España

Felipe VI evita mencionar a Juan Carlos I en su defensa de la ética y moralidad

El jefe del Estado subraya que estos principios obligan "a todos sin excepciones" y que están "por encima de cualquier consideración", sean de la naturaleza que sean, y afecten a personas o familiares próximos

Felipe VI evita mencionar a Juan Carlos I en su defensa de la ética y moralidad
Felipe VI evita mencionar a Juan Carlos I en su defensa de la ética y moralidad Europa Press

Felipe VI no ha querido mencionar expresamente a su padre, Juan Carlos I, en su discurso ante los españoles que ha durado 13:30 minutos. En realidad, lo ha hecho por alusiones, como hizo su padre en 2011 con Iñaki Urdangarín a las pocas semanas de que estallase el 'caso Noos', cuando ha realizado una encendida defensa de la ética y la moralidad tanto en la esfera pública como privada.

El jefe del Estado ha dejado para el final la parte más esperada de su mensaje de Navidad. Tras exponer la difícil situación por la que pasa el país debido al coronavirus, el Rey ha querido reafirmar el "sistema de convivencia democrática" que tiene España desde la Transición y dejar claro que, en un tiempo en el que la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales "provocan tanta incertidumbre", la Constitución "garantiza nuestro modo de entender la vida, nuestra visión de la sociedad y del ser humano; de su dignidad, de sus derechos y libertades".

En ese punto, Felipe VI ha hecho hincapié en que se debe "de respetar" la Carta Magna ya que es "el fundamento de nuestra convivencia social y política", al tiempo que representa "un éxito de y para la democracia y la libertad" en la historia de España.

"No olvidemos que los avances y el progreso conseguidos en democracia son el resultado del reencuentro y el pacto entre los españoles después de un largo período de enfrentamientos y divisiones", ha reiterado ante aquellos que ponen en cuestión el régimen político surgido de la dictadura.

"Son el resultado de querer mirar juntos hacia el futuro, unidos en los valores democráticos; unidos en un espíritu siempre integrador, en el respeto de la pluralidad y a las diferencias, y en la capacidad de dialogar y alcanzar acuerdos. Son principios que no pierden nunca vigencia por el paso de los años", ha enfatizado.

Los principios morales y éticos

Tras ello, el Rey ha recordado que junto a los principios democráticos y el cumplimiento de las leyes que existen en el sistema político actual, también es necesario "preservar los valores éticos que están en las raíces de nuestra sociedad".

El monarca ha subrayado que en su discurso de junio de 2014, con motivo de su proclamación ante las Cortes Generales, ya se refirió "a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman de nuestras conductas", en referencia a los servidores públicos.

Unos principios que, en su opinión, "nos obligan a todos sin excepciones; y que están por encima de cualquier consideración, de la naturaleza que sea, incluso de las personales o familiares". Una clara alusión a las noticias de los últimos meses sobre el rey emérito.

Felipe VI ha insistido en que este listón que se ha puesto sobre la ética y moralidad está "en coherencia" con sus propias convicciones, "con la forma de entender mis responsabilidades como jefe del Estado y con el espíritu renovador que inspira mi reinado desde el primer día".

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba