En plena polémica por la 'ley trans' impulsada por el Ministerio de Igualdad que lidera Irene Montero, el colectivo transexual suma una nueva inquietud: la falta de suministro de uno de los medicamentos hormonales más recetados en las terapias hormonales. Se trata de Climen, unos comprimidos recubiertos comercializados por la farmacéutica Bayer y que cuentan con financiación de la Seguridad Social.

Según ha podido comprobar Vozpópuli, el desabastecimiento de este producto ha sido comunicado por el Centro de Información online de Medicamentos de la AEMPS (CIMA) y se extiende al grueso de las farmacias españolas. El problema de provisión comenzó el 15 de enero de este año y se estima que finalice, mínimo, el próximo 31 de enero de 2022. La causa alegada por el Titular de Autorización de Comercialización del medicamento (TAC) -Bayer- es que tiene limitada capacidad de fabricación de los principios activos que componen el medicamento.

"En el problema de suministro recogido en CIMA se indica que el médico prescriptor deberá valorar la posibilidad de emplear otros tratamientos comercializados. Las indicaciones de Climen recogidas en ficha técnica son 'terapia hormonal sustitutiva (THS) en trastornos climatéricos, síntomas por déficit debidos a la menopausia natural o provocada quirúrgicamente en mujeres con útero intacto' y 'prevención de osteoporosis en mujeres postmenopáusicas con riesgo elevado de fracturas, que no toleran o en las que están contraindicadas otras alternativas terapéuticas autorizadas para la prevención de osteoporosis'", explican fuentes del Ministerio de Sanidad a este diario.

Y añaden que, ante la situación de desabastecimiento, existen otros medicamentos con las mismas indicaciones, aunque no con la misma composición.

Efectos del desabastecimiento

Desde el Consejo Oficial de Colegios Farmacéuticos señalan que la información oficial del CIMA "ya se empieza a notar en las farmacias" que, a su vez, informan al Centro de Información sobre el Suministro de Medicamentos (CISMED). "Están reportando incidencias con este medicamento. En la información facilitada por la AEMPS se indica que en este caso el médico prescriptor deberá valorar otros tratamientos comercializados, entre las alternativas que existen con la misma indicación", indican.

Padecemos desabastecimiento de medicamentos constantemente. Ahora, en mitad de una pandemia, tenemos que pedir cita con los endocrinos para cambiar los tratamientos"

El colectivo transexual no puede acceder a este medicamento, por lo que los endocrinos se están viendo obligados a sustituir Climen por otros productos. "Las personas transexuales padecen desabastecimiento de medicamentos hormonales constantemente. Ahora, en mitad de una pandemia, nos vemos abocados a pedir cita con los endocrinos para que nos modifiquen los tratamientos. Pero es que muchas de esas citas no se producirán hasta dentro de seis meses", lamentan desde la asociación Hasta el coño de lo trans: crónica de una batalla cultural en curso.

"Los efectos de cortar un tratamiento hormonal en seco son varios. Primero, se produce un desajuste hormonal que podría comprarse con una menopausia llevada al extremo. A nivel psicológico, padecemos ansiedad ante tanta incertidumbre. Las personas sometidas a cirugías necesitan hormonas. Las tienen que usar", sostienen desde la entidad.

Bayer lamenta los "inconvenientes"

La farmacéutica Bayer, fabricante de Climen, confirma a Vozpópuli "que existe una alteración del suministro de sus productos hormonales causada por las limitaciones de capacidad en la red mundial de suministro de productos hormonales" de la compañía.

"Debido a la naturaleza específica de las formulaciones y galénica de productos hormonales, no es factible aumentar la producción o mover volúmenes significativos a otros centros", apuntan. "Bayer lamenta los inconvenientes causados por esta situación. Estamos haciendo todo lo posible para limitar el impacto en nuestros stakeholders y asegurar el reabastecimiento rápidamente", añaden.

La empresa asegura estar "comprometida con la salud de la mujer". "Las mujeres que estén preocupadas o que puedan verse afectadas deben comunicarse con un profesional de la salud para identificar productos alternativos y opciones de tratamiento disponibles en el mercado", aconseja.

De los parches Evopad a Climen

Las asociaciones trans recuerdan que no es la primera vez que ocurre. "Climen no era el medicamento más aconsejado debido a los efectos secundarios que produce, cuando comenzó a faltar Evopad [parches transdérmicos de estradiol] se recurrió a esas pastillas. Entran por la Seguridad Social y, aunque hay alternativas, muchas de ellas son muy caras, no están financiadas, y muchas personas no tienen dinero para pagarlas", denuncian fuentes de Euforia Familias Trans Aliadas.

En 2016, la retirada de los medicamentos Testex y Meriestra derivó en un gran malestar y fue denunciada por la Plataforma por los Derechos Trans. "Nos hemos reunido con la Agencia Española del Medicamento, y hemos llevado a endocrinos para que expliquen lo que implica el desabastecimiento de ciertos fármacos... No podemos seguir así y menos en medio de una pandemia", consideran en Euforia.