Sucesos

La politización de la granada de Hortaleza provoca una ola de bulos y desmentidos

El ministro Marlaska apuntó al discurso xenófobo de Vox cuando sus agentes aún no tenían una hipótesis sobre la autoría

Vecinos de Hortaleza piden trasladar los centros para menas fuera de Madrid
Vecinos de Hortaleza piden trasladar los centros para menas fuera de Madrid

Apenas se sabía que la Policía Nacional había desactivado una granada arrojada al centro de menores de Hortaleza cuando una ola de comentarios inundó el suceso con todo tipo de especulaciones sobre su autoría. Vecinos, personas ajenas e incluso autoridades corrieron a politizar los hechos. Entre ellos, el propio ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, quien apuntó al discurso de Vox cuando sus agentes aún no barajaban ninguna hipótesis fiable sobre los responsables.

Ni un magrebí, ni la llamada anunciando la llegada de una nueva España, ni un militar del ejército español... al menos de momento. La consecución de bulos o errores no intencionados fueron amplificados en las redes sociales. Provocaron una cadena de desmentidos durante toda la jornada en el marco de una investigación que sigue su curso bajo la tutela de la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Madrid. 

Pasadas las 8 de la mañana una llamada avisó al 091 del hallazgo de un artefacto sospechoso en el recinto del Centro de Primera Acogida de Hortaleza, ubicado en la calle de Valdetorres de Jarama. La presencia de menores no acompañados (MENAS) inmigrantes en sus instalaciones ha provocado un conflicto vecinal en el barrio por los vecinos que protestan por un aumento de la inseguridad.

El partido político Vox ha hecho bandera de esta causa y en campaña celebraron varios actos. En mayo, el dirigente del partido Javier Ortega Smith acudió como candidato a alcalde a denunciar la situación por culpa del centro. El líder de la formación, Santiago Abascal, lo llevó al último debate electoral: “Yo vivo en un barrio popular de Madrid, Hortaleza, y cada vez que salgo a la calle, y ahí hay un centro de menas, me encuentro con mujeres que me vienen a contar que los policías les dicen que no salgan con joyas a la calle; con madres preocupadas porque sus hijas llegan por la noche y tienen miedo de ser asaltadas".

Los datos desmienten a Abascal

Los datos desmienten el tono de esta formación respecto a este lugar. De los 24 distritos de Madrid -sin contar la zona Centro- hay diez que presentan índices más altos que Hortaleza en delitos relacionados con las personas. El barrio de Abascal es junto a Retiro el que menos delitos contra el patrimonio registró en octubre, según datos oficiales de la Policía Municipal. Hubo cuatro intervenciones por tenencia de armas, las mismas o menos que otros seis distritos.  

A las 12.50 horas Vozpópuliadelantó la información de la desactivación del artefacto, una granada con poca carga que alguien había arrojado al patio del centro en una bolsa en la que había metralla. Eldiario.es aportaba algún detalle extra sobre el artefacto como que no tenía espoleta y por tanto no podía estallar.

Reacción del Gobierno

Solo cuatro horas después, Grande-Marlaska aseguró ante los medios que este hecho "evidencia lo preocupante que son los discursos de odio". A su entender, esos discursos “llamando a la xenofobia o a la discriminación muchas veces son la antesala de hechos más graves".

En términos similares se expresó antes que el ministro la portavoz del Gobierno, Isabel Celaa desde la rueda de prensa del Consejo de Ministros: "No me consta si ha habido una vinculación exacta, rigurosa, en relación al lanzamiento de la granada. El Gobierno no sabe quién lanzó la granada, lo que sí sabemos y pudimos oír fueron las manifestaciones realizadas por representantes del partido político Vox en relación a los 'menas' y las palabras al final se interiorizan e intoxican conciencias ajenas".

Para entonces, ya había circulado una versión alternativa que apuntaba a un magrebí como autor del lanzamiento, o un exresidente en el centro que buscaba saldar rencillas personales. Hubo quien relacionó incluso el artefacto con una de las granadas de entrenamiento que usa el Ejército, extremo desmentido por el Ministerio de Defensa. Ni siquiera coinciden en el color. 

Lo cierto es que ninguna de estas hipótesis estaba confirmada por los investigadores. Este periódico se puso en contacto con fuentes policiales al tanto de la investigación. Tras tomar declaración a empleados del centro, la Policía no tenía a última hora de la noche ninguna hipótesis fiable sobre el autor.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba