un periodo de reflexión" en el que cree que deben estar ahora "todos los militantes".

Y a la lista de aspirantes, a la que ya se ha incluido también el crítico Enrique del Olmo, según avanzó a Europa Press, también se podría añadir el nombre de Antonio Miguel Carmona. Según su entorno, el concejal madrileño, uno de los más fervientes 'susanistas' en la última campaña, no descarta presentarse si considera que la candidatura favorita, la de Franco, no cuenta con quienes no estuvieron con él en las últimas primarias. Carmona está así dispuesto a seguir representando la causa del 'susanismo', aunque la pregunta es cuántos integran todavía ese sector. Fuentes de su entorno aseguran que "su 30%" -Susana Díaz recibió el 31,76% de los votos en las primarias del 21 de mayo en esta federación- está "absolutamente intacto".

Sus críticos sostienen que ese aviso no es más que un llamamiento a ser integrado, pero el entorno de Carmona asegura que lo que pretende es "cogestionar en unidad el PSOE de Madrid", porque creen que ese 30% que dicen aglutinar es decisivo en la futura elección.

La carrera podrá estar muy concurrida porque, además, el PSOE de Madrid ha decidido estrenar ya las nuevas normas con las que se dotó el partido en el 39 Congreso federal y que ya han puesto en práctica también los socialistas extremeños. Así, la Secretaría General se decidirá en dos vueltas y para la presentación de candidaturas habrá un mínimo y un máximo de avales, con unas cifras que facilitan que se cumplan los requisitos. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba