"Yo no he escuchado a ninguno de los líderes del Govern actual hablar de la vía unilateral". Así ha argumentado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que un posible referéndum de independencia en Cataluña no es una posibilidad y que "agravaría más la fractura". Según el socialista, "no hay ninguna Constitución" de los países que rodean España "que reconozca el fragmento de la nación".

Sánchez ha vuelto a reiterar que no hay ninguna posibilidad de que se celebre una consulta sobre si Cataluña debe o no salir de España. Tan solo un día después de asegurar que esto no ocurrirá "nunca jamás" porque "el PSOE no aceptará" una reforma de la Constitución, ha insistido en una entrevista en 'La Sexta' en que "un referéndum uniría un día, pero luego agravaría aún más la fractura".

"Somos muy claros desde el Ejecutivo, si vivimos juntos, decidimos juntos. El derecho de autodeterminación no existe ni en un encaje constitucional ni tampoco político", ha añadido para aseverar que un acto así "provocaría el socavamiento de la convivencia".

El jefe del Ejecutivo ha criticado que se asegure que hay una "mala calidad de la democracia española" y a quienes "no la reconocen". "Si llevamos al absurdo ese razonamiento de los líderes independentistas, tampoco existe la alemana ni estadounidense. No hay ninguna Constitución que reconozca el fragmento de la nación", ha continuado.

En relación a su negativa previa a los indultos a los líderes del 'procés', ha defendido que cuando ocurrieron los hechos del 1-O, "se vieron imágenes de una Barcelona incendiada". "Hoy tenemos una situación completamente distinta, se me podrá criticar, pero siempre he defendido la convivencia y su construcción", ha dicho.

Ha garantizado que si los independentistas vuelven a protagonizar los mismos actos que les llevaron a prisión, se les aplicará de nuevo la ley.

"Hubo un tiempo en el que lo necesario era defender la resolución y aplicar esa medida", ha asegurado para añadir que "ahora la sociedad catalana pide al conjunto de la sociedad española" convivencia y reencuentro. "Voten a independentistas o no independentistas, quieren superar la crisis iniciada en 2017", ha espetado.

Ahora, pese a haberse aprobado la medida de gracia, ha garantizado que si los independentistas vuelven a protagonizar los mismos actos que les llevaron a prisión, se les aplicará de nuevo la ley.

Ha pedido, en este sentido, diferenciar las palabras de los hechos, ya que los dirigentes soberanistas pueden seguir pidiendo la autodeterminación pero no están cometiendo ninguna ilegalidad por exponer sus ideas.

Sánchez acusa a la oposición de revanchista

Ha insistido en lo defendido este miércoles ante el Congreso de los Diputados y ha cargado contra la oposición acusando a la "derecha y la ultraderecha" de crear sentimiento de "revancha".

Además, ha afirmado que "la fórmula del PP fracasó por la ausencia total de proyecto político para España". La oposición "considera el tema catalán una cuestión de política y no de Estado".