Pilar Alegría ha sido la elegida para sustituir a Isabel Celaá al frente del Ministerio de Educación. El presidente Pedro Sánchez ha dado a conocer este y otros cambios en el Gobierno, no exentos de polémica precisamente por su trayectoria. En el caso de la nueva ministra de Educación, las críticas se basan en que Alegría lleva a su hijo en un colegio privado y además existen dudas sobre su experiencia profesional.

La recién nombrada ministra de Educación es madre de un único hijo que está escolarizado en un centro privado, según ha podido saber Vozpópuli. En concreto, se trata del Liceo Francés Molière de Zaragoza, una conocida escuela internacional que emplea el bilingüismo y en la que según las fuentes de este diario se educa el pequeño de Alegría.

Alegría se asemeja así a Isabel Celaá, pues la ya exministra de Educación que llevó a sus hijas a un colegio concertado -gestión privada con financiación pública-, religioso y segregado, un hecho por el que fue criticada cuando estaba en el cargo.

Sin rastro de que haya trabajado como profesora

El nombramiento de Pilar Alegría también está en cuestión por su trayectoria profesional. Si bien el currículum de la ministra recoge que es diplomada en Magisterio y cuenta con un Máster Universitario en Estudios Avanzados en Educación Social por la Universidad Complutense, no hay rastro de que haya ejercido como profesora antes de dar su salto definitivo a la política, tal y como ha destacado el dirigente de IU, Antonio Maíllo.

El primer cargo de representación pública al que accedió Alegría fue el de diputada por Zaragoza en el Congreso entre 2008 y 2015. Además, desde 2008 hasta 2012 fue miembro de la Ejecutiva Federal socialista.

Tras su etapa como congresista, en 2015 pasó a ser consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, cargo que ostentó hasta 2019. Desde julio de ese año y hasta febrero de 2020 fue portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, puesto que abandonó para al ser nombrada delegada del Gobierno en Aragón, desde donde ha dado su salto definitivo a la política nacional en calidad de ministra.

Portavoz de Susana Díaz en las primarias de 2017

Mujer de partido, Pilar Alegría, muy vinculada a Carme Chacón, también es conocida por haber ejercido de portavoz de Susana Díaz en las primarias de 2017 en las que Pedro Sánchez se hizo definitivamente con la Secretaría General del PSOE. También apoyó en 2014 a Eduardo Madina, que perdió ante Sánchez.

Susana Díaz junto a Pilar Alegría, que fue su portavoz en las primarias socialistas de 2017. Efe

Próxima a Javier Lambán, la relación de Alegría con el presidente aragonés se enfrió tras las elecciones municipales por un supuesto desencuentro relacionado con la lista en Zaragoza y finalmente Pedro Sánchez la acercó a sus filas con su designación como delegada del Gobierno en esta comunidad autónoma.