El expresidente del Gobierno Felipe González ha asegurado este jueves, al ser preguntado sobre las polémicas declaraciones del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, sobre la "normalidad democrática", que "cuando se mete la pata, lo mas oportuno es sacarla pronto", si bien ha reconocido que él no quiere "que la saque".

González se ha pronunciado así, en declaraciones a los medios de comunicación, tras participar en el Euroforo Vocento 'Europa, Europa. Ser o no ser', tras ser preguntado por las palabras del líder de Unidas Podemos, cuestionando que en España no hay "plena normalidad democrática", y que han llevado a casi todos los miembros del ala socialista del Gobierno a salir a defender la calidad de la democracia española.

"En política, cuando se mete la pata, que todos la metemos, lo mas oportuno es sacarla pronto, y yo no quiero que la saque", ha ironizado el expresidente, quien ya se ha mostrado crítico con Iglesias y su formación en numerosas ocasiones.

Opinar, un "deporte de riesgo"

·El exdirigente socialista también ha apuntado que opinar con libertad se ha convertido en "un deporte de alto riesgo" al ser preguntado sobre qué recomendaciones haría al Gobierno actual de cara a usar los fondos europeos para la recuperación post pandemia.

"No me atrevo a aconsejar a nadie, quién soy yo para consejar", ha replicado González durante su participación en el EUROFORO Vocento Next Generation EU. "En todo caso, me atrevo a ejercitar esta especie de deporte de alto riesgo que es opinar con liberttad, pero eso no es aconsejar", ha subrayado.

El expresidente ha celebrado el paso "sorprendentemente bueno" que ha dado ahora la UE con el fondo de recuperación en comparación con la crisis de 2008 y ha advertido de que aún así "puede que no sea suficiente" aunque abre muchas expectativas y "nos exigirá más esfuerzos a todos y entre todos".

Asimismo, ha recalcado que "España es parte del problema, de la solución y del desafío" y ha subrayado que "es una gran oportunidad" tanto para España como para Europa de reformar el aparato productivo.

También ha defendido la necesidad de reformar las políticas de empleo y de dejar claro que "todavía vamos a perder más empleo porque la crisis no ha acabado" y porque la digitalización prevista también supondrá una reducción de empleo.

"Esto hay que advertirlo para preparar a las generaciones actuales", ha sostenido, incidiendo en que esto no quita que se pueda crear otros empleos. Así, ha puesto el ejemplo de apostar por un mejor aislamiento y rendimiento climático de viviendas y edificios públicos, debido a su enorme contribución a la contaminación. "Si se hiciera ese plan no menos de 450.000 personas tendrían empleo en los próximos años", ha precisado.

Aún estamos "a la cola del dragón"

Por otra parte, ha hecho referencia a la pandemia, subrayando que actualmente "la mayor certidumbre es la incertidumbre" y que aún estamos "pasando la cola del dragón".

Aunque la vacuna y los fondos de recuperación puedan generar esperanza, ha llamado a no caer en la complacencia puesto que aún hay un estado de alarma en vigor y "estamos pensando que esto está acabándose porque hemos bajado de 700" casos por cada 100.000 cuando el objetivo es que para mayo haya 25 por cada 100.000. "Por favor, por favor, por favor, atención", ha pedido, apostando por decir la verdad a los ciudadanos.

En este sentido, ha defendido la necesidad de "reforzar nuestro sistema sanitario pero ya y para siempre" y también la solidaridad con las vacunas. "Podemos llegar a acumular cinco o seis vacunas por habitante europeo" mientras que "en África, con 1.300 millones, oyen hablar de un rumor lejano de una vacuna", ha denunciado.

González ha comparado la situación con la Guerra Fría: "Con 100 bombas nucleares tenemos suficiente para destruir el planeta pero es mejor tener 5.000 por si acaso hay que destruirlo 20 veces".