El Consejo de Ministros da luz verde a un plan de cultura de seguridad nacional que cuenta con la participación de los 22 ministerios y que coloca a la ciudadanía en el centro del sistema, como actor principal en la promoción de un país seguro y estable. Se trata de un programa que se desarrolla en torno a varias líneas de actuación y que tiene por objetivo hacer frente de una forma cohesionada a las amenazas a las que se enfrenta España en sus diversos ámbitos: desde las más tradicionales hasta las de nuevo cuño, como la desinformación o los ciberataques.

El Departamento de Seguridad Nacional (DSN) es el autor del plan que el Gobierno aprueba este martes. Lo hace en cumplimiento con la Ley 36/2015, redactada en tiempos de Mariano Rajoy, en la que se insta a desarrollar un plan de cultura en estos términos. En concreto, se persigue un compromiso integral por parte del Estado en la seguridad nacional, con una participación activa de la ciudadanía.

Un documento marco que pone al ciudadano en el centro del sistema de seguridad nacional. El objetivo principal se centra en aumentar la concienciación social de la “corresponsabilidad” de todas las personas en medidas de “anticipación, prevención, análisis, reacción, resistencia y recuperación respecto a los desafíos, riesgos y amenazas”, detalla el DSN. Y añade como propósito: “Garantizar y proteger la vida cotidiana y en comunidad de la sociedad española ante cualquier crisis, en el marco de un Estado social y democrático de derecho”.

Los ámbitos de seguridad nacional

Para ello se pretende concienciar a la sociedad de que ya es uno de los principales vectores de injerencias o intentos de desestabilización. El DSN sostiene que las campañas de desinformación o las ciberamenazas dirigidas a los españoles tienen implicaciones directas en la seguridad nacional. También la gestión de catástrofes o la implicación de los ciudadanos en ámbitos de seguridad como la sanidad, las catástrofes o la protección del medio ambiente, entre otros.

El director del Departamento de Seguridad Nacional, el general Miguel Ángel Ballesteros, en el Congreso.

El documento aspira a atender y fomentar las iniciativas que surjan de la sociedad para combatir estos retos. El DSN propone la promoción de contenidos relacionados con la seguridad en los diversos niveles escolares y educativos, así como la creación de foros en los que participen especialistas de varios ámbitos -académicos, científicos o medios de comunicación, entre otros-. Además, se plantea la promoción de contenidos formativos para el personal diplomático, con la intención de proyectar la seguridad nacional en las acciones españolas en el exterior, y la divulgación de contenidos en estos términos.

Participación de los ministerios

En el ámbito de la Administración, el nuevo plan de cultura establece la implicación de los 22 ministerios que actualmente componen el Gobierno. Establece la creación de una herramienta donde cada cartera comparta información y vulnerabilidades en materia de seguridad nacional dentro de su ámbito de actuación.

La redacción del documento cuenta con el apoyo de todos los ministerios de la actual legislatura, del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Secretaría de Estado de Comunicación. También con la colaboración de un grupo de expertos procedentes del ámbito académico, de la comunicación y del sector privado que han aportado sus propuestas.

En el proceso se han tenido en cuenta, además, las consideraciones de los partidos políticos -a través de la Comisión Mixta de Seguridad Nacional- y de las Comunidades Autónomas -en una conferencia sectorial-. El plan se remitió al Consejo de Seguridad el pasado 9 de marzo y se elevó al Consejo de Ministros, que este martes lo ha aprobado de forma definitiva.