A día de hoy nadie duda de que Isabel Díaz Ayuso ganará con claridad en las elecciones que tendrán lugar en la Comunidad de Madrid este próximo 4 de mayo. Más en duda está si los números le darán para volver (el CIS publicado este mismo jueves le otorga esa posibilidad, pero con condicionantes). Dicho esto, en ese barómetro podemos observar un dato que será fundamental el 4-M: uno de cada cinco madrileños aún no sabe a qué partido va a votar.

En concreto, el dato de indecisos (el "no sabe todavía") asciende hasta el 19,6%. En porcentaje de voto directo sólo es superado por el PP, que lograría el apoyo del 27% del electorado. Por debajo de ese número de personas que no saben qué van a votar quedan el PSOE (14,1%), Más Madrid (10,2%), Unidas Podemos (6,6%), Vox (5,3%) y Ciudadanos (1,2%). Hay que recordar que ese porcentaje de voto directo no es la intención de voto, ya que aquí se incluyen los votos nulos (0,3%), las abstenciones (3,2%), los no sabe todavía y los no contesta (11%).

De esta forma, e inmersos en plena campaña electoral, los partidos tienen aún algunos días para atraer a sus filas al millón de madrileños (el 19,6% de 5.112.658, que es el censo electoral para el 4-M) que actualmente no saben qué votarán en dichos comicios.

La izquierda sube

El CIS recorta la victoria de la candidata del PP en Madrid que ganaría las elecciones del 4 de mayo con un 36,7% de los votos (en estimación de voto) y entre 54 y 56 escaños, en tanto que concede una subida a Vox que llegaría hasta los 13 escaños, justo al límite de la mayoría absoluta fijada en 69 diputados.

La última encuesta "flash" del Centro de Investigaciones Sociológicas, elaborada los pasados 19 y 20 de abril, desinfla las expectativas del PP con respecto al sondeo del pasado mes de marzo, al pasar de 59 escaños a una horquilla de entre 54 y 56, en tanto que el PSOE también vería mermada su representación, de 38 escaños a un máximo de 36.

Más Madrid y Unidas Podemos sí aumentarían su representación, ya que la formación de Mónica García escalaría hasta un máximo de 24 diputados, y la de Pablo Iglesias hasta 13, en tanto que Ciudadanos se quedaría fuera de la Asamblea, con un 4,6 por ciento en estimación de voto, por debajo del 5 por ciento mínimo para tener representación.