Paradores, la marca con mayor reputación de España en 2020 y la hotelera líder a nivel mundial en esta categoría, según Brand Finance, es una de las opciones turísticas más demandadas cada verano.

Su modelo combina emplazamientos de un alto valor histórico-artístico con la conservación de algunos monumentos entre los que se incluyen 45 monumentos que son considerados Bienes de Interés Cultural, y una colección de unas 9.000 obras artísticas.

Conventos, palacios, antiguos hospitales para peregrinos y hasta fortalezas y castillos medievales albergan a los que muchos usuarios consideran los mejores hoteles de España.

5º Parador de Alarcón (Cuenca)

A menos de dos horas de Madrid, se encuentra el quinto parador mejor valorado por los propios clientes. Con una media de 9,5 puntos sobre 10, este paraje, protagonista de episodios durante la Reconquista, albergó una fortaleza árabe y desde el año 1184 del bando cristiano.

Su posición geográfica le convirtió en un punto extremadamente valorado por los reinos de Castilla y Aragón. Situado sobre un promontorio sobre el río Júcar, la fortaleza ofrece hoy unas vistas espectaculares, y da la posibilidad a sus visitantes de poder realizar senderismo al lado del embalse.

4º Parador de Santiago de Compostela

De ver un entorno natural de ensueño a poder contemplar la fachada del Obradoiro de la catedral de Santiago de Compostela. El parador de la capital gallega, conocido como Hostal dos Reis Católicos, es considerado el hotel más antiguo del mundo.

El camino de Santiago que cada año atrae a miles de peregrinos es el origen del edificio, que nació en el año 1499 como Hospital Real para albergar a los caminantes que se dirigían a visitar al apóstol.

3º Parador de Plasencia

La medalla de bronce para los usuarios de la web de Paradores recae en el parador de Plasencia (Cáceres), que obtiene una nota media de 9,6. Ubicado en el convento de Santo Domingo, del siglo XV, el hotel dispone de una localización idónea en plano casco histórico.

El establecimiento es una joya arquitectónica que fue construido por los duques de Plasencia a finales del siglo XV. Fue sede de la primera escuela universitaria de la ciudad y además exhibe restos de una antigua sinagoga donde se encontró el puntero con el que el rabino leía la Torá.

Junto a su tranquilo claustro de estilo gótico, destaca la escalera volada, del siglo XVI, que da paso a las habitaciones de una de las alas y una pequeña maravilla, un bar de noche situado en lo que fueran las bodegas de los monjes.

2º Parador de León

Uno de los atractivos de la capital leonesa es el convento de San Marcos, sede del parador y una de las joyas del Renacimiento español.

Su fachada plateresca contiene representaciones de personajes como Hércules, Príamo, Héctor, Alejandro Magno, Aníbal, Julio César, Trajano, Judith, Lucrecia, Isabel la Católica, Carlomagno, Bernardo del Carpio, el Cid, Fernando el Católico, Carlos I y Felipe II.

Sede de la Orden de Santiago en 1152, nació como un convento para peregrinos fundado en el siglo XII frente a un hospital en la actual plaza, a la orilla del río Bernesga. Como curiosidad, entre 1639 y 1643, Francisco de Quevedo estuvo preso en este edificio. 

1º Parador de Santo Estevo

Por último, con una puntuación de 9,8, la medalla de oro según los usuarios de paradores se va hasta el Monasterio de Santo Estevo en Orense. Situado en una inmensa arboleda en medio de un valle, el monasterio tiene sus orígenes entre los siglos VI y VII.

El edificio fue declarado Monumento Histórico Artístico en el año 1923, y destacan sus tres claustros en los que se pueden apreciar el paso del tiempo y de los diferentes estilos artísticos: románico, gótico y renacentista.

Una de las escapadas preferidas por los visitantes es el viaje en catamarán para recorrer los ríos Sil y Miño.

Parador de Santo Estevo (Orense) / EFE