El presidente de la asociación 'La España que reúne' y exdirigente socialista, Nicolás Redondo Terreros, ha considerado hoy "inadmisible" la propuesta de Miquel Iceta de abordar la reforma de la Constitución en la Mesa de Diálogo con Cataluña. Además, ha cargado contra los indultos por entender que han "envalentonado" a los independentistas catalanes al mismo tiempo que han dividido a los españoles.

En una entrevista en Telemadrid, el exdirigente socialista ha insistido en que es "inadmisible" la declaración del ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, quien defendió llevar la reforma de la Constitución a la mesa de diálogo entre Cataluña y el Gobierno.

"Eso es imposible. La reforma de la Constitución se hace en el Congreso y en el Senado y tenemos que decidir todos los españoles. Y eso no tiene ninguna discusión", ha apostillado el exidirgente socialista.

Nicolás Redondo también ha criticado que los indultos no sean "fruto de una negociación" al mismo tiempo que ha asegurado que ha sido un "error" conceder la medida de gracia "de esta manera".

A pesar de ello, Redondo ha señalado que era "engorroso" para España tener a políticos presos y ha trasladado que la crisis en Cataluña se podría haber "impedido" si el Gobierno anterior hubiera actuado. "Confundimos estado autoritario con estado con autoridad", ha destacado.

"Absolutamente tajante" con los críticos a la democracia

Preguntado por la ley húngara que prohíbe las charlas sobre sexualidad en los colegios y la difusión en televisión de contenidos sobre el colectivo LGTBIQ, Redondo ha defendido que si Hungría mantiene la ley, el país debería ser expulsado de la Unión Europea.

Con todo, el exdirigente socialista ha explicado que los populismos y nacionalismos han vuelto a Europa donde ha avisado que son el "mayor peligro" de la democracia representativa.

En este contexto, Redondo ha señalado que la UE debe ser "absolutamente tajante" con los "críticos" de la democracia al mismo tiempo que ha elogiado las actuaciones "inflexibles" de los jefes de Estado de Luxemburgo, Francia y Holanda.

Así, Redondo ha trasladado que, a su juicio, las democracias representativas tienen "más miedo" a tomar decisiones que a sus "enemigos". "No hay que tener miedo a tomar decisiones", ha zanjado.