Movimiento Feminista de Madrid asegura que se va a "reinventar" para celebrar este lunes el 8-M. Así, habrá manifestaciones en Madrid por el Día Internacional de la Mujer pese a que la Delegación de Gobierno en la Comunidad haya prohibido los actos y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) rechazara los recursos a esta cuestión. "Mañana habrá muchas mujeres por la calle cantando y repitiendo consignas feministas", ha asegurado la activista de la organización Loreto de la Carrera.

Esta entidad ha celebrado este domingo, día en el que las concentraciones ya están prohibidas, un acto en el que han reclamado una ley abolicionista de la prostitución. Esta acción ya estaba en su agenda por el 8M antes de que Delegación de Gobierno se pronunciara.

Tal y como ha explicado De la Carrera, su estrategia es realizar actos en Madrid con menos de 20 personas, que es la cifra a partir de la cual se considera una concentración. Y esta situación es una de sus opciones para reivindicarse este lunes. "Mañana nos vamos a reinventar como siempre, ocupando los espacios públicos", ha declarado.

La activista aseguró que las mujeres del Movimiento Feminista de Madrid están "indignadas" y consideran que es "una injusticia" la resolución distada por el TSJM a los recursos presentados.

Es una decisión que "no se ajusta a derecho", ha señalado la abogada de la entidad, Rosario Carracedo, que ha criticado que tanto el Delegado de Gobierno como el Tribunal traten "de idéntica manera" todas las peticiones de convocatoria formuladas para ese día, por distintas organizaciones y grupos.

Carrecedo explica que, frente a las 60.000 personas movilizadas de las que habló el representante del Ejecutivo en Madrid, José Manuel Franco, las cifras que se recogían en sus propios expedientes determinaban que habría unas 38.000 repartidas por toda la ciudad. Además, ha criticado, 24.000 de ellas corresponden a unas concentraciones convocadas por "la pseudo asociación de víctimas de Covid promocionada por Vox".

La abogada lamenta que se valora de la misma forma las convocatorias feministas y esta cuyo fin era "reventar la manifestación y los derechos de las mujeres". Tal y como ha señalado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la covid como pandemia el 11 de marzo, así que cree que ese sería el día para que esa organización se manifestase, no el 8M.

De este modo, explica Carrecedo, las feministas que iban a salir a la calle "en puntos geográficos diferenciados y separados" de la capital sumaban en torno a las 14.000, una cifra que ve "razonable" en época de pandemia.

"Pensamos que se ha limitado un derecho fundamental, el de reunión, sin atender a criterios de proporcionalidad y singularidad que cada una de las peticiones a comportado", ha insistido la abogada de Movimiento Feminista de Madrid.

En el caso del acto que la entidad a la que representa tenía previsto para el 8M, explica, tenía un "aforo limitado" y el espacio estaba "acotado", por lo que, explica, "cumplía con los requisitos de seguridad" reclamados por las autoridades. De hecho, Carrecedo explica que en la reunión que mantuvieron con Delegación de Gobierno el 18 de febrero, se les restringió su idea inicial. "Lo acatamos", ha apuntado.

Carracedo cree que el Delegado de Gobierno ha "sacrificado los derechos fundamentales" para "no sufrir consecuencias políticas".