La elección por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por una amplia mayoría de seis nuevos magistrados para puestos claves del Tribunal Supremo ha trastocado los planes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Este hecho, ocurrido este miércoles, pudo llevarse a cabo porque la mayoría de los vocales progresistas --supuestamente cercanos al PSOE-- votaron a favor de esos nombramientos.

Ahora, y en este escenario, el Ejecutivo estudia cambiar la ley para renovar el Poder Judicial sin la necesidad de tener que acordarla con el PP, tal y como adelanta El País. Ahora son necesarios dos tercios de los diputados del Congreso para poder llevar a cabo esa renovación.

Así, desde el Gobierno se plantea una alternativa: cambiar la ley (se necesita simplemente la mayoría absoluta de la Cámara Baja) para que una mayoría simple pueda renovar el CGPJ. Además, en la propuesta, capitaneada por Unida Podemos, se propone el cese de los vocales y el presidente del Consejo en el momento que se cumplan los cinco años de su mandato. Esto sería de carácter retroactivo, por lo que el actual presidente del Poder Judicial, Carlos Lesmes, habría dejado de serlo hace dos años.

Dudas en parte del PSOE

Desde las filas socialistas se entiende que antes habría que intentar agotar la vía de la negociación con el PP. Pero no sólo del CGPJ, también la renovación del Tribunal Constitucional, la de la cúpula de RTVE y el Defensor del Pueblo. Por lo que el cambio en la ley se podría llegar a hacer si Pablo Casado no acepta ningún posible acuerdo con el Gobierno.