Desafío soberanista

El plan diplomático para la Cataluña independiente: 60 embajadas, 800 funcionarios y 145 millones

El exresponsable de Relaciones Internacionales de Convergencia manejó un documento con un plan de expansión en tres fases que incluía delegaciones en el Vaticano, Nueva Delhi o Madrid

El plan fue incautado junto a la documentación de la plataforma Catmon que dirigía Terradellas
El plan fue incautado junto a la documentación de la plataforma Catmon que dirigía Terradellas Clara Rodríguez

Hasta 60 embajadas repartidas por todo el mundo, desde Tel Aviv hasta Nueva Delhi pasando por Madrid o incluso el Vaticano. Un cuerpo consular de 800 funcionarios, oficinas y una inversión cercana a los 145 millones de euros. Ese es el plan de expansión diplomática para la futura Cataluña independiente que manejó el que fuera responsable de Relaciones Internacionales de Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) Víctor Terradellas, persona de la máxima confianza de los expresidentes de la Generalitat, Artur Mas y Carles Puigdemont. 

Vozpópuli ha tenido acceso a este documento de 61 folios incautado por las fuerzas de seguridad en la operación Voloh. Estaba entre la documentación de la Fundación Catmon que dirigía Terradellas. Él y su asociación están en el epicentro de una investigación por subvenciones ilegales que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona. Terradellas ejerció una intensa actividad internacional, incluso una vez dejado el cargo en CDC. En el sumario del caso constan sus comunicaciones con el expresidente huido Puigdemont en el momento álgido del procés y sus gestiones, entre otras, con personalidades cercanas al Kremlin ruso.

El plan de expansión internacional se divide en tres fases. La primera corresponde a los “primeros 5 o 6 años de transición” en los que se contempla la “necesidad de crear 43 embajadas de las cuales algunas compartirán sede y servicios comunes entre bilaterales y multilaterales”. Con esto quiere decir que habría embajadas que prestarían servicios solo en el país en el que se establecieran y otras que tendrían que abarcar varios estados de una zona concreta. Dentro de esa primera expansión, hay al menos seis sedes que tendrían una “estructura muy reducida” a las que se les llamaría simplemente “antenas diplomáticas”.

El documento contempla hasta 60 embajadas entre 10 y 15 años
El documento contempla hasta 60 embajadas entre 10 y 15 años

Estas explicaciones vienen recogidas en un apartado titulado ‘Ejes prioritarios y cronograma de despliegue en el exterior’. Con vistas a un largo plazo, el documento cree necesario considerar “el incremento en el despliegue del Servicio Exterior Europeo (unas 60 embajadas pasados los primeros 10 o 15 años)”. También “la definición de una red de consulados generales en aquellas ciudades consideradas claves desde el punto de vista económico, cultural y científico o con importante presencia de comunidad catalana”. 

Con apoyo de la Generalitat

Para los casos en los que sea necesario contar una infraestructura más profunda, el plan prevé servirse del Departamento de Acción Exterior, dependiente de la Generalitat (actualmente presente en 15 lugares). El proyecto de expansión, sin embargo, no vaticina la reciente resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la que se acordó suspender de forma cautelar la apertura de 'embajadas' del Govern en Argentina, México y Túnez tras estudiar un recurso presentado por el Gobierno de Pedro Sánchez a través de la Abogacía del Estado. 

Según el plan que consta en el sumario, siete de las primeras 20 embajadas podrían recurrir al auxilio de la Generalitat a través de esa especie de hermano mayor. Es el caso de Bruselas, Washington, Nueva York, París, Madrid, Londres y Berlín. Ese primer grupo de embajadas “prioritarias” lo completan Moscú, Pekín, Rabat, Brasilia, Ginebra, Roma, la Santa Sede (antena diplomática), Estrasburgo (como antena diplomática), Estocolmo (para la región nórdica) y Viena (para los países del Este). Las tres últimas de esta veintena inicial responden a “cuestiones de proximidad” y son Lisboa, Andorra la Vella y Argel. 

Una vez consolidada esta expansión, el siguiente paso es abrir otras seis “representaciones diplomáticas” en Buenos Aires, México, Nueva Delhi, Tokio, Tel Aviv, Aman y Varsovia. Los siguientes destinos previstos en el documento son Nairobi, Luxemburgo, La Haya, Dakar, Pretoria, Ankara, Dubai o Doha, Islamabad, Manila y Atenas.  

Extracto del documento en el que define las fases de expansión
Extracto del documento en el que define las fases de expansión

Hay algunos puntos que el informe deja abiertos como qué lugar es más conveniente para establecerse en el Golfo Pérsico. “Tradicionalmente esta se habría localizado en Dubai (Emiratos Árabes Unidos) en tanto que hub (punto de conexión) regional, pero el importante desarrollo que ha experimentado Doha (Catar) en estos últimos años, así como las crecientes relaciones de tipo comercial, deportivo, etc con Cataluña y la existencia de excelentes conexiones aéreas, recomiendan un estudio más cuidadoso del tema antes de una decisión final”, dice el texto. 

Catar y Cataluña

No lo llega citar expresamente, pero en los últimos se ha producido muchos vínculos entre el Gobierno de Catar y representantes del deporte catalán y el movimiento independentista como el exjugador Xavi Hernández o el entrenador Pep Guardiola. Ambos jugaron en Catar y en entrevistas públicas han elogiado el país o han minimizado la ausencia de libertades. Catar también patrocinó al Fútbol Club Barcelona -incluida la camiseta- durante la presidencia de Sandro Rosell. Fue una decisión que generó malestar en el socio culé y que se acabó revocando.

El documento incluye además varios esquemas con el organigrama que deben tener las embajadas de la Cataluña independiente en función de su tamaño. Las de “primer nivel”, por ejemplo, cuentan con “un embajador”, “un jefe de misión”, “un consejero o diplomático junior” y por debajo de ellos funcionarios dedicados a tareas como prensa, delegado cultural, gestión consular...

El informe hace una estimación del coste que tendría el despliegue exterior de Cataluña
El informe hace una estimación del coste que tendría el despliegue exterior de Cataluña

La parte final del documento incluye una estimación del coste económico que tendría la creación de un Ministerio de Exteriores en Cataluña con una sede central en la que trabajasen en torno a 400 personas y un cuerpo diplomático con decenas de embajadas. Solo el gasto en personal de la sede central ascendería a 26 millones de euros tomando como referencia de la tabla retributiva de los funcionarios de la Generalitat.

El coste total del proyecto -incluyendo una sede central en Cataluña- asciende 145.707.537,88 euros con un total de personal de 798 trabajadores y 43 embajadas. El informe incautado por las fuerzas de seguridad se compara con el presupuesto del Ministerio de Exteriores del Gobierno de España (862 millones) y destaca que el de una futura Cataluña independiente sería un 13 por ciento más barato.   

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba